En­cuen­tro Cru­za­mos la puer­ta entre el mun­do hu­mano y es­pi­ri­tual de Ja­pón pa­ra co­no­cer más de su re­li­gión

Diario El Heraldo - - Siempre -

la his­to­ria; un con­tac­to con la es­pi­ri­tua­li­dad ori­gi­nal.

Com­pren­der la re­li­gión de Ja­pón es un po­co com­ple­jo pa­ra no­so­tros los la­ti­nos, cria­dos ge­ne­ral­men­te ba­jo la vi­sión del cris­tia­nias­mo pa­ra creer y prac­ti­car una so­la doc­tri­na; y el su­pues­to con­cep­to inequí­vo­co de un so­lo dios.

Sin em­bar­go, la vi­si­ta a los san­tua­rios ja­po­ne­ses nos per­mi­ti­rá asi­mi­lar, al me­nos, al­gu­nos rin­co­nes de ese mun­do de los ocho mi­llo­nes de dio­ses que se ilu­mi­na a la vez con la fi­lo­so­fía de Bu­da.

Unas 100 mi­llo­nes de per­so­nas pro­fe­san el sin­toís­mo en Ja­pón. En la tie­rra sa­gra­da

Des­de lar­go se di­vi­sa un gran por­tal de grue­sas co­lum­nas cu­bier­tas de ro­jo vi­vo con tono anaran­ja­do (ber­me­llón) flo­tan­do en el apa­ci­ble mar. Se le co­no­ce co­mo Oto­rii, una puer­ta de en­tra­da que sim­bo­li­za el pa­so del mun­do te­rre­nal al es­pi­ri­tual.

Una pa­go­da en el an­ti­guo To­kio. Es­tas es­truc­tu­ras en to­rre son usa­das co­mo tum­bas o lu­ga­res de ado­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.