Sa­lud El pa­ra­dig­ma de la le­che

Diario El Heraldo - - Opinión -

con la le­che o los de­ri­va­dos de es­ta, en una com­pe­ten­cia des­leal ha­cia el sec­tor de la le­che, la ver­da­de­ra.

La le­che siem­pre ha es­ta­do pre­sen­te en mu­chas so­cie­da­des y cul­tu­ras del mun­do por mi­les de años. Los re­gis­tros ge­né­ti­cos es­ta­ble­cen que en re­gio­nes del nor­te y el es­te de Eu­ro­pa, Áfri­ca y Amé­ri­ca, los hu­ma­nos a tra­vés del tiem­po he­mos desa­rro­lla­do una en­zi­ma lla­ma­da lac­ta­sa, que es la que ayu­da a di­ge­rir­la. Otras so­cie­da­des an­ces­tra­les, in­clu­yen­do al­gu­nas co­mu­ni­da­des asiá­ti­cas, no la te­nían en su die­ta por lo que para es­tos gru­pos ét­ni­cos es más di­fí­cil de di­ge­rir ya que no pro­du­cen es­ta en­zi­ma en las can­ti­da­des ne­ce­sa­rias. Los re­gis­tros zooar­queo­ló­gi­cos es­ta­ble­cen que he­mos cria­do ga­na­do y con­su­mi­do su le­che des­de tiem­pos in­me­mo­ria­les.

Los mi­tos que so­bre la le­che se han le­van­ta­do a tra­vés del tiem­po han ido que­dan­do aban­do­na­dos en el ca­mino. Las nue­vas téc­ni­cas de pro­duc­ción, ma­ne­jo, con­ser­va­ción y sus­ten­ta­bi­li­dad del sec­tor la han co­lo­ca­do en el ele­va­do es­ca­lón nu­tri­cio­nal que hoy go­za por su apor­te en pro­teí­nas, cal­cio y mi­ne­ra­les. Pe­ro hoy, una nue­va ame­na­za se cier­ne so­bre la ac­tual ge­ne­ra­ción, des­de que las “fór­mu­las” y otros su­ce­dá­neos han apa­re­ci­do para “ali­men­tar” a la ni­ñez, con el ob­je­ti­vo de bo­rrar de la me­mo­ria co­lec­ti­va que no­so­tros fui­mos cria­dos con le­che de va­ca y eli­mi­nar de la die­ta in­fan­til tan im­por­tan­te alia­do en el desa­rro­llo.

Una des­co­mu­nal es­tra­te­gia con su pe­sa­da ma­qui­na­ria pu­bli­ci­ta­ria tra­ta de po­si­cio­nar en el mer­ca­do na­cio­nal es­tas be­bi­das ul­tra en­dul­za­das, apro­ve­chan­do que el azú­car es tan o más adictiva que la co­caí­na, mien­tras la OMS en su gue­rra con­tra la obe­si­dad re­co­mien­da gra­var con fuer­tes im­pues­tos es­tas be­bi­das pe­li­gro­sas para des­in­cen­ti­var su con­su­mo en la po­bla­ción, es­pe­cial­men­te en la ni­ñez. Es ne­ce­sa­rio aten­der las re­co­men­da­cio­nes del or­ga­nis­mo mun­dial, pe­ro tam­bién hay que to­mar me­di­das que se an­ti­ci­pen a los pro­ble­mas aso­cia­dos con la obe­si­dad, el sín­dro­me me­ta­bó­li­co y la dia­be­tes, en­fer­me­da­des di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­das con la so­bre­in­ges­ta de azú­car.

La le­che con­ti­nua­rá sien­do el pa­ra­dig­ma de la ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble, el ali­men­to pri­mi­ge­nio, na­tu­ral, sin adi­ti­vos, con ape­nas 5% de azú­car por ca­da 100 gra­mos, fuen­te de vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les y pro­teí­nas. En adi­ción a lo an­te­rior, la in­dus­tria le­che­ra ge­ne­ra em­pleos, re­cur­sos a las fa­mi­lias pro­duc­to­ras y ha­ce con­ti­nuos es­fuer­zos por lle­var la le­che y sus de­ri­va­dos a to­dos los mer­ca­dos de ma­ne­ra se­gu­ra me­dian­te in­no­va­do­res en­va­ses y em­pa­ques.

En cues­tión de fo­men­tar há­bi­tos, la ni­ñez es pro­me­te­do­ra, ya que la in­ver­sión es cos­to-efec­ti­va y los be­ne­fi­cios son tan­to in­me­dia­tos co­mo per­ma­nen­tes. La pro­mo­ción de há­bi­tos sa­lu­da­bles en las es­cue­las pue­de ser un pri­mer pa­so en es­ta ini­cia­ti­va, jun­to con ac­cio­nes de pro­tec­ción de las agencias del go­bierno y el tra­ba­jo de las aso­cia­cio­nes de con­su­mi­do­res en vi­gi­lan­cia, edu­ca­ción y ase­so­ría. Vol­va­mos a la le­che, la na­tu­ral, la ver­da­de­ra. El úni­co re­cla­mo di­ri­gi­do a la in­dus­tria es que un li­tro son 1,000 ml y no 946. Eso se­ría lo jus­to

La le­che con­ti­nua­rá sien­do el pa­ra­dig­ma de la ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble, el ali­men­to pri­mi­ge­nio, na­tu­ral, sin adi­ti­vos, con ape­nas 5% de azú­car por ca­da 100 gra­mos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.