So­bre­vi­vien­do

Diario El Heraldo - - Opinión -

Ali­men­tar­se, así co­mo be­ber agua y res­pi­rar, es una ne­ce­si­dad ele­men­tal del ser hu­mano, sin la que vi­vir se­ría im­po­si­ble. Sin em­bar­go, los re­cur­sos ali­men­ta­rios no son igual de ase­qui­bles pa­ra to­dos, lo que re­pre­sen­ta una de las peo­res for­mas de de­sigual­dad po­si­ble.

Se­gún un es­tu­dio de la FAO, el 17% de los hon­du­re­ños, es de­cir 1.5 mi­llo­nes de per­so­nas, tie­nen ac­ce­so to­tal­men­te li­mi­ta­do a la ma­yo­ría de los pro­duc­tos de la ca­nas­ta bá­si­ca, so­bre­vi­vien­do con me­nos de un dó­lar dia­rio. El 33%, o sea 2.9 mi­llo­nes, tie­nen un ma­yor ac­ce­so, pe­ro la ca­li­dad de la nu­tri­ción si­gue sien­do de­fi­cien­te. Mien­tras que al me­nos el 50% de los ca­si 8.9 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes pre­sen­tan pro­ble­mas, en­tre crí­ti­cos e in­ter­me­dios, de in­se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, es de­cir que no tie­nen en to­do mo­men­to ac­ce­so fí­si­co y eco­nó­mi­co a los ali­men­tos bá­si­cos que ne­ce­si­ta. Se tra­ta de una pro­ble­má­ti­ca de enor­me im­pac­to so­cial. De­cía el ac­ti­vis­ta bra­si­le­ño con­tra el ham­bre Jo­sué de Cas­tro: “Po­cos fe­nó­me­nos han in­fluen­cia­do tan in­ten­sa­men­te so­bre el com­por­ta­mien­to po­lí­ti­co de los pue­blos co­mo el fe­nó­meno ali­men­ta­rio y la trá­gi­ca ne­ce­si­dad de co­mer”.

El gobierno, con apo­yo de or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, pa­lía al­gu­nos de los efectos de es­ta inequi­dad ali­men­ta­ria con pro­gra­mas co­mo la Me­rien­da Es­co­lar y el bono Vi­da Me­jor. Sin em­bar­go, ha­cen fal­ta más y me­jo­res po­lí­ti­cas pa­ra au­men­tar el ac­ce­so a los ali­men­tos. Se­gún la En­cues­ta de Ho­ga­res 2015, el in­gre­so per cá­pi­ta en el área ur­ba­na es de 3,675 lem­pi­ras y de 1,874 en la ru­ral, y es co­rre­la­cio­nal con los años de es­tu­dio pro­me­dio del je­fe de ho­gar; mien­tras el cos­to de la ca­nas­ta bá­si­ca es de 8,845 lem­pi­ras, se­gún los da­tos ofi­cia­les. La edu­ca­ción si­gue sien­do cla­ve pa­ra me­jo­rar los in­gre­sos en ca­da ho­gar. Pe­ro se tra­ta tam­bién de en­se­ñar a la po­bla­ción a ali­men­tar­se me­jor, ya que no es la can­ti­dad, sino la ca­li­dad de lo que se co­me. Pa­ra el ca­so, en me­dio de sus di­fí­ci­les con­di­cio­nes, Cuba des­ta­ca por cum­plir con los prin­ci­pa­les pa­rá­me­tros nu­tri­cio­na­les, se­gún la FAO, gra­cias al au­men­to de la ofer­ta de pro­duc­tos sa­nos y a la ela­bo­ra­ción de guías ali­men­ta­rias.

La in­se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria tie­ne que ver, evi­den­te­men­te, con la pro­duc­ción agrí­co­la, que de­be fo­men­tar­se en ar­mo­nía con los re­cur­sos na­tu­ra­les, en­tre otros fac­to­res que co­rres­pon­de al gobierno abor­dar pa­ra re­du­cir la subali­men­ta­ción y el ham­bre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.