Tra­ge­dia fo­res­tal

Diario El Heraldo - - Opinión -

Uno de los pul­mo­nes de la ca­pi­tal de Hon­du­ras ar­dió el miér­co­les en uno de los peo­res -si no el peor- in­cen­dios que se han re­gis­tra­do en lo que va del año en nues­tro país. Las imá­ge­nes del si­nies­tro, que se­gún las au­to­ri­da­des ini­ció en El Si­tio y se ex­ten­dió has­ta El Ha­ti­llo, El Pi­ca­cho y par­te del Par­que Nacional La Ti­gra, evo­ca­ban un ver­da­de­ro in­fierno, el que ha­bría si­do pro­vo­ca­do por mano cri­mi­nal.

De he­cho, el go­bierno anun­ció una re­com­pen­sa de 250 mil lem­pi­ras a quien dé in­for­ma­ción que per­mi­ta es­cla­re­cer las cau­sas de tan la­men­ta­ble su­ce­so que im­pac­tó en más de 400 hec­tá­reas de bos­que y que ha obli­ga­do a sus­pen­der las cla­ses en los cen­tros edu­ca­ti­vos ubi­ca­dos en las zo­nas afec­ta­das.

La tra­ge­dia fo­res­tal no so­lo sig­ni­fi­ca ma­yor con­ta­mi­na­ción en la ca­pi­tal, y por en­de au­men­to de al­gu­nas enfermedades, al­tas tem­pe­ra­tu­ras, des­truc­ción de la flo­ra y fau­na, sino mi­les de ga­lo­nes de agua ex­traí­dos de la re­pre­sa Los Lau­re­les, que ya se en­con­tra­ba a me­nos de la mi­tad de su ca­pa­ci­dad, y cu­yo ni­vel ba­jó un 40% apro­xi­ma­da­men­te du­ran­te la emer­gen­cia. El pa­no­ra­ma que se vis­lum­bra es de una agu­da es­ca­sez de agua, ma­yor a la que ya su­fri­mos los ca­pi­ta­li­nos, du­ran­te la Se­ma­na San­ta que se apro­xi­ma.

En me­dio de la gra­ve­dad de la si­tua­ción am­bien­tal jus­to es re­co­no­cer la ac­ción del Cuer­po de Bom­be­ros, Fuer­zas Ar­ma­das y Fuer­za de Ta­rea Con­jun­ta Bra­vo en las la­bo­res pa­ra con­tro­lar las lla­mas.

Pe­ro tam­bién hay que men­cio­nar la in­go­ber­na­bi­li­dad, la fal­ta de ca­pa­ci­da­des téc­ni­cas de in­ves­ti­ga­ción y las ma­las prác­ti­cas de ma­ne­jo fo­res­tal. Aun­que en 2016 el Co­na­deh rin­dió un in­for­me que se­ña­la­ba la re­duc­ción en un 50% de los de­li­tos fo­res­ta­les, es­ta­mos vien­do en el pri­mer tri­mes­tre de es­te año un au­men­to de las que­mas e in­cen­dios que de­man­dan más mo­ni­to­reo de los en­tes res­pon­sa­bles, so­bre to­do porque los de­li­tos fo­res­ta­les son de di­fí­cil de­tec­ción y ca­si siem­pre que­dan en la im­pu­ni­dad.

Pe­ro se ne­ce­si­ta, so­bre to­do, edu­car y con­cien­ciar a la po­bla­ción en la pre­ven­ción de in­cen­dios, en la vi­gi­lan­cia y en la de­nun­cia de los pi­ró­ma­nos o au­to­res de prác­ti­cas irres­pon­sa­bles que ponen en pe­li­gro nues­tra vi­da y nues­tros re­cur­sos. Al fi­nal las con­se­cuen­cias las pa­ga­mos to­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.