Vi­vien­das y apar­ta­men­tos im­pul­san la cons­truc­ción

La cons­truc­ción de apar­ta­men­tos mues­tra un caí­da “tem­po­ral”, pe­ro se­rá la nue­va ten­den­cia in­mo­bi­lia­ria

Diario El Heraldo - - Dinero & Negocios -

La cons­truc­ción re­si­den­cial mar­ca el buen mo­men­to de la in­dus­tria de la cons­truc­ción con un au­men­to del 15%.

A pe­sar de la cons­truc­ción de edi­fi­cios de apar­ta­men­tos, es la cons­truc­ción de vi­vien­das la que ga­na el pul­so con un cre­ci­mien­to del 31% en re­la­ción con el 2016.

Los edi­fi­cios de apar­ta­men­tos que cre­cie­ron más de 100 por cien­to en 2016 ce­rra­ron el pri­mer tri­mes­tre con una caí­da del 40%.

Pe­ro, ¿cuá­les son las ba­ses del cre­ci­mien­to de vi­vien­das?

Los pro­yec­tos de “vi­vien­da so­cial” con apor­te es­ta­tal es­tán dan­do fru­tos en cua­tro ciu­da­des del país: San Pe­dro Su­la, Vi­lla­nue­va, Cho­lo­ma y Tegucigalpa.

“A fi­nal del 2017 van a ser 12,000 vi­vien­das las que se ha­brán cons­trui­do ba­jo ese es­que­ma”, di­ce Sil­vio La­rios, director de la Cá­ma­ra Hon­du­re­ña de la In­dus­tria de la Cons­truc­ción (Chi­co). La mayoría de los pro­yec­tos se eje­cu­tan en las zo­nas de San Pe­dro Su­la y Cho­lo­ma, don­de el sec­tor ma­qui­la y de­sa­rro­lla­do­res pri­va­dos im­pul­san en­tre seis y sie­te pro­yec­tos de vi­vien­da con pre­cios pro­me­dio de 500,000 lem­pi­ras la uni­dad.

“No son su­fi­cien­tes, de­be­rían de ser arri­ba de las 40 o 45,000 vi­vien­das pa­ra po­der com­pen­sar el dé­fi­cit que te­ne­mos ac­tual­men­te”, di­jo La­rios.

“Y eso es bueno, por­que el te­ma de vi­vien­da so­cial se es­tá re­to­man­do des­pués de va­rias dé­ca­das de aban­dono del sec­tor y se es­tá po­nien­do or­den por­que ha­bían mu­chos sec­to­res tra­ba­jan­do y ca­da quien po­nien­do sus pau­tas”, apun­tó.

El apor­te es­ta­tal en sub­si­dio pue­de al­can­zar los 103,000 lem­pi­ras, lo que per­mi­te ac­ce­der a una vi­vien­da, di­ce el em­pre­sa­rio.

Apar­ta­men­tos

Sin em­bar­go, es­ti­ma que la cons­truc­ción de la vi­vien­da ver­ti­cal se­gui­rá cre­cien­do en el país. Aun­que las ci­fras son ba­jas es­te año, los em­pre­sa­rios y di­rec­ti­vos del sec­tor coin­ci­den en que con­ti­nua­rá cre­cien­do a un rit­mo de un 10 a 12%, co­mo ha si­do en los úl­ti­mos cin­co años.

La­rios di­jo que has­ta ha­ce al­gu­nos años es­tos sis­te­mas de vi­vien­da muy poco les gus­ta a los hon­du­re­ños por “cues­tio­nes cul­tu­ra­les”, pe­ro que eso ha co­men­za­do a cam­biar.

Ex­pli­có que es un sec­tor que se ha vis­to im­pul­sa­do con la apro­ba­ción de la Ley de Con­do­mi­nios, que da se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a los pro­pie­ta­rios de es­tas vi­vien­das, en su mayoría de la cla­se me­dia y me­dia al­ta, ya que por aho­ra no hay pro­yec­tos de es­te ti­po en el área de la vi­vien­da so­cial.

El al­to va­lor de la tie­rra, la in­se­gu­ri­dad ciu­da­da­na y las co­mo­di­da­des que ofre­cen es­tas edi­fi­ca­cio­nes son tres de las ra­zo­nes por las cua­les los clien­tes se de­can­tan por es­tas nue­vas uni­da­des ha­bi­ta­cio­na­les.

Las edi­fi­ca­cio­nes -mu­chas de las cua­les se eri­gen en zo­nas de al­ta plus­va­lía de Tegucigalpa y San Pe­dro

Su­la- apor­tan lí­neas de mo­der­nis­mo ar­qui­tec­tó­ni­co a las dos ciu­da­des más grandes y po­bla­das del país.

En co­lo­nias de cla­se me­dia co­mo Mi­ra­flo­res, Las Co­li­nas, Ala­me­da y El Tra­pi­che, por ejem­plo, se cons­tru­yen edi­fi­cios de tres, cua­tro y has­ta cin­co pi­sos con apar­ta­men­tos, en es­te ca­so pa­ra al­qui­ler.

El pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de Bie­nes Raí­ces, Mar­cos Saa­ve­dra, di­jo a D&N que la ten­den­cia de las cons­truc­cio­nes ver­ti­ca­les se es­tá im­po­nien­do por va­rios fac­to­res, en­tre los que des­ta­ca el cos­to de la tie­rra, que obli­ga a un me­jor apro­ve­cha­mien­to de la mis­ma y la in­se­gu­ri­dad.

Las edi­fi­ca­cio­nes ver­ti­ca­les ofre­cen otros fac­to­res que les vuel­ven in­tere­san­tes, prin­ci­pal­men­te a las pa­re­jas jó­ve­nes, co­mo la mo­der­ni­dad ar­qui­tec­tó­ni­ca, las zo­nas de cons­truc­ción (de al­ta plus­va­lía), las áreas so­cia­les y sus zo­nas de es­ta­cio­na­mien­tos.

“En Tegucigalpa ha si­do más rá­pi­da la acep­ta­ción por­que se vie­ron más obli­ga­dos por ra­zo­nes de se­gu­ri­dad, de par­queo y de co­mo­di­dad de la gen­te; en San Pe­dro Su­la hay más tie­rra y es­ta­mos más acos­tum­bra­dos a vi­vir en ca­sas in­di­vi­dua­les, pe­ro por cues­tio­nes de se­gu­ri­dad se es­tá acep­tan­do ese con­cep­to, re­cuer­de que son prác­ti­ca­men­te cir­cui­tos ce­rra­dos”, ex­pli­có. Es­tas son in­ver­sio­nes mi­llo­na­rias. So­lo en San Pe­dro Su­la hay ac­tual­men­te en cons­truc­ción ca­si una quin­ce­na de to­rres ha­bi­ta­cio­na­les y de ne­go­cios, en­tre las que des­ta­can el pro­yec­to re­si­den­cial Ig­va­nas Ta­ra Eco Apart­ments, de 118.50 me­tros de al­tu­ra. Es­ta obra con­ta­rá con 35 pi­sos, 99 apar­ta­men­tos de dos y tres ha­bi­ta­cio­nes y un pent­hou­se. Tam­bién es­tá Pen­ta Con­do­mi­nios, una to­rre re­si­den­cial de 12 pi­sos que se cons­tru­ye en el ba­rrio Río de Pie­dras, y las dos to­rres del Gru­po Pa­no­ra­ma en la co­lo­nia Ran­cho El Co­co, en las fal­das de la cor­di­lle­ra de El Me­ren­dón. Se­gún el BCH, Tegucigalpa y San Pe­dro Su­la fue­ron en 2016 las dos ciu­da­des del país en las que se eje­cu­ta­ron la ma­yor can­ti­dad de obras, con una le­ve re­cu­pe­ra­ción en La Cei­ba

En­tre 400,000 y 600,000 va­le una vi­vien­da so­cial El blo­que de con­cre­to (80%) es el ma­te­rial más usa­do en el país

SIL­VIO LA­RIOS “Es un cre­ci­mien­to di­rec­ta­men­te pro­por­cio­nal a lo que es la in­ver­sión pú­bli­ca y ge­ne­ra una de­rra­ma eco­nó­mi­ca im­por­tan­te”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.