Que to­dos vi­va­mos li­bres de ame­na­zas

Diario El Heraldo - - País - Mig­do­nia Ayes­tas Coor­di­na­do­ra de los Ob­ser­va­to­rios de la Vio­len­cia de la UNAH TEGUCIGALPA www.el­he­ral­do.hn

Ca­da día se pier­den vi­das va­lio­sas a con­se­cuen­cia de la vio­len­cia y la cri­mi­na­li­dad, con un al­to ni­vel de sa­ña, y los niños, jó­ve­nes y mu­je­res de zo­nas mar­gi­na­das de las ciu­da­des son los más afec­ta­das, don­de con­vi­ven o ha­cen parte de gru­pos ju­ve­ni­les co­mo las ma­ras y pan­di­llas que siem­bran el mie­do y el do­lor en las fa­mi­lias y que en mu­chos ba­rrios han lle­ga­do al col­mo de que den pla­zos pa­ra que aban­do­nen sus ca­sas que con es­fuer­zo y aho­rro las han com­pra­do. No es po­si­ble que con­ti­nue­mos a mer­ced de los cri­mi­na­les que se es­tán con­vir­tien­do en la au­to­ri­dad que de­ci­de so­bre las ho­ras de en­tra­da y sa­li­da de los ba­rrios, y lo más gra­ve aun, de las vi­das de las per­so­nas.

En las actuales cir­cuns­tan­cias las au­to­ri­da­des de Se­gu­ri­dad de­ben re­cu­pe­rar los te­rri­to­rios y es­ta­ble­cer ac­cio­nes de con­trol y di­sua­sión del de­li­to, ade­más de res­ti­tuir las relaciones con las or­ga­ni­za­cio­nes e ins­ti­tu­cio­nes co­mu­ni­ta­rias y jun­tas desa­rro­llar es­tra­te­gias en­ca­mi­na­das co­no­cer la reali­dad y a desa­rro­llar ac­cio­nes des­ti­na­das a me­jo­rar la con­vi­ven­cia.

La ciu­da­da­nía de­be es­tar cons­cien­te de que si no for­ta­le­ce las or­ga­ni­za­cio­nes y los la­zos co­mu­ni­ta­rios es pre­sa fá­cil de cual­quier gru­po criminal que se ins­ta­le en las mu­chas ca­sas que es­tán aban­do­nas, a la ven­ta o en arren­da­mien­to, por­que ni si­quie­ra les so­li­ci­tan una cons­tan­cia de tra­ba­jo que de­mues­tre al me­nos si tie­nen la ca­pa­ci­dad pa­ra pagar una ren­ta.

Desea­mos que las per­so­nas pue­dan vi­vir li­bre de ame­na­zas, go­zar ple­na­men­te y ejer­cer in­te­gral­men­te

"Desea­mos que las per­so­nas pue­dan vi­vir li­bres de ame­na­zas y ejer­cer in­te­gral­men­te sus de­re­chos".

sus de­re­chos y li­ber­ta­des in­di­vi­dua­les, es­to re­quie­re un es­fuer­zo del gobierno y la de­man­da de la ciu­da­da­nía pa­ra que se com­pro­me­tan a con­cen­trar es­fuer­zos e in­ver­sión pa­ra me­jo­rar la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na y au­nar es­fuer­zos con las cor­po­ra­cio­nes mu­ni­ci­pa­les pa­ra que des­ti­nen re­cur­sos en pro­gra­mas de pre­ven­ción de la vio­len­cia pa­ra la aten­ción de las víc­ti­mas y los vic­ti­ma­rios. Sí es po­si­ble, es­tos son al­gu­nos que se han desa­rro­lla­do en va­rios municipios: las uni­da­des de me­dia­ción de con­flic­tos, fa­ci­li­ta­do­res ju­di­cia­les, ca­sas re­fu­gio y pre­ven­ción de la vio­len­cia en los cen­tros edu­ca­ti­vos, en­tre otros

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.