En el um­bral de la dic­ta­du­ra

Diario El Heraldo - - Opinión -

La Venezuela en cri­sis eco­nó­mi­ca y so­cial, re­pri­mi­da y sin li­ber­tad de ex­pre­sión, des­cien­de aún más en el des­pe­ña­de­ro con los úl­ti­mos acon­te­ci­mien­tos que la ubi­can en el um­bral de una dic­ta­du­ra. El do­min­go fue la vo­ta­ción pa­ra una Constituyente que no so­lo fue ile­gal sino que es­tu­vo mar­ca­da por el frau­de: el ofi­cia­lis­mo ase­gu­ra que vo­ta­ron más de ocho mi­llo­nes de per­so­nas, pe­ro la opo­si­ción ase­gu­ra que fue­ron me­nos de tres mi­llo­nes los que aten­die­ron la con­vo­ca­to­ria que se co­bró la vi­da de diez per­so­nas.

Dos días des­pués fue re­vo­ca­do el arres­to do­mi­ci­lia­rio a dos de los pre­sos más em­ble­má­ti­cos de la opo­si­ción, Leopoldo Ló­pez y An­to­nio Le­dez­ma, quie­nes fue­ron de­vuel­tos a pri­sión, lo que ha pro­vo­ca­do la con­de­na internacional y es tam­bién un an­ti­ci­po de la ra­di­ca­li­za­ción po­lí­ti­ca que ven­drá.

Pa­ra es­te miér­co­les es­tá con­vo­ca­da otra mo­vi­li­za­ción en contra de la Constituyente, que se­rá ins­ta­la­da en­tre hoy y ma­ña­na en el Pa­la­cio Le­gis­la­ti­vo.

El va­lien­te pue­blo ve­ne­zo­lano no ha ce­di­do en las pro­tes­tas que lle­van más de cuatro me­ses y han de­ja­do al me­nos 125 muer­tos, mien­tras que más de cin­co mil per­so­nas han si­do de­te­ni­das, de las cua­les un mi­llar si­guen ba­jo arres­to.

El país sud­ame­ri­cano en­fren­ta un ma­yor ais­la­mien­to internacional tras el anun­cio de Estados Unidos de san­cio­nes contra el pre­si­den­te Maduro, a quien ha con­ge­la­do ac­ti­vos ba­jo su ju­ris­dic­ción y ha prohi­bi­do a sus ciu­da­da­nos y en­ti­da­des ha­cer transac­cio­nes con él. Mien­tras, Es­pa­ña im­pul­sa­rá en la Unión Europea san­cio­nes in­di­vi­dua­les contra los res­pon­sa­bles de la cri­sis, tra­tan­do de evi­tar afec­tar a la po­bla­ción en ge­ne­ral. Al­go que re­sul­ta di­fí­cil, si no im­po­si­ble: El país en­te­ro vie­ne pa­gan­do desde ha­ce mu­cho un fra­ca­so pe­ren­ne que so­lo el he­re­de­ro de Hu­go Chá­vez se nie­ga a re­co­no­cer. Pe­ro es de es­pe­rar que la Venezuela de Maduro no po­drá sos­te­ner­se so­lo con el apo­yo mo­ral -y qui­zá ma­te­rial- de paí­ses co­mo Nicaragua, Bo­li­via y Cu­ba, ne­ce­si­ta­rá de los ver­da­de­ros pe­sos pe­sa­dos del ma­pa geo­po­lí­ti­co internacional. Son ellos quie­nes tie­nen en sus ma­nos el fu­tu­ro de los ve­ne­zo­la­nos que quie­ren paz y de­mo­cra­cia, y quie­nes pue­den dar­le una lec­ción al prac­ti­can­te de dictador

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.