A la ca­za del cri­men

La par­ti­cu­la­ri­dad de los nom­bres se de­be al im­pac­to que de­be de cau­sar la ope­ra­ción en la so­cie­dad. Mu­chos de los nom­bres son vin­cu­la­dos con los ca­sos a in­ves­ti­gar, el lu­gar don­de se lle­va a ca­bo la ope­ra­ción y los per­so­na­jes in­vo­lu­cra­dos

Diario El Heraldo - - Primer Plano - TE­GU­CI­GAL­PA El He­ral­do dia­rio@el­he­ral­do.hn

Mu­chos son los ope­ra­ti­vos que el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co ha em­pren­di­do con­tra la cri­mi­na­li­dad or­ga­ni­za­da, nar­co­trá­fi­co, la­va­do de ac­ti­vos, tra­ta de per­so­nas, de­li­tos con­tra la sa­lud y has­ta pa­ra cap­tu­rar per­so­nas que se han vis­to in­vo­lu­cra­das en ase­si­na­tos de al­tos per­so­na­jes en el país.

En los úl­ti­mos dos años, el en­te fis­cal ha eje­cu­ta­do más de 20 ope­ra­cio­nes, las cua­les tie­nen una fi­na­li­dad en es­pe­cial.

Pe­ro, ¿quién le po­ne los nom­bres a los ope­ra­ti­vos que lle­va a ca­bo el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co a ni­vel na­cio­nal? ¿Qué sig­ni­fi­can? ¿Qué mis­te­rio es­con­den? Esas son so­lo al­gu­nas de las tan­tas pre­gun­tas que sur­gen.

De acuer­do con in­for­ma­ción brin­da- da por el mis­mo en­te ope­ra­dor de jus­ti­cia, en las pla­ni­fi­ca­cio­nes pre­vias a las ope­ra­cio­nes, el equi­po fis­cal con­for­ma­do por agen­tes, fis­ca­les e in­ves­ti­ga­do­res bau­ti­za con un nom­bre al ope­ra­ti­vo a fin de te­ner un im­pac­to an­te la so­cie­dad y los me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

Tor­men­ta de Fue­go

Por ejem­plo, la ope­ra­ción Tor­men­ta de Fue­go se lla­ma así por­que es co­mo una tor­men­ta que va que­man­do to­do lo ma­lo que en­cuen­tra a su pa­so por el te­rri­to­rio na­cio­nal. Es­ta ha si­do una de las más gran­des, ac­tual­men­te se en­cuen­tra en su sex­ta edi­ción, pe­ro no se des­car­ta que se ex­tien­da.

Tor­men­ta de Fue­go com­ba­te de­li­tos co­mu­nes, nar­co­me­nu­deo, es­ta­fas, de­li­tos con­tra la sa­lud de la po­bla­ción, en­tre otros. ha rea­li­za­do el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co en los úl­ti­mos dos años.

Fi­gu­ra tam­bién la ope­ra­ción Ja­guar, una de las más em­ble­má­ti­cas, y es que es­ta fue pues­ta en mar­cha pa­ra cap­tu­rar a los su­pues­tos ase­si­nos de la am­bien­ta­lis­ta Bert­ha Cá­ce­res el 5 de mar­zo de 2016.

Se le de­no­mi­nó así por­que Cá­ce­res de­fen­dió va­lien­te­men­te co­mo un ja­guar los re­cur­sos na­tu­ra­les pa­ra que no fue­ran ex­plo­ta­dos, es­pe­cial­men­te el río Blan­co.

Otra de las jus­ti­fi­ca­cio­nes es que los fis­ca­les e in­ves­ti­ga­do­res uti­li­za­ron la as­tu­cia que tie­ne un ja­guar en la sel­va pa­ra ca­zar a su pre­sa, en es­te ca­so los su­pues­tos ase­si­nos de la am­bien­ta­lis­ta.

Ac­ción si­mul­tá­nea

La ope­ra­ción Me­soa­mé­ri­ca fue eje­cu­ta­da pa­ra pre­ve­nir y cap­tu­rar a res­pon­sa­bles de co­me­ter el de­li­to de tra­ta de per­so­nas. Es­ta ope­ra­ción fue eje­cu­ta­da de ma­ne­ra si­mul­tá­nea en El Salvador, Ni­ca­ra­gua, Cos­ta Ri­ca, Pa­na­má, Es­ta­dos Uni­dos y Hon­du­ras. Los re­sul­ta­dos de Me­soa­mé­ri­ca fue­ron 32 per­so­nas cap­tu­ra­das. La ope­ra­ción Cen­tu­rión fue en­ca­mi­na­da con­tra la es­truc­tu­ra de so­cios del clan de­no­mi­na­do Va­lle Va­lle, con­for­ma­do por miem­bros de una fa­mi­lia de­di­ca­da al tra­sie­go de co­caí­na a Es­ta­dos Uni­dos. Se­gún el dic­cio­na­rio de la Real Aca­de­mia Es­pa­ño- la (RAE), un cen­tu­rión era el má­xi­mo res­pon­sa­ble de una cen­tu­ria, es de­cir una mi­li­cia del Im­pe­rio Ro­mano com­pues­ta por cien sol­da­dos.

En es­te ca­so, los cen­tu­rio­nes eran los so­cios de los Va­lle Va­lle, quie­nes co­la­bo­ra­ron por mu­cho tiem­po con es­te clan.

La ope­ra­ción Me­du­sa fue im­pul­sa­da con­tra ope­ra­do­res de jus­ti­cia in­vo­lu­cra­dos en ac­tos de co­rrup­ción. Se­gún ex­pli­ca­cio­nes de Car­los Mo­ra­zán, por­ta­voz del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, en la mi­to­lo­gía grie­ga Me­du­sa era un mons­truo que con­ver­tía en pie­dra to­do aque­llo que mi­ra­ba fi­ja­men­te a los ojos. Me­du­sa te­nía la par­ti­cu­lar dis­tin­ción de po­seer ten­tácu­los de cu­le­bras so­bre su ca­be­za. En­ton­ces, la in­ten­ción era des­can­sar uno de los ten­tácu­los de la co­rrup­ción.

La úl­ti­ma ope­ra­ción tu­vo por nom­bre Per­seo, fue en­ca­mi­na­da a des­ar­ti­cu­lar la es­truc­tu­ra pre­sun­ta­men­te la­va­do­ra de ac­ti­vos con­for­ma­da por un ex­je­rar­ca de la Po­li­cía Na­cio­nal y su fa­mi­lia. Se lla­mó Per­seo por­que es­te fue el dios grie­go en­car­ga­do de cor­tar­le la ca­be­za a Me­du­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.