La co­mu­ni­ca­ción de la RSE, par­te es­tra­té­gi­ca de em­pre­sas

Diario El Heraldo - - Dinero & Negocios - Yos­se­li­ne Gál­vez Ofi­cial de Co­mu­ni­ca­cio­nes de Fun­dahr­se. Li­cen­cia­da en cien­cias de la co­mu­ni­ca­ción y pu­bli­ci­dad en la USAP y más­ter en di­rec­ción em­pre­sa­rial con orien­ta­ción en ha­bi­li­da­des en Uni­tec. Ca­te­drá­ti­ca de la ca­rre­ra de Co­mu­ni­ca­ción y Pu­bli­ci­dad e

He­mos vis­to có­mo al­gu­nas em­pre­sas son afec­ta­das y han lle­ga­do a ve­ces has­ta ce­rrar com­ple­ta­men­te sus ope­ra­cio­nes por cul­pa de una ma­la ges­tión en la co­mu­ni­ca­ción, ya sea por­que sus ac­cio­nes no fueron con­gruen­tes o por­que no su­pie­ron res­pon­der an­te una cri­sis de co­mu­ni­ca­ción.

Es­tar al man­do de una em­pre­sa ac­tual­men­te no es igual a es­tar al man­do de una em­pre­sa ha­ce 10 años. El ace­le­ra­mien­to exa­ge­ra­do que vi­vi­mos ha trans­for­ma­do des­de el pro­ce­so de to­ma de de­ci­sio­nes has­ta la ma­ne­ra de co­mu­ni­car­nos con nues­tros clien­tes, co­la­bo­ra­do­res y pro­vee­do­res.

Los mi­llen­nials ya esttn con­vir­tien­do a la em­pre­sa en un agen­te de cam­bio, de­jan­do atrts el ob­je­ti­vo úni­co de ge­ne­rar ri­que­za, y mts bien apun­tar ha­cia una or­ga­ni­za­ción que bus­ca for­ta­le­cer los la­zos en­tre sus par­tes in­tere­sa­das, evi­tar la do­ble mo­ral y be­ne­fi­ciar a las ma­sas, sin des­cui­dar sus in­tere­ses fi­nan­cie­ros.

El mun­do se en­cuen­tra en una cri­sis am­bien­tal y so­cial, y lo que las em­pre­sas po­de­mos ha­cer es es­tar al tan­to de lo que su­ce­de y apo­yar o im­pul­sar las bue­nas ini­cia­ti­vas que van a fa­vor de las co­mu­ni­da­des y el en­torno am­bien­tal. Hay mu­chas he­rra­mien­tas que hoy en día nos ayu­dan a co­nec­tar con nues­tras par­tes in­tere­sa­das pa­ra lo­grar es­te ob­je­ti­vo. Pe­ro, si no co­mu­ni­ca­mos lo su­fi­cien­te o de plano no sa­be­mos co­mu­ni­car ¿có­mo lo ha­re­mos? La or­ga­ni­za­ción de­be con­ce­bir la co­mu­ni­ca­ción de RSE como par­te de su ADN, tam­bién ver­la como una he­rra­mien­ta de ren­di­ción de cuen­tas y que la mis­ma es­té ali­nea­da con los ob­je­ti­vos del mo­de­lo de ne­go­cios de la or­ga­ni­za­ción.

Ca­da pu­bli­ca­ción que rea­li­za­mos como en­ti­dad de­be lle­var im­preg­na­do los va­lo­res or­ga­ni­za­cio­na­les, pro­cu­rar que las es­tra­te­gias que im­ple­men­te­mos sean de for­ma “ho­ri­zon­tal”, es de­cir, que el pú­bli­co al que va di­ri­gi­do se sien­ta iden­ti­fi­ca­do, que re­ci­ba el mis­mo len­gua­je que ha­bla, que re­ci­ba un tra­to ami­ga­ble.

Es pri­mor­dial man­te­ner la coherencia de to­dos los es­fuer­zos que rea­li­zan los de­par­ta­men­tos de ca­da em­pre­sa, en­fo­car­se en ela­bo­rar un plan con es­fuer­zos sin­ce­ros y pro­fun­dos, no for­zar los re­sul­ta­dos; pa­ra es­to po­de­mos apo­yar­nos de otras he­rra­mien­tas como las re­la­cio­nes pú­bli­cas y los me­dios di­gi­ta­les.

Si es­ta­mos tra­ba­jan­do con di­ver­sos pú­bli­cos de in­te­rés, ca­da uno de­be re­ci­bir el men­sa­je ade­cua­do por el me­dio ade­cua­do pa­ra que ten­ga el efec­to o el im­pac­to que desea­mos. El con­te­ni­do de es­te men­sa­je de­ber ser ape­ga­do a la reali­dad, o sea, con­gruen­te con el ac­tuar de la em­pre­sa pa­ra fi­de­li­zar­los y con­ver­tir­los en nues­tros prin­ci­pa­les alia­dos.

Ots va­le lo que pro­yec­ta­mos y ha­ce­mos que lo que se pla­ni­fi­ca en las ofi­ci­nas y no se lle­va a ca­bo

La or­ga­ni­za­ción de­be con­ce­bir la co­mu­ni­ca­ción de RSE como par­te de su ADN. Tam­bién ver­la como una he­rra­mien­ta de ren­di­ción de cuen­tas y que la mis­ma es­té ali­nea­da con los ob­je­ti­vos del mo­de­lo de ne­go­cios de la mis­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.