Au­to­go­bierno en cen­tros pe­na­les

Diario El Heraldo - - País - www.el­he­ral­do.hn Mig­do­nia Ayes­tas TEGUCIGALPA Coor­di­na­do­ra de los Ob­ser­va­to­rios de la Vio­len­cia de la UNAH

"Exis­te un au­to­go­bierno por­que se les ha ce­di­do el de­re­cho de ad­mi­nis­trar"

Se ha ex­pre­sa­do que los cen­tros pe­ni­ten­cia­rios son “es­cue­las del cri­men”, que los pri­va­dos de li­ber­tad en­tran por un de­li­to me­nor y sa­len con víncu­los y ex­per­tos en de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da, que exis­te un au­to­go­bierno por­que se les ha ce­di­do el de­re­cho de ad­mi­nis­trar las cár­ce­les, que con­tro­lan y or­de­nan lo que de­ben ha­cer has­ta man­dar a ma­tar a otros. El que sean ellos los que man­dan da lu­gar a que en­tre cual­quier can­ti­dad de ob­je­tos y, de he­cho, no se es­ca­pan por­que no quie­ren.

La ciu­da­da­nía ha pa­sa­do del ho­rror al mie­do, en don­de se evi­den­cia que des­de allí se or­de­nan mu­chos crí­me­nes y se ex­tor­sio­na. Si este es un lu­gar de con­fi­na­mien­to ¿có­mo es que lle­van una vi­da de lujo? Al­ma­ce­nan ar­mas, dro­gas, di­ne­ro y al­cohol; sin du­da es un ne­go­cio ren­ta­ble, a tal gra­do que guar­dan tan­to di­ne­ro que son ca­pa­ces de pa­gar y sa­lir por la puerta prin­ci­pal de la cár­cel.

Es preo­cu­pan­te que pa­sen es­tas atro­ci­da­des y es­to tie­ne que ver con la co­lu­sión de los que ad­mi­nis­tran, ya que los cen­tros pe­ni­ten­cia­rios son par­te del Sis­te­ma de Ad­mi­nis­tra­ción de Jus­ti­cia Pe­nal, cu­yo ob­je­ti­vo es que las pe­nas y las me­di­das de pri­va­ción de la li­ber­tad sir­van prin­ci­pal­men­te pa­ra pro­te­gen a la so­cie­dad pa­ra que es­tas per­so­nas no si­gan co­me­tien­do de­li­tos, es de­cir, que se re­duz­ca su re­in­ci­den­cia.

Al re­cluir­los, las re­glas mí­ni­mas pa­ra el tra­ta­mien­to de los re­clu­sos, co­no­ci­das co­mo Nel­son Man­de­la, es­ta­ble­cen que el sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio de­be al me­nos con­tar con un ex­pe­dien­te que con­ten­ga in­for­ma­ción que per­mi­ta de­ter­mi­nar la iden­ti­dad del pri­va­do de li­ber­tad, la fe­cha, la ho­ra de su de­ten­ción y su in­gre­so, sus hue­llas dac­ti­la­res y odon­to­ló­gi­cas, ras­gos fí­si­cos, le­sio­nes vi­si­bles, los mo­ti­vos de la re­clu­sión, la sen­ten­cia y au­to­ri­dad com­pe­ten­te que dic­tó, el ni­vel de pe­li­gro­si­dad que ame­ri­te el tras­la­do a otros cen­tros pe­ni­ten­cia­rios de má­xi­ma o mí­ni­ma seguridad, ade­más de la in­for­ma­ción de con­tac­to de sus fa­mi­lia­res, es­po­sa, hi­jos, el lu­gar de pro­ce­den­cia y te­lé­fo­nos de con­tac­to en ca­so de emer­gen­cia, es­to evi­ta­rá que el con­de­na­do sea uno y otro el que cum­ple la pe­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.