De­sigual­dad “¿Qué se rom­pió que tam­bién des­tro­zó la cohe­sión so­cial?”

Diario El Heraldo - - Opinión -

Me atre­vo a com­ple­men­tar su in­da­ga­ción ex­ten­dién­do­la, en tér­mi­nos sis­té­mi­cos, ha­cia el ac­tual mo­de­lo eco­nó­mi­co pues­to en prác­ti­ca, a es­ca­la mun­dial, du­ran­te la dé­ca­da de los no­ve­cien­tos ochen­tas, du­ran­te los go­bier­nos de Ro­nald Rea­gan en Es­ta­dos Uni­dos y Mar­ga­ret That­cher en el Reino Uni­do, y lue­go en el res­to del pla­ne­ta, ba­jo la ins­pi­ra­ción ideo­ló­gi­ca del neo­li­be­ra­lis­mo, doc­tri­na que re­nie­ga del pro­tec­cio­nis­mo es­ta­tal en ma­te­ria so­cial y eco­nó­mi­ca y des­car­ta el Es­ta­do de Bie­nes­tar pa­ra prio­ri­zar co­mo fuer­za mo­triz del cre­ci­mien­to el mercado, ab­so­lu­ti­zán­do­lo. Pa­ra­le­la­men­te, la des­re­gu­la­ción es­ta­tal en ma­te­ria laboral, fi­nan­cie­ra, eco­ló­gi­ca y sa­ni­ta­ria, cu­yas con­se­cuen­cias im­pac­ta­ron de­vas­ta­do­ra­men­te du­ran­te la Gran Re­ce­sión mun­dial ini­cia­da en el 2008.

Ya el pa­pa Fran­cis­co en su car­ta en­cí­cli­ca Lau­da­to Si, emi­ti­da el 2015, ad­vir­tió res­pec­to al cre­cien­te de­te­rio­ro am­bien­tal de la Tie­rra y con ello la ca­li­dad de vi­da de la po­bla­ción, al igual que el con­su­mis­mo de­sen­fre­na­do, la ma­xi­mi­za­ción de las ga­nan­cias, que es “una dis­tor­sión con­cep­tual de la economía”.

Ya el 2013, el fran­cés Tho­mas Pi­ketty en su obra Le Ca­pi­tal au XXI Sie­cle, ha­bía es­tu­dia­do la cre­cien­te de­sigual­dad eco­nó­mi­ca y so­cial glo­bal, ten­den­cia que se ha ido for­man­do y cre­cien­do a par­tir de la pri­me­ra re­voa lu­ción in­dus­trial del si­glo XVIII, así co­mo la con­tra­dic­ción cen­tral del ca­pi­ta­lis­mo

En ju­nio del 2017, la se­cre­ta­ria eje­cu­ti­va de la CEPAL (or­ga­nis­mo de las Na­cio­nes Uni­das), Ali­cia Bár­ce­na, de­cla­ró en Mé­xi­co que “el ca­pi­ta­lis­mo y la hi­per­glo­ba­li­za­ción nos han lle­va­do a pro­ble­mas so­cia­les, po­lí­ti­cos y am­bien­ta­les que no son sos­te­ni­bles, por lo que de­be­mos re­pen­sar­nos co­mo so­cie­dad en tér­mi­nos de con­su­mo y pro­duc­ción”, lla­man­do a re­pen­sar a la cons­truc­ción de un nue­vo pac­to so­cial que lo­gre ter­mi­nar con la cre­cien­te bre­cha en­tre ri­cos y po­bres.

Re­cor­dó que la bre­cha es­tá lle­gan­do a nue­vos ex­tre­mos, ci­tan­do ci­fras del ban­co Cre­dit Suis­se re­la­ti­vas que el 1% más ri­co de la hu­ma­ni­dad ha acu­mu­la­do más ri­que­za que el res­to del mun­do: “Mien­tras tan­to, la ri­que­za de la mi­tad in­fe­rior de la hu­ma­ni­dad ha caí­do en los úl­ti­mos seis años”, ci­tan­do a la re­vis­ta For­bes que da cuen­ta que ocho per­so­nas con­cen­tran la ri­que­za equi­va­len­te a la mi­tad más po­bre de la po­bla­ción mun­dial.

En este con­tex­to, el de­te­rio­ro de va­lo­res éti­cos y mo­ra­les, plan­tea­do por Cas­te­lar, se en­mar­ca en un con­tex­to más am­plio de al­can­ces pla­ne­ta­rios.

Oja­lá que su plan­tea­mien­to en­cuen­tre re­tro­ali­men­ta­ción por par­te de cien­tis­tas so­cia­les, fi­ló­so­fos y po­lí­ti­cos ya que sus in­quie­tu­des po­seen va­li­dez y ac­tua­li­dad

Ya el pa­pa Fran­cis­co en su car­ta en­cí­cli­ca Lau­da­to Si, emi­ti­da el 2015, ad­vir­tió res­pec­to al cre­cien­te de­te­rio­ro am­bien­tal de la Tie­rra y con ello la ca­li­dad de vi­da de la po­bla­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.