Was­hing­ton san­cio­na a “cóm­pli­ces” de Ma­du­ro

El go­bierno de Trump im­pu­so nue­vas san­cio­nes a diez fun­cio­na­rios cha­vis­tas por la cri­sis que azo­ta a Ve­ne­zue­la

Diario La Prensa - - MUNDO -

WAS­HING­TON. Es­ta­dos Uni­dos au­men­tó las pre­sio­nes so­bre el Go­bierno de Ve­ne­zue­la al anun­ciar un nue­vo pa­que­te de san­cio­nes a fun­cio­na­rios ofi­cia­les, en mo­men­tos en que el de­fault de la eco­no­mía ve­ne­zo­la­na pa­re­ce una cues­tión de tiem­po. El De­par­ta­men­to del Te­so­ro anun­ció ayer san­cio­nes con­tra diez fun­cio­na­rios del go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro, a los que Was­hing­ton res­pon­sa­bi­li­za por irre­gu­la­ri­da­des elec­to­ra­les, cen­su­ra a la prensa y co­rrup­ción en la dis­tri­bu­ción de ali­men­tos. Es­te nue­vo pa­que­te de san­cio­nes in­clu­ye a San­dra Obli­tas, vi­ce­pre­si­den­ta del Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral, y los mi­nis­tros Er­nes­to Vi­lle­gas Pol­jak (Cul­tu­ra), Freddy Ber­nal (Agri­cul­tu­ra Ur­ba­na), Jor­ge Már­quez Mon­sal­ve ( Des­pa­cho Pre­si­den­cial), en­tre otros. En­tre los san­cio­na­dos tam­bién se en­cuen­tran dos miem­bros del Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral, So­co­rro Hernández y Carlos Quin­te­ro; el ac­tual em­ba­ja­dor de Ve­ne­zue­la an­te Ita­lia, Ju­lián Ro­drí­guez, y el vi­ce­pre­si­den­te de la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te, El­vis Hi­dro­bo Amo­ro­so. Prác­ti­ca­men­te ya to­dos los La Unión Eu­ro­pea y Es­ta­dos Uni­dos em­pu­jan al Go­bierno de Ma­du­ro a un “de­fault” con im­po­si­ción de san­cio­nes.

prin­ci­pa­les fun­cio­na­rios del Go­bierno de Ve­ne­zue­la son ob­je­to de san­cio­nes por par­te Was­hing­ton.

Cóm­pli­ces. En una no­ta ofi­cial, el se­cre­ta­rio del Te­so­ro, Ste­ven Mnu­chin, apun­tó que “mien­tras el Go­bierno de Ve­ne­zue­la si­ga ig­no­ran­do el de­seo de su pue­blo, nues­tro men­sa­je es cla­ro: EUA no per­ma­ne­ce­rá de bra­zos cru­za­dos”. Por ello, apun­tó Mnu­chin, el Go­bierno es­ta­dou­ni­den­se man­ten­drá sus “vi­go­ro­sos es­fuer­zos pa­ra san­cio­nar a

fun­cio­na­rios del Go­bierno de Ve­ne­zue­la que son cóm­pli­ces” del pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro. Es­ta­dos Uni­dos adop­tó es­te año un ex­ten­so pa­que­te de san­cio­nes a al­tos fun­cio­na­rios ve­ne­zo­la­nos. Sin em­bar­go, la me­di­da de efec­to más de­vas­ta­dor fue adop­ta­da el 25 de agos­to, cuan­do me­dian­te un de­cre­to fir­ma­do por el pre­si­den­te Do­nald Trump se prohi­bió a ciu­da­da­nos y em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses tran­sar nue­vos bo­nos so­be­ra­nos y de la es­ta­tal pe­tro­le­ra PDVSA. Una mo­de­lo ori­gi­na­ria de Ti­jua­na, Mé­xi­co, que par­ti­ci­pó en múltiples con­cur­sos de be­lle­za, mu­rió en un accidente au­to­mo­vi­lís­ti­co en San Die­go, Ca­li­for­nia. Step­ha­nie It­zel Ri­ve­ra te­nía 25 años de edad y acom­pa­ña­ba en un Lam­borg­hi­ni a Mi­chael Lla­mas, de 33 años, quien, de acuer­do con la Po­li­cía de San Die­go, con­du­cía a más de 100 millas por ho­ra cuan­do se es­tre­lló. La Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes (PDI) de Chi­le ne­gó ayer el in­gre­so al país al ex­bo­xea­dor es­ta­dou­ni­den­se Mi­ke Ty­son por los an­te­ce­den­tes pe­na­les que el ex­cam­peón mun­dial de los pe­sos pe­sa­dos tie­ne en Es­ta­dos Uni­dos. Se­gún in­for­mó la PDI, Ty­son, de 51 años, no cum­plió los re­qui­si­tos de la ley de Ex­tran­je­ría chi­le­na y fue de­por­ta­do ayer mis­mo a Es­ta­dos Uni­dos. HOUS­TON. Al me­nos 13 mu­je­res in­do­cu­men­ta­das fue­ron res­ca­ta­da­se­nHous­ton, Te­xas, don­de las au­to­ri­da­des lo­ca­les de­man­te­la­ron una red de tra­ta que ope­ra­ba bur­der­les en esa ciu­dad es­ta­dou­ni­den­se. Se­gún la in­ves­ti­ga­ción, 22 miem­bros de la pan­di­lla South­wes­tCho­los­fue­ro­na­cu­sa­dos por su­pues­ta­men­te es­ta­ble­cer bur­de­les en apar­ta­men­tos de di­fe­ren­tes sec­to­res de Hous­ton pa­ra pros­ti­tuir a sus víc­ti­mas. Los pan­di­lle­ros pre­sun­ta­men­te pro­me­tían a las in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­das que po­drían tra­ba­jar en un res­tau­ran­te pa­ra pa­gar su via­je a Es­ta­dos Uni­dos. Sin em­bar­go, des­pués de lle­gar a Hous­ton, se les in­for­ma­ba que en reali­dad te­nían que tra­ba­jar co­mo pros­ti­tu­tas en los bur­de­les que el gru­po con­tro­la­ba. Si ellas se ne­ga­ban o no ga­na­ban su­fi­cien­te di­ne­ro, los acu­sa­dos las pre­sio­na­ban con ame­na­zas de vio­len­cia en su con­tra y en con­tra de sus fa­mi­lias. La acu­sa­ción tam­bién in­di­ca que los presuntos pan­di­lle­ros “ta­tua­ban sus nom­bres o apodos en las víc­ti­mas pa­ra iden­ti­fi­car­las co­mo su propiedad y mos­trar el con­trol que te­nían so­bre ellas”.

De­fault El go­bierno de Ma­du­ro ci­tó a sus acree­do­res pa­ra el lu­nes 13 en Ca­ra­cas a fin de ini­ciar una re­ne­go­cia­ción de la deu­da del país.

AFP

RE­CHA­ZO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.