El ‘edu­capp­dor’ se­rial

Duo­lin­go tie­ne ya más de 200 mi­llo­nes de usua­rios al­re­de­dor del mun­do. Aho­ra Luis Von Ahn tra­ba­ja en una nue­va apli­ca­ción que en­se­ña­rá a mi­llo­nes a leer y es­cri­bir

Estrategia y Negocios - - Contenido - TEXTOS VELIA JARMILLO LUIS VON AHN

El in­no­va­dor gua­te­mal­te­co que es­tá en la

men­te de to­do el mun­do. Luis Von Ahn es el CEO de Duo­lin­go, com­pa­ñía va­lo­ra­da en más de US$700 mi­llo­nes. Su pró­xi­mo pa­so se­rá lle­var­la a chi­nos y co­rea­nos. Hoy, la pla­ta­for­ma tie­ne más de 200 mi­llo­nes de usua­rios al­re­de­dor del mun­do. Aho­ra tra­ba­ja en una nue­va apli­ca­ción que en­se­ña­rá a mi­llo­nes a leer y es­cri­bir.

Se hi­zo fa­mo­so co­mo el crea­dor de los sis­te­mas Capt­cha y reCapt­cha, las pa­la­bras dis­tor­sio­na­das que los in­ter­nau­tas de­ben des­ci­frar y es­cri­bir en si­tios web pa­ra de­mos­trar que son hu­ma­nos y no má­qui­nas. Con es­ta he­rra­mien­ta di­gi­tal in­no­va­do­ra, Von Ahn ga­nó en 2006 el pre­mio Ma­cArt­hur, co­no­ci­do co­mo “el pre­mio del ge­nio”, y la re­vis­ta Po­pu­lar Scien­ce lo de­sig­nó co­mo uno de los 50 me­jo­res ce­re­bros en la cien­cia. Te­nía 27 años.

ReCapt­cha sur­gió cuan­do el ge­nio in­for­má­ti­co se dio cuen­ta de que los cien­tos de mi­les de ho­ras por día que los in­ter­nau­tas em­plea­ban en te­clear las pa­la­bras dis­tor­sio­na­das de Capt­cha, po­drían apro­ve­char­se pa­ra apo­yar el pro­ce­so de di­gi­ta­li­za­ción de li­bros. Los hu­ma­nos po­drían des­ci­frar las pa­la­bras que no eran ca­pa­ces de des­ci­frar las má­qui­nas. Hoy, con ReCapt­cha, des­ta­ca Von Ahn, “unos 1.300 mi­llo­nes de per­so­nas han ayu­da­do a di­gi­ta­li­zar al­gún li­bro, se es­tán di­gi­ta­li­zan­do más de 2 mi­llo­nes de li­bros al año”.

ReCapt­cha se ins­cri­be den­tro del área de la Compu­tación Hu­ma­na, que com­bi­na la in­te­li­gen­cia de los hu­ma­nos con la de los compu­tado­res pa­ra re­sol­ver pro­ble­mas de gran es­ca­la. Von Ahn ven­dió ReCapt­cha a Goo­gle en 2009, pe­ro ya ha­bía des­cu­bier­to las ba­ses del apren­di­za­je co­la­bo­ra­ti­vo, que lo lle­va­ría a des­pe­gar, sin lí­mi­tes, rumbo a nue­vos pro­yec­tos.

duo­lin­go: edu­ca­ción pa­ra to­dos

La si­guien­te em­pre­sa di­gi­tal dis­rup­ti­va del in­no­va­dor fue Duo­lin­go, que fun­dó en Pit­ts­burgh en 2011, una pla­ta­for­ma que per­mi­te a los usua­rios apren­der idio­mas gra­tui­ta­men­te mien­tras con­tri­bu­yen a la tra­duc­ción de textos en la Web, re­co­no­ci­da en 2013 por Ap­ple co­mo la me­jor App en el sec­tor edu­ca­ti­vo.

“Duo­lin­go es ac­tual­men­te el sis­te­ma de apren­di­za­je de idio­mas más gran­de en to­do el mun­do, es­ta­mos en­se­ñan­do más de 26 di­fe­ren­tes idio­mas, el prin­ci­pal es el in­glés, y te­ne­mos más de 200 mi­llo­nes de usua­rios”, com­ple­ta el CEO de la com­pa­ñía.

No so­lo eso. Duo­lin­go “es la pla­ta­for­ma mas ba­ja­da de cual­quier ti­po de apren­di­za­je en lí­nea en dis­po­si­ti­vos An­droid, en la Web, en iPho­nes, en ca­si to­dos los paí­ses del mun­do. Eso me cau­sa mu­cho or­gu­llo, creo que tie­ne mu­cho que ver con el he­cho de que es gra­tis y es efec­ti­va”, di­ce con mo­des­tia el ce­re­bro cen­troa­me­ri­cano.

von ahn es­tá com­po­me­ti­do con el ta­len­to la­tino. “en en duo­lin­go tra­ba­jan 110 per­so­nas, y 25 son la­ti­noa­me­ri­ca­nos”

Von Ahn y Duo­lin­go han im­pul­sa­do en los úl­ti­mos años el uso del pro­gra­ma en es­cue­las de Gua­te­ma­la y de otros paí­ses del mun­do. Ac­tual­men­te, com­par­te el in­no­va­dor, “Duo­lin­go es uti­li­za­do en to­das las es­cue­las de Gua­te­ma­la con ac­ce­so a In­ter­net. Ade­más, en Es­ta­dos Uni­dos al­re­de­dor del 15% de las es­cue­las pú­bli­cas usan la apli­ca­ción pa­ra en­se­ñar idio­mas. En paí­ses co­mo Cos­ta Ri­ca, Mé­xi­co, Bra­sil, Co­lom­bia, Duo­lin­go es­tá sien­do uti­li­za­do por las es­cue­las que tie­nen In­ter­net”.

Edu­ca­ción gra­tui­ta al al­can­ce de to­dos. Ese es el mo­tor de Duo­lin­go y de su crea­dor. Pa­ra Luis Von Ahn, la ma­yor prue­ba de los al­can­ces glo­ba­les de es­te pro­gra­ma es que el hom­bre más ri­co del mun­do, Bill Ga­tes, tam­bién use Duo­lin­go. “Eso sig­ni­fi­ca que el hom­bre más ri­co del mun­do uti­li­za la mis­ma pla­ta­for­ma edu­ca­ti­va que los ni­ños po­bres en un país po­bre. Más di­ne­ro no te com­pra me­jor edu­ca­ción. Eso es lo que me ha­ce sen­tir más or­gu­llo­so”, ha de­cla­ra­do.

Pa­re­cie­ra que to­das las me­tas con Duo­lin­go se cum­plie­ron ya. Pe­ro Von Ahn si­gue rein­ven­tan­do el pro­gra­ma. “Es­ta­mos agre­gan­do un sis­te­ma de chat­bots. La idea es que la gen­te prac­ti­que con­ver­san­do con in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial en vez de con otro hu­mano, se­rá co­mo ha­blar con el sis­te­ma”, co­men­ta. Los bots, ba­sa­dos en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, ayu­dan a los usua­rios a prac­ti­car con­ver­sa­ción sin sen­tir­se preo­cu­pa­dos o aver­gon­za­dos, ex­pli­ca.

El pa­sa­do mes de ju­lio, Duo­lin­go anun­ció que re­cau­dó US$25 mi­llo­nes en una ron­da de la Se­rie E li­de­ra­da por Dri­ve Ca­pi­tal. El pro­ce­so ele­vó a US$103 mi­llo­nes la fi­nan­cia­ción to­tal de la com­pa­ñía y la em­pre­sa al­can­zó una va­lo­ra­ción de US$700 mi­llo­nes. Con el fi­nan­cia­mien­to, Duo­lin­go anun­ció in­cre­men­tos en su plan­ti­lla de tra­ba­ja­do­res -prin­ci­pal­men­te in­ge­nie­ros y di­se­ña­do­res-, y una di­ver­si­fi­ca­ción de su car­te­ra de pro­duc­tos así co­mo el lan­za­mien­to de su pla­ta­for­ma de apren­di­za­je a otros idio­mas asiá­ti­cos co­mo el co­reano y el chino, en­tre fi­na­les del 2017 y prin­ci­pios del 2018. Otra área de en­fo­que se­rá la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, con me­jo­ras al chat­bot.

Gra­dua­do del Co­le­gio Ame­ri­cano, Von Ahn sa­lió de Gua­te­ma­la en 1996 pa­ra cur­sar un B.S. (Ba­che­lor of Scien­ce) en ma­te­má­ti­cas de la Uni­ver­si­dad de Du­ke y pos­te­rior­men­te un doc­to­ra­do en cien­cias de la compu­tación de la Uni­ver­si­dad Car­ne­gie Me­llon. Sos­tie­ne que su iden­ti­dad gua­te­mal­te­ca ha si­do de­ter­mi­nan­te en sus in­no­va­cio­nes. “Mu­cho de lo que ha­go tie­ne que ver con ve­nir de un país co­mo Gua­te­ma­la, en don­de no hay ac­ce­so to­tal a la edu­ca­ción y hay mu­cha gen­te que­rien­do apren­der in­glés”.

La edu­ca­ción gra­tui­ta y de ca­li­dad a tra­vés de la tec­no­lo­gía es su mo­ti­vo de ins­pi­ra­ción. Von Ahn sue­ña con “en­se­ñar más co­sas a tra­vés de te­lé­fo­nos mó­vi­les, quie­ro en­se­ñar a leer y es­cri­bir, en­se­ñar ma­te­má­ti­cas bá­si­cas. To­dos en mi em­pre­sa es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra con­se­guir­lo”. Di­rá “mi­sión cum­pli­da” el día en que cual­quier per­so­na pue­da apren­der sin te­ner que pa­gar, gra­cias a la tec­no­lo­gía

Luis Von Ahn es el CEO de Duo­lin­go, com­pa­ñía va­lo­ra­da en más de US$700 mi­llo­nes. Vi­si­tó Gua­te­ma­la in­vi­ta­do a Con­ver­cien­cia 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.