Mi­ni-Entrevista

Estrategia y Negocios - - Contenido -

Sa­lil Da­ni, VP de Eve­rest Group, so­bre RBA y el fu­tu­ro del em­pleo

La de ser­vi­cios cor­po­ra­ti­vos es una in­dus­tria cre­cien­te en Centroamérica, que a fi­na­les de 2016 ge­ne­ra­ba 146.500 em­pleos en la re­gión, de los que 60.000 co­rres­pon­den a Cos­ta Ri­ca.

A ni­vel glo­bal, es una in­dus­tria que mo­vió el úl­ti­mo año US$160.000 mi­llo­nes, de los cua­les al­re­de­dor del 10 % se ge­ne­ra­ron en Amé­ri­ca La­ti­na

La au­to­ma­ti­za­ción ro­bó­ti­ca de pro­ce­sos (RBA, por sus si­glas en in­glés) se cier­ne co­mo una sombra alar­ga­da so­bre el em­pleo en el sec­tor. Mu­cho se es­tá ha­blan­do de la pér­di­da de tra­ba­jos de­bi­do a la trans­for­ma­ción di­gi­tal. Un in­for­me de McKin­sey cifra en 51,7 % el por­cen­ta­je de los tra­ba­jos que po­drían au­to­ma­ti­zar­se en Cos­ta Ri­ca, a par­tir de las tec­no­lo­gías ac­tua­les.

Pe­ro Sa­lil Da­ni, VP de Eve­rest Group, quien vi­si­tó re­cien­te­men­te Cos­ta Ri­ca, no ve un

Ro­bo­ti­za­ción del tra­ba­jo en cen­tros de ser­vi­cios no de­be­ría afec­tar so­bre­ma­ne­ra al em­pleo; eso sí, los tra­ba­ja­do­res de­be­rán re­ci­clar­se (y apor­ta­rán más en sus pues­tos)

pa­no­ra­ma de pér­di­da ma­si­va de em­pleos, sino una opor­tu­ni­dad pa­ra in­no­var y re­ci­clar a aque­llos ha­cia pues­tos de tra­ba­jo con un ma­yor apro­ve­cha­mien­to de su in­te­lec­to y un cre­ci­mien­to de la pro­duc­ti­vi­dad. El pro­ce­so que hoy vivimos po­dría in­cre­men­tar el PIB mun­dial de un 0,8% a un 1,4% anual, se­gún el men­cio­na­do in­for­me, eso en ca­so de que las per­so­nas sus­ti­tui­das por la ro­bó­ti­ca se re­in­cor­po­ren al mer­ca­do la­bo­ral y sean igual de pro­duc­ti­vas que en 2014.

¿Hay ries­go de pér­di­da ma­si­va de em­pleo? No es­pe­ro mu­cha pér­di­da de em­pleo pa­ra com­pa­ñías co­mo Ama­zon (en re­fe­ren­cia a la im­por­tan­cia de su ope­ra­ción en Cos­ta Ri­ca, que a final de año em­plea­rá a 7.500 per­so­nas), por­que las ha­bi­li­da­des de sus tra­ba­ja­do­res son muy di­gi­ta­les, pue­den mo­ver­se fá­cil­men­te de un pro­ce­so a otro, in­clu­so en RBA.

Pe­ro las com­pa­ñías tra­di­cio­na­les sí que ten­drían una amenaza po­ten­cial; no so­lo en Amé­ri­ca La­ti­na, sino a ni­vel glo­bal. ¿Fi­nan­zas o re­cur­sos hu­ma­nos son po­ten­cia­les clien­tes pa­ra RBA?

Ab­so­lu­ta­men­te, pe­ro su po­ten­cial es pa­ra un mo­do muy bá­si­co, transac­cio­nal, co­sas co­mo fac­tu­ra­ción pa­ra clien­tes, re­cau­da­ción de di­ne­ro... Eso pue­de ser au­to­ma­ti­za­do.

Así, la fuer­za de tra­ba­jo que so­lía ha­cer es­tas co­sas, aho­ra ha­ce tra­ba­jos más com­ple­jos, co­mo aná­li­sis fi­nan­cie­ro. Es ne­ce­sa­ria la in­ter­ven­ción hu­ma­na. No pue­des ha­cer­lo to­do au­to­ma­ti­za­do.

¿De­ben las com­pa­ñías ayu­dar a sus em­pleaSí. Si tie­nes que ha­cer el cam­bio, en­ton­ces la com­pa­ñía de­be in­ver­tir en en­tre­na­mien­to a sus tra­ba­ja­do­res. Lo que ocu­rre bá­si­ca­men­te en fi­nan­zas y re­cur­sos hu­ma­nos es que la gen­te lle­va mu­chos años ha­cien­do lo mis­mo y ne­ce­si­ta ser en­tre­na­da en es­tas nue­vas ha­bi­li­da­des. Es po­si­ble y no es di­fí­cil, pe­ro se re­quie­ren es­fuer­zos de­di­ca­dos e in­ver­sión pa­ra en­tre­na­mien­to y edu­ca­ción.

¿Qué rol de­ben jugar los go­bier­nos?

Va­rios, uno es desa­rro­llar un eco­sis­te­ma de mer­ca­do, que lle­ve a la in­no­va­ción.

El rol del go­bierno en la edu­ca­ción: pue­den desa­rro­llar un plan de es­tu­dios, cam­biar el cu­rrí­cu­lum, en­se­ñar co­sas que sean apli­ca­bles. Tam­bién pre­pa­rar más la­bo­ra­to­rios de in­no­va­ción, re­unir a per­so­nas de dis­tin­tas com­pa­ñías, star­tup ven­tu­res, y co­la­bo­rar con ideas.

¿Có­mo lo es­tá ha­cien­do Cos­ta Ri­ca? Bas­tan­te bien, em­plea a más gen­te que Bra­sil, y so­lo es­tá de­trás de Mé­xi­co y Ar­gen­ti­na, en Amé­ri­ca La­ti­na. Sien­do un país pe­que­ño, es uno de los más gran­des em­plea­do­res del sec­tor en La­ti­noa­mé­ri­ca. Lo ha he­cho bien, pe­ro aho­ra de­be en­fo­car­se en ha­cer más Se ha es­ta­do ha­cien­do bien en ser­vi­cios tra­di­cio­na­les, pe­ro hay una opor­tu­ni­dad pa­ra el país en ser­vi­cios innovadores, co­mo RBA. La ca­li­dad del in­glés en Cos­ta Ri­ca es muy bue­na, eso es fun­da­men­tal.

¿Y el res­to de la re­gión?

Hay di­fe­ren­tes ni­ve­les de com­pe­ti­ti­vi­dad en los paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos. Gua­te­ma­la lo es­tá ha­cien­do bas­tan­te bien, Hon­du­ras es­tá rea­li­zan­do las in­ver­sio­nes, El Sal­va­dor es­tá tam­bién en­con­tran­do su iden­ti­dad… ¿Panamá se re­za­gó?

Creo que hay va­rias ra­zo­nes pa­ra ello. En las his­tó­ri­cas es­tá el he­cho de que las com­pa­ñías de EE.UU. ha­bla­ron primero con Cos­ta Ri­ca y lle­ga­ron mu­cho des­pués a Panamá. Es bá­si­ca­men­te la prin­ci­pal ra­zón.

FO­TO: CORTESÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.