Cecilia Cór­do­ba

Estrategia y Negocios - - Contenido - CECILIA CÓR­DO­BA DI­REC­TO­RA EDI­TO­RIAL

Así le lla­man aho­ra en Trans­pa­ren­cia In­ter­na­cio­nal (TI) a la ver­sión glo­bal de es­te fla­ge­lo que se­gún la or­ga­ni­za­ción que la mi­de des­de ha­ce más de vein­te años, en los úl­ti­mos tiem­pos ha “mu­ta­do cua­li­ta­ti­va­men­te”.

¿Por qué ha cam­bia­do y es ca­da vez más pe­li­gro­sa? Por­que co­mo bien in­di­ca el pre­si­den­te de TI, el pe­ruano Jo­sé Ugaz, la co­rrup­ción glo­bal “in­vo­lu­cra a ac­to­res po­lí­ti­cos y em­pre­sa­ria­les muy po­de­ro­sos, mo­vi­li­za gi­gan­tes­cas can­ti­da­des de re­cur­sos y di­ne­ro, tra­ba­ja a tra­vés de ca­na­les del cri­men or­ga­ni­za­do, y se man­tie­ne im­pu­ne por el po­der de sus ac­to­res”.

Efec­ti­va­men­te la co­rrup­ción mu­ta y se adap­ta a los nue­vos tiem­pos. Lo ha­ce a es­ca­la glo­bal, pe­ro tam­bién re­gio­nal y lo­cal. Cen­troa­mé­ri­ca no es la ex­cep­ción. Aquí, más allá de las di­fe­ren­cias en cuan­to a ci­fras y so­fis­ti­ca­ción de las ope­ra­cio­nes fren­te a otras la­ti­tu­des, la co­rrup­ción se per­ci­be ca­da vez más am­plia y pro­fun­da.

El Ins­ti­tu­to Cen­troa­me­ri­cano de Es­tu­dios Fis­ca­les (Ice­fi) pre­sen­tó en sep­tiem­bre el li­bro La Co­rrup­ción, sus ca­mi­nos e im­pac­to en la so­cie­dad y una agen­da pa­ra en­fren­tar­la en el Trián­gu­lo Nor­te Cen­troa­me­ri­cano, una in­ves­ti­ga­ción que de­ta­lla los ca­sos más re­le­van­tes de Gua­te­ma­la, Hon­du­ras y El Salvador y plan­tea có­mo el sa­queo de los re­cur­sos pú­bli­cos se tra­du­ce en un ro­bo de opor­tu­ni­da­des de desa­rro­llo y me­jo­res con­di­cio­nes de vi­da pa­ra la po­bla­ción.

En Hon­du­ras, la co­rrup­ción en­tre 2007 y 2014 re­pre­sen­tó el 4.3% del PIB y el 95% de los ca­sos se re­la­cio­na con el Ins­ti­tu­to Hon­du­re­ño de Se­gu­ri­dad So­cial. Se­gún Ice­fi, es­to sig­ni­fi­ca, en­tre otros, ca­si el 70% del pre­su­pues­to des­ti­na­do a sa­lud y cer­ca del 35% del di­ri­gi­do a edu­ca­ción.

En El Salvador, el di­ne­ro per­di­do (en­tre 1989 y 2017) equi­va­le en cos­tos ac­tua­les a 6.6 ve­ces el pre­su­pues­to de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la Na­ción, 1.25 ve­ces el de jus­ti­cia, cer­ca del 95% del pre­su­pues­to pa­ra sa­lud y el 60% del des­ti­na­do a edu­ca­ción.

En Gua­te­ma­la, Ice­fi ana­li­zó los ca­sos más re­le­van­tes en­tre 2008-2017. Pa­ra cuan­ti­fi­car los cos­tos, se iden­ti­fi­ca­ron los ru­bros del pre­su­pues­to pú­bli­co más vul­ne­ra­bles; lue­go se apli­có el su­pues­to téc­ni­co de una pér­di­da pro­me­dio del 20% por co­rrup­ción. Así, en un año las pér­di­das equi­val­drían a: cua­tro ve­ces el pre­su­pues­to del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co o el 74% del pre­su­pues­to de sa­lud pú­bli­ca y asis­ten­cia so­cial, en­tre otros.

Las ci­fras son alar­man­tes y tie­nen la ca­pa­ci­dad de asig­nar­le da­tos al cla­mor ca­da vez más sen­ti­do que la so­cie­dad ci­vil (fun­da­men­tal­men­te en Gua­te­ma­la) ha­ce a sus go­ber­nan­tes y lí­de­res. Y no so­lo en el Trián­gu­lo Nor­te, ya que co­no­ce­mos en Pa­na­má, Cos­ta Ri­ca y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na ca­sos de co­rrup­ción que tie­nen en aler­ta a las ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia y a la ciu­da­da­nía.

Así co­mo no res­pe­ta fron­te­ras, la co­rrup­ción tam­po­co es ex­clu­si­va del sec­tor pú­bli­co. De acuer­do con Ice­fi, cer­ca de 149 in­ves­ti­ga­cio­nes en 18 paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca dan cuen­ta de que en el 80% de los ca­sos es­tá in­vo­lu­cra­do el sec­tor pri­va­do. Los da­tos so­lo lo con­fir­man: la co­rrup­ción es un cáncer que fre­na el desa­rro­llo y Cen­troa­mé­ri­ca un pa­cien­te al que le ur­ge un tra­ta­mien­to efec­ti­vo, la pre­gun­ta es, ¿cuán­do ini­cia­mos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.