A VE­CES ME­NOS ES MÁS

Conectate - - NEWS - Jes­sie Ri­chards Jes­sie Ri­chards par­ti­ci­pó en la pro­duc­ción de Co­néc­ta­te des­de el 2001 has­ta el 2012 y es­cri­bió va­rios ar­tícu­los co­mo re­dac­to­ra de la re­vis­ta. Tam­bién ha tra­ba­ja­do co­mo re­dac­to­ra y edi­to­ra pa­ra otras pu­bli­ca­cio­nes cris­tia­nas y por­ta­les de

Aun­que sea un cli­ché del que se abu­sa en los cu­rri­cu­lum vi­tae, la ver­dad es que soy una per­so­na orien­ta­da a los ob­je­ti­vos. Des­de que ten­go me­mo­ria me he im­pues­to me­tas, par­ti­cu­lar­men­te al prin­ci­pio del año, las cua­les lue­go me abo­co a al­can­zar. Mu­chos propósitos que se ha­cen en Año Nue­vo que­dan en na­da por­que son co­sas que la gen­te di­ce en un mo­men­to de pa­sión — o de cul­pa­bi­li­dad— y que al ra­to olvida o des­es­ti­ma. Ese no es mi ca­so. Sin em­bar­go, me he da­do cuen­ta de que tien­do a ser de­ma­sia­do am­bi­cio­sa. Aun­que al­can­zo al­gu­nas me­tas, ter­mino des­ani­ma­da; tam­bién se da el ca­so de que lo­gro al­gu­nas me­tas se­cun­da­rias, pe­ro no las pri­mor­dia­les. No es por­que no ten­ga pre­sen­tes mis ob­je­ti­vos o por­que no los per­si­ga con cons­tan­cia, sino por­que no ha­go pla­nes rea­lis­tas, to­man­do en con­si­de­ra­ción mis li­mi­ta­cio­nes y la ne­ce­si­dad de apar­tar su­fi­cien­te tiem­po pa­ra sim­ple­men­te dis­fru­tar de la vi­da.

Hace po­co re­pa­sé mis propósitos de los ocho úl­ti­mos años, que en tér­mi­nos ge­ne­ra­les han si­do una com­bi­na­ción de me­tas pro­fe­sio­na­les, ob­je­ti­vos en cuan­to a mi es­ta­do físico, lu­ga­res que que­ría vi­si­tar y co­sas que que­ría apren­der o en las que desea­ba ad­qui­rir más des­tre­za. Año uno

Me fi­jé diez ob­je­ti­vos y no lo­gré sino dos. Hu­bo va­rios a los que me acer­qué. Por ejem­plo, re­sol­ví co­rrer 1.000 ki­ló­me­tros a lo lar­go del año e hi­ce 850.

Al­go in­tere­san­te que ad­ver­tí cuan­do re­pa­sé mis me­tas al ter­mi­nar el año fue que las dos que al­can­cé eran pre­ci­sa­men­te me­tas de las que ha­bía ha­bla­do con muchas per­so­nas, lo cual, cla­ro, me es­ti­mu­ló a per­se­ve­rar has­ta al­can­zar­las.

Otra co­sa que me lla­mó la aten­ción es que ha­bía por lo me­nos dos ítems que más ade­lan­te fran­ca­men­te de­ja­ron de in­tere­sar­me, o que al re­pa­sar la lis­ta me di­je: «¿Có­mo es que in­cluí es­to?» Pu­ros ca­pri­chos, no ob­je­ti­vos. Año dos

Dis­pues­ta a apren­der del año an­te­rior, me di­je que no me fi­ja­ría sino uno o dos ob­je­ti­vos por ca­te­go­ría. No me ex­pli­co có­mo, pe­ro ter­mi­né con seis ca­te­go­rías y ocho ob­je­ti­vos. Pa­ra col­mo, to­dos eran de ca­rác­ter per­so­nal, de ma­ne­ra que trans­cu­rri­dos unos me­ses aña­dí sie­te ob­je­ti­vos de tra­ba­jo. Así las co­sas, ter­mi­né con 15 ob­je­ti­vos, su­peran­do la ci­fra del año an­te­rior.

Ese año, no obs­tan­te, es­ta­ble­cí una re­gla muy es­pe­cí­fi­ca pa­ra mis me­tas, a sa­ber: Si no son con­cre­tas y cuan­ti­fi­ca­bles, no pue­den es­tar en la lis­ta. Creo que eso ayu­dó, pues al­can­cé 11 de los 15 ob­je­ti­vos.

Año tres

En otro in­ten­to de mejorar mis mé­to­dos, re­sol­ví con­cen­trar­me en un so­lo ob­je­ti­vo ge­ne­ral. Na­tu­ral­men­te, se sub­di­vi­día en otros me­no­res, 16 en to­tal. Es­ta­ban to­dos vin­cu­la­dos y or­ga­ni­za­dos pa­ra ir­los al­can­zan­do de uno en uno. La es­tra­te­gia ma­yor­men­te fun­cio­nó. Bueno, al­can­cé nue­ve. Pe­ro los pro­gre­sos fue­ron vá­li­dos y que­dé con­ten­ta. Año cua­tro

Me im­pu­se seis ob­je­ti­vos. Al­can­cé cin­co. Apli­qué mé­to­dos un po­co dis­tin­tos que en años an­te­rio­res: • Ca­da tri­mes­tre me mo­les­té en re­pa­sar mis ob­je­ti­vos y pro­gre­sos. • Lle­vé un re­gis­tro de to­dos mis lo­gros, tan­to la­bo­ra­les co­mo per­so­na­les. • Me hi­ce una lis­ta de lo que que­ría de­jar de ha­cer, que fue pa­ra mí ¡una re­ve­la­ción! En al­gu­na par­te leí esa idea, y me pa­re­ció muy sen­sa­ta. Com­pren­dí que, si que­ría dis­po­ner de más tiem­po pa­ra lo que que­ría ha­cer, te­nía que sa­car tiem­po de al­gu­na par­te. Afor­tu­na­da­men­te lo­gré de­jar de ha­cer las tres co­sas que me ha­bía pro­pues­to. Año cin­co Las reali­da­des de la vi­da me fa­ci­li­ta­ron mu­cho los ob­je­ti­vos de ese año. Hu­bo dos bien gran­des que no eran op­cio­na­les: con­se­guir tra­ba­jo y un apar­ta­men­to, y lo­gré am­bos.

Na­tu­ral­men­te que des­pués tu­ve que fi­jar­me al­gu­nos que sí fue­ran op­cio­na­les. Me pro­pu­se seis. Al­can­cé tres. Año seis

Re­bau­ti­cé mi lis­ta. En vez de lla­mar­la: «Ob­je­ti­vos de Año Nue­vo», la ti­tu­lé: «Lo que quie­ro es­te año». Ade­más ex­pu­se en de­ta­lle, en la me­di­da de lo po­si­ble, los me­dios que em­plea­ría pa­ra al­can­zar mis ob­je­ti­vos.

Que­ría nue­ve co­sas. Lo­gré seis. Año sie­te

Nue­va­men­te op­té por ha­cer­me una lis­ta de las co­sas que que­ría. Me fi­jé so­lo dos ob­je­ti­vos prin­ci­pa­les; aho­ra bien, esos re­que­rían otros sie­te com­ple­men­ta­rios. En tres de los sie­te me fue bien; ade­más, eran los más im­por­tan­tes pa­ra mí. Sin em­bar­go, no lo­gré cum­plir a ca­ba­li­dad nin­guno de los dos gran­des. Qui­se abar­car de­ma­sia­do, in­clu­so sien­do so­lo dos: eran ex­ce­si­va­men­te am­bi­cio­sos. Año ocho: el ac­tual

Un rá­pi­do re­pa­so me mues­tra cla­ra­men­te que, por mu­cho que me es­fuer­ce por ser rea­lis­ta, siem­pre so­bre­va­lo­ro mi ca­pa­ci­dad. Si me fi­jo 10 ob­je­ti­vos, qui­zás al­can­ce 7. Si me pro­pon­go 6, pro­ba­ble­men­te con­si­ga 3. Si me fi­jo 3, al­can­zo 1 o 2.

Por eso es­te año voy a se­guir lo que con­si­de­ro un plan bri­llan­te: un so­lo ob­je­ti­vo. In­elu­di­ble­men­te lo al­can­za­ré. Te­nien­do un so­lo ob­je­ti­vo, es­toy se­gu­ra de que me con­cen­tra­ré en él, me es­for­za­ré y lo lo­gra­ré.

Tam­bién ten­go una lis­ta de co­sas que quie­ro ha­cer an­tes de mo­rir, a la que con fre­cuen­cia agre­go nue­vas en­tra­das. (¡Ya tie­ne más de 40!) Es­tas no tie­nen fe­cha de ven­ci­mien­to al fi­nal del año. Ade­más, so­ñar es gra­tis. En cam­bio, pa­ra al­can­zar me­tas se re­quie­re cla­ri­dad, con­cen­tra­ción, tiem­po, es­fuer­zo y una sa­na do­sis de rea­lis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.