EL PRIMER DÍA DE CO­LE­GIO

Conectate - - NEWS - Keith Phi­llips Keith Phi­llips fue je­fe de redacción de la re­vis­ta Ac­ti­va­ted, la ver­sión en in­glés de Co­néc­ta­te, du­ran­te 14 años, en­tre 1999 y 2013. Hoy él y su es­po­sa Caryn ayu­dan a per­so­nas sin ho­gar en los EE. UU.

El primer día del año se ase­me­ja un po­co al primer día de cla­ses. Di­ga­mos que Dios nos da a ca­da uno un im­pe­ca­ble cua­derno por es­tre­nar, fla­man­tes lá­pi­ces afi­la­dos, li­bros de tex­to re­ple­tos de nue­vas en­se­ñan­zas y la po­si­bi­li­dad de em­pe­zar de ce­ro. Las ex­pec­ta­ti­vas — bue­nas o ma­las— que eso sus­ci­te en no­so­tros de­pen­den en bue­na par­te de có­mo nos ha­ya ido en el gra­do an­te­rior el úl­ti­mo año. Si nos fue ex­ce­len­te, es pro­ba­ble que sa­lu­de­mos es­pe­ran­za­dos al año nue­vo, con tre­men­do en­tu­sias­mo. Si ape­nas lo­gra­mos pa­sar ras­pan­do, es más fá­cil que sin­ta­mos ner­vios y apren­sión.

De uno u otro mo­do, es­te año pue­de ser el me­jor de to­dos, pues Je­sús desea ser tu pro­fe­sor par­ti­cu­lar. Él sa­be mu­cho, y ha­rás bien en acep­tar Su ofre­ci­mien­to. ¿Quién me­jor que Él pa­ra guiar­te en la es­cue­la de la vi­da? Al fin y al ca­bo, Él di­se­ñó el cur­so, re­dac­tó el li­bro de tex­to y pre­pa­ró los exá­me­nes. Así las co­sas, no ca­be du­da de que com­pren­de ca­bal­men­te to­dos los con­te­ni­dos y co­no­ce to­das las res­pues­tas. Es más, te ama en­tra­ña­ble­men­te y desea, in­clu­so más que tú, que aprue­bes el cur­so.

Si te acos­tum­bras a pre­sen­tar­le tus pre­gun­tas y di­fi­cul­ta­des y de­jas que Él te ex­pli­que có­mo las ve, des­cu­bri­rás que to­do en­ca­ja en su lu­gar co­mo nun­ca. Él te ayu­da­rá a re­sol­ver los pro­ble­mas más es­pi­no­sos y a sa­car par­ti­do de tus erro­res, con­vir­tién­do­los en opor­tu­ni­da­des di­dác­ti­cas. Es pa­cien­te, amo­ro­so y sa­bio. Y por si no lo men­cio­né, sa­be me­jor que na­die ha­cer en­tre­te­ni­do el apren­di­za­je.

¿Pa­ra qué es­for­zar­te tan­to por pa­sar ras­pan­do y ape­nas apro­bar el cur­so cuan­do Je­sús pue­de ayu­dar­te a es­tar en el cua­dro de ho­nor? Ade­más, cuan­do lle­gue el exa­men fi­nal, te ayu­da­rá tam­bién con eso. Qué or­gu­llo­so te sen­ti­rás cuan­do te di­ga: «¡Te lu­cis­te!»

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.