OLLAS Y SARTENES

Conectate - - NEWS - De Je­sús, con ca­ri­ño

Cuan­do en­tras a una co­ci­na que ha te­ni­do mu­cho uso, de una per­so­na que dis­fru­ta preparando la co­mi­da y con bue­na mano pa­ra co­ci­nar, no en­cuen­tras en ella es­tan­tes de ollas y sartenes res­plan­de­cien­tes, sin nin­gu­na me­lla. To­do lo con­tra­rio. Las ollas y sartenes tie­nen mar­cas de uso. Tie­nen man­chas de gra­sa, hen­di­du­ras, abo­lla­du­ras. ¿Esos de­fec­tos les res­tan uti­li­dad? No.

Pre­gun­ta a cual­quier chef cuá­les son sus ollas y ca­ce­ro­las pre­fe­ri­das. Pro­ba­ble­men­te se­rán las que le sir­ven bien, las de efi­ca­cia pro­ba­da. En mu­chos ca­sos se­rán las que ha uti­li­za­do bas­tan­te y que tie­nen mar­cas que lo de­mues­tran.

Da­me las gra­cias por las di­fi­cul­ta­des a las que te en­fren­tas. Con­fía en que es­ta­ré con­ti­go don­de­quie­ra que te en­cuen­tres y te in­di­ca­ré el si­guien­te pa­so que de­bes dar. Con­fía en que cuan­do te sa­que de esos tran­ces te ha­brás con­ver­ti­do en una per­so­na más pru­den­te, más fuer­te y me­jor, cu­ya vi­da da­rá buen fru­to, pa­ra ti, pa­ra los de­más y pa­ra Mi reino. En vez de la­men­tar­te por tus erro­res o per­der el tiem­po desean­do ha­ber to­ma­do otras de­ci­sio­nes, pí­de­me que me sir­va de ti ahí don­de es­tás.

Pue­des ser una de esas ollas que es­tán siem­pre a Mi ser­vi­cio, una ca­ce­ro­la útil que no me de­frau­da, uno de esos pe­ro­les que es­tán siem­pre a la mano y son tan va­lio­sos pa­ra Mí, tu chef de chefs.

¡ Jun­tos po­de­mos ha­cer ma­ra­vi­llas!

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.