Así se alar­ga­rá la vi­da de las ba­te­rías de vehícu­los eléc­tri­cos

○ ¿A dón­de irán tres mi­llo­nes de ba­te­rías ju­bi­la­das? La apues­ta es dar­les un nue­vo uso en la in­dus­tria del al­ma­ce­na­mien­to de ener­gía, un mer­ca­do po­ten­cial de 550 mil mdd.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - NEGOCIOS - —Da­vid Strin­ger y Jie Ma, con Ni­clas Ro­lan­der, Je­remy Hod­ges, Adrian Leung y Han­nah Dor­mi­do

Las pri­me­ras tan­das de ba­te­rías de vehícu­los eléc­tri­cos e hí­bri­dos es­tán al­can­zan­do la edad de ju­bi­la­ción, pe­ro su des­tino no se­rán los ba­su­re­ros. En el oto­ño de sus vi­das se­rán usa­das pa­ra en­friar cer­ve­za en los 7-Ele­ven de Ja­pón, ali­men­tar es­ta­cio­nes de re­car­ga en Ca­li­for­nia y al­ma­ce­nar ener­gía pa­ra ho­ga­res y re­des eléc­tri­cas en Eu­ro­pa.

Las ba­te­rías de io­nes de li­tio de co­ches y au­to­bu­ses pue­den car­gar y des­car­gar elec­tri­ci­dad du­ran­te otros sie­te a diez años des­pués de ha­ber si­do re­ti­ra­das de los ca­mi­nos, una vi­da útil con im­por­tan­tes ra­mi­fi­ca­cio­nes pa­ra los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les y los pro­vee­do­res de elec­tri­ci­dad y de ma­te­rias pri­mas.

Ha­llar for­mas de re­uti­li­zar esa tec­no­lo­gía es ur­gen­te ya que se pro­nos­ti­ca que el ar­se­nal mun­dial de ba­te­rías de vehícu­los eléc­tri­cos re­ba­sa­rá el equi­va­len­te a tres mi­llo­nes 400 mil pa­que­tes pa­ra 2025, en com­pa­ra­ción con los 55 mil de es­te año, se­gún cálcu­los ba­sa­dos en da­tos de Bloom­berg NEF (BNEF).

Chi­na, don­de se ven­den la mi­tad de los vehícu­los eléc­tri­cos del mun­do, im­ple­men­ta­rá una nor­ma­ti­va en agos­to pa­ra ha­cer que las au­to­mo­tri­ces se ha­gan res­pon­sa­bles de las ba­te­rías ex­pi­ra­das y evi­tar que ter­mi­nen en los ti­ra­de­ros. La Unión Eu­ro­pea ya cuen­ta con re­gu­la­cio­nes y la in­dus­tria es­pe­ra que Es­ta­dos Uni­dos pron­to las in­tro­duz­ca.

Ge­ne­ral Mo­tors Co., BMW AG, To­yo­ta Mo­tor Corp., BYD Co. y un pu­ña­do de pro­vee­do­res de al­ma­ce­na­mien­to de ener­gías re­no­va­bles es­tán en­tre los que in­ten­tan desa­rro­llar un mer­ca­do se­cun­da­rio pa­ra un dis­po­si­ti­vo que re­cien­te­men­te se fu­sio­nó con su pro­pio mer­ca­do. La se­gun­da vi­da ge­ne­ra un flu­jo de in­gre­sos adi­cio­nal por el mis­mo pro­duc­to, y eso po­dría ayu­dar a ba­jar los pre­cios de los vehícu­los eléc­tri­cos que ma­nu­fac­tu­ran.

"Los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les tie­nen un pro­ble­ma in­mi­nen­te que ya es­ta­mos em­pe­zan­do a ver: es­te enor­me vo­lu­men de ba­te­rías", des­ta­có Johan St­jern­berg, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Box of Energy AB, una em­pre­sa sue­ca que tra­ba­ja con Pors­che y Vol­vo Cars. "El mer­ca­do se­rá enor­me pa­ra es­ta se­gun­da vi­da abo­ca­da al al­ma­ce­na­mien­to".

El pro­nós­ti­co de BNEF es sor­pren­den­te, pa­ra 2030 la de­man­da de ba­te­rías pa­ra vehícu­los eléc­tri­cos se ha­brá mul­ti­pli­ca­do 25 ve­ces. Se­gún la con­sul­to­ra Avi­cen­ne Energy, los au­to­mó­vi­les han su­pe­ra­do a los pro­duc­tos elec­tró­ni­cos de con­su­mo co­mo los ma­yo­res usua­rios de ba­te­rías de io­nes de li­tio.

Pa­ra 2040, más de la mi­tad de las ven­tas de au­tos nue­vos y un ter­cio de la flo­ta mun­dial (equi­va­len­te a 559 mi­llo­nes de vehícu­los) se­rán eléc­tri­cos. Pa­ra 2050, las em­pre­sas ha­brán in­ver­ti­do cer­ca de 550 mil mi­llo­nes de dó­la­res en ba­te­rías de al­ma­ce­na­mien­to pa­ra uso do­més­ti­co, in­dus­trial y a es­ca­la de red, se­gún BNEF.

"La ló­gi­ca de­trás de es­to es la eco­no­mía cir­cu­lar", se­ña­la Ce­ci­le So­bo­le, ge­ren­te de pro­gra­ma pa­ra el ne­go­cio de vehícu­los eléc­tri­cos de Re­nault SA. "La ba­te­ría pro­ve­nien­te del vehícu­lo eléc­tri­co se vol­ve­rá par­te del mun­do de la ener­gía".

Pe­ro mien­tras mu­chas com­pa­ñías in­cur­sio­nan en el cam­po, el ma­yor fa­bri­can­te de au­tos eléc­tri­cos de Es­ta­dos Uni­dos, Tes­la Inc., se man­tie­ne al mar­gen. La com­pa­ñía di­jo que sus ba­te­rías pro­ba­ble­men­te no sean ade­cua­das pa­ra una nue­va ta­rea tras diez o quin­ce años de uso y su aten­ción se cen­tra en re­cu­pe­rar las ma­te­rias pri­mas, no en una se­gun­da vi­da.

Los es­fuer­zos por re­uti­li­zar­las pa­ra nue­vos fi­nes po­drían ra­len­ti­zar­se si se vuel­ve más ren­ta­ble re­cu­pe­rar ma­te­ria­les co­mo el co­bal­to y sim­ple­men­te fa­bri­car nue­vas ba­te­rías. El de­cre­cien­te ren­di­mien­to de la ba­te­ría de un vehícu­lo eléc­tri­co se evi­den­cia en las re­car­gas ca­da vez más fre­cuen­tes y el me­nor ki­lo­me­tra­je por car­ga. Nor­mal­men­te, la pie­za se cam­bia des­pués de una dé­ca­da en au­to­mó­vi­les fa­mi­lia­res y des­pués de cua­tro años en au­to­bu­ses y ta­xis.

Aun­que las ba­te­rías usa­das ya no sir­ven pa­ra ali­men­tar un vehícu­lo, son idea­les pa­ra ta­reas co­mo

al­ma­ce­nar elec­tri­ci­dad de pa­ne­les so­la­res y tur­bi­nas eó­li­cas, y acu­mu­lar ener­gía de la red eléc­tri­ca cuan­do las ta­ri­fas son ba­jas.

"En reali­dad una ba­te­ría de io­nes de li­tio nun­ca mue­re", ex­pli­ca Hans Eric Me­lin, fun­da­dor de la con­sul­to­ría lon­di­nen­se Cir­cu­lar Energy Sto­ra­ge Re­search and Con­sul­ting. "Es co­mo cuan­do qui­tas la pi­la al­ca­li­na de tu lin­ter­na y la po­nes en un con­trol re­mo­to, y si­gue dan­do ser­vi­cio".

Me­lin es­ti­ma que pa­ra el año 2025 apro­xi­ma­da­men­te tres cuar­tas par­tes de las ba­te­rías ju­bi­la­das de los vehícu­los eléc­tri­cos se re­uti­li­za­rán y lue­go se re­ci­cla­rán pa­ra res­ca­tar las ma­te­rias pri­mas. Eso sig­ni­fi­ca que los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les y de ba­te­rías pue­den ren­ta­bi­li­zar el mis­mo pro­duc­to va­rias ve­ces.

Al­gu­nas de las em­pre­sas im­pli­ca­das en desa­rro­llar es­ta se­gun­da vi­da son Box of Energy, la bri­tá­ni­ca Po­wer­vault Ltd. y la aus­tra­lia­na Re­lec­trify Pty. Y un buen nú­me­ro de au­to­mo­tri­ces es­tán aso­cián­do­se con ellas o ha­cién­do­lo por su cuen­ta.

En los só­ta­nos de un com­ple­jo de tres edi­fi­cios re­si­den­cia­les en el oes­te de Sue­cia, Box of Energy ins­ta­ló ga­bi­ne­tes del ta­ma­ño de un re­fri­ge­ra­dor, ca­da uno con 20 mó­du­los de ba­te­rías re­cu­pe­ra­das de au­tos hí­bri­dos de Vol­vo. Al­ma­ce­nan la ener­gía de los pa­ne­les so­la­res en la azo­tea pa­ra ope­rar los as­cen­so­res y las lu­ces en las áreas co­mu­nes. "Has­ta aho­ra han fun­cio­na­do sin pro­ble­mas", di­jo Len­nart Nord, cui­da­dor de los edi­fi­cios ubi­ca­dos en Go­tem­bur­go.

La tec­no­lo­gía pue­de re­du­cir la fac­tu­ra de la elec­tri­ci­dad en las ca­sas en más de un ter­cio, di­jo Po­wer­vault, que pla­nea usar pa­que­tes de ba­te­rías del Re­nault Zoe en ho­ga­res y es­cue­las de In­gla­te­rra es­te verano. Las uni­da­des de Po­wer­vault, del ta­ma­ño de un la­va­pla­tos, pue­den cal­cu­lar cuán­do es más eco­nó­mi­co to­mar elec­tri­ci­dad de la red y cuán­do es mejor apro­ve­char la al­ma­ce­na­da.

Jeff Hardy co­lo­ca­rá una uni­dad Po­wer­vault en su ca­sa vic­to­ria­na en el sud­es­te de Lon­dres, y es­pe­ra aho­rrar unas 110 li­bras al año. "Bá­si­ca­men­te pue­de com­ple­men­tar mi ener­gía so­lar y per­mi­tir­me ha­cer más sin que mi re­ci­bo suba", di­jo Hardy, aca­dé­mi­co y con­sul­tor en el sec­tor de la ener­gía. "La fa­bri­ca­ción de ba­te­rías eléc­tri­cas tie­ne un im­pac­to en el me­dio am­bien­te. El he­cho de que és­te sea un pro­duc­to re­uti­li­za­ble sig­ni­fi­ca que es­tá re­du­cien­do esa hue­lla".

Los sis­te­mas de ma­yor es­ca­la tam­bién pue­den ba­jar los cos­tos pa­ra las em­pre­sas. Las ba­te­rías del au­to eléc­tri­co Leaf de Nis­san pron­to ayu­da­rán a ilu­mi­nar las ca­lles de Na­mie, que se re­cu­pe­ra del desas­tre de 2011 en la plan­ta nu­clear Fu­kus­hi­ma Daii­chi.

To­yo­ta, fa­bri­can­te del hí­bri­do Prius, ins­ta­la­rá ba­te­rías ju­bi­la­das afue­ra de las tien­das 7-Ele­ven en Ja­pón el pró­xi­mo año. Las ba­te­rías hí­bri­das al­ma­ce­na­rán ener­gía de pa­ne­les so­la­res y lue­go la usa­rán cuan­do sea ne­ce­sa­rio pa­ra el fun­cio­na­mien­to de los re­fri­ge­ra­do­res de be­bi­das, los ca­len­ta­do­res de po­llo fri­to y las pa­rri­llas pa­ra sal­chi­chas den­tro de las tien­das.

Una tí­pi­ca ba­te­ría de co­che eléc­tri­co con­ser­va en­tre el 50 y el 70 por cien­to de su ca­pa­ci­dad de po­ten­cia al mo­men­to de su re­ti­ro, in­di­có Tom Zhao, di­rec­tor de ven­tas glo­ba­les de la di­vi­sión de ba­te­rías de BYD. La com­pa­ñía, que tie­ne a Wa­rren Buf­fett co­mo in­ver­sor, uti­li­za ba­te­rías de se­gun­da mano pa­ra ali­men­tar to­rres de trans­mi­sión inalám­bri­ca y pa­ra ope­rar uno de los ma­yo­res sis­te­mas de al­ma­ce­na­mien­to de ener­gía de Chi­na en Shenz­hen.

"Si no las re­uti­li­zas, es un enor­me des­per­di­cio", di­jo Zhao.

Un em­plea­do en la fá­bri­ca de Po­wer­vault Energy tra­ba­ja en uno de sus dis­po­si­ti­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.