Fa­ce­book le gui­ña a usua­rios de Ins­ta­gram

○ El jue­go de po­der en­tre la pla­ta­for­ma so­cial y la apli­ca­ción pa­ra com­par­tir fo­tos es­tá cam­bian­do.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - TECNOLOGÍA - — Sa­rah Frier

A fi­nes de ju­nio, Spen­cer Chen re­ci­bió una no­ti­fi­ca­ción inusual de Ins­ta­gram. La apli­ca­ción lo im­pul­só a ve­ri­fi­car la nue­va fo­to de un amigo en Fa­ce­book. Chen to­mó una cap­tu­ra de pan­ta­lla y pu­bli­có la no­ti­fi­ca­ción en In­ter­net, lla­mán­do­la un gri­to de aten­ción por par­te de la red so­cial más an­ti­gua. Se sen­tía co­mo un tru­co ba­ra­to, di­ce, co­mo "apa­ci­guar al her­mano ma­yor en el edi­fi­cio de Fa­ce­book". Chen es una de las de­ce­nas de mi­llo­nes de per­so­nas que usa­ron Ins­ta­gram an­tes de que Fa­ce­book Inc. ad­qui­rie­ra la apli­ca­ción pa­ra com­par­tir fo­tos en 2012. Des­de en­ton­ces, ase­gu­ra, ha an­ti­ci­pa­do el día en que Fa­ce­book co­men­za­ría a ju­gar con la apli­ca­ción pa­ra sa­tis­fa­cer sus ne­ce­si­da­des. Ese día, con­si­de­ra, ha lle­ga­do.

No se pue­de ne­gar que la di­ná­mi­ca de po­der en­tre Fa­ce­book e Ins­ta­gram es­tá cam­bian­do. Ins­ta­gram cuen­ta con mil mi­llo­nes de usua­rios, más de lo que Fa­ce­book te­nía al ad­qui­rir­la. La apli­ca­ción va­le más de 100 mil mi­llo­nes de dó­la­res, se­gún un aná­li­sis de Bloom­berg In­te­lli­gen­ce, y si­gue avan­zan­do en­tre un gru­po más jo­ven de usua­rios que son crí­ti­cos pa­ra el cre­ci­mien­to de Fa­ce­book. Ade­más, los usua­rios de la red so­cial crea­da por Mark Zuc­ker­berg han acu­di­do a Ins­ta­gram co­mo un es­ca­pe, can­sa­dos de las dispu­tas po­lí­ti­cas y los es­cán­da­los de pri­va­ci­dad que afec­tan a la ma­triz. Los usua­rios pro­me­dia­ron 53 mi­nu­tos por día en Ins­ta­gram en ju­nio, so­lo cin­co mi­nu­tos me­nos que en Fa­ce­book, se­gún da­tos de An­droid de la com­pa­ñía de aná­li­sis Si­mi­la­rWeb. A me­di­da que el cre­ci­mien­to de su ba­se dis­mi­nu­ye, el fu­tu­ro de Fa­ce­book es más cier­to con Ins­ta­gram que sin él.

"No ten­dría­mos tan­ta con­fian­za en el fu­tu­ro de Fa­ce­book si no fue­ra por Ins­ta­gram", men­cio­na Rich Green­field, ana­lis­ta del ban­co de in­ver­sión BTIG. "Han he­cho un tra­ba­jo real­men­te bueno con la polinización cru­za­da". Es un gran cam­bio con res­pec­to a los años pos­te­rio­res a la ad­qui­si­ción de 715 mi­llo­nes de dó­la­res, cuan­do Ins­ta­gram de­pen­día de Fa­ce­book pa­ra las re­la­cio­nes con los anun­cian­tes y la in­fra­es­truc­tu­ra ne­ce­sa­ria pa­ra cre­cer.

Ins­ta­gram co­men­ta que lo que Chen ex­pe­ri­men­tó fue una prue­ba de pro­duc­to. Aun así, la pla­ta­for­ma de fo­tos ali­men­ta a Fa­ce­book de otras ma­ne­ras. El año pa­sa­do, la ma­triz lan­zó su pro­pia ver­sión ‘Sto­ries’, que per­mi­te a las per­so­nas pu­bli­car vi­deos que de­sa­pa­re­cen en 24 ho­ras. Green­field no­tó que la ver­sión de Fa­ce­book se hi­zo más po­pu­lar una vez que los usua­rios de Ins­ta­gram pu­die­ron pu­bli­car sus his­to­rias en am­bos lu­ga­res con so­lo un bo­tón.

Los 400 mi­llo­nes de usua­rios de Ins­ta­gram Sto­ries pre­sen­tan una opor­tu­ni­dad pa­ra el ne­go­cio pu­bli­ci­ta­rio de Fa­ce­book, se­gún Ken Se­na, ana­lis­ta de Wells Far­go Se­cu­ri­ties. Ins­ta­gram es­tá rum­bo a pro­por­cio­nar­le a Fa­ce­book 20 mil mi­llo­nes de dó­la­res en in­gre­sos pa­ra 2020, cer­ca de un cuar­to del to­tal de Fa­ce­book, es­cri­bió a los in­ver­so­res. Y la pu­bli­ca­ción cru­za­da ayu­da­ría a las am­bi­cio­nes de vi­deo de Fa­ce­book. La com­pa­ñía lan­zó Fa­ce­book Watch, una pla­ta­for­ma si­mi­lar a la TV en la que ha gas­ta­do mi­llo­nes de dó­la­res, prin­ci­pal­men­te por con­te­ni­do. Eso fue se­gui­do por el lan­za­mien­to de IGTV de Ins­ta­gram, una apli­ca­ción que per­mi­te a cual­quie­ra pro­du­cir y pu­bli­car vi­deos lar­gos. Ins­ta­gram tie­ne una re­la­ción más na­tu­ral con per­so­nas in­flu­yen­tes por lo que no tu­vo que pa­gar pa­ra que usen la fun­ción. Cual­quie­ra de ellos pue­de de­ci­dir pu­bli­car sus vi­deos en Fa­ce­book. "Tal vez eso se con­vier­ta en un con­tro­la­dor pa­ra Fa­ce­book Watch a tra­vés del tiem­po", di­ce

Green­field. Has­ta aho­ra, la com­pa­ñía no ha apro­ve­cha­do esa opor­tu­ni­dad, se­gún Krish­na Su­bra­ma­nian, quien tra­ba­ja con ce­le­bri­da­des di­gi­ta­les en Cap­tiv8, una fir­ma que mi­de el mar­ke­ting de in­fluen­cers. “Si bien pa­re­ce que Fa­ce­book si­gue pro­ban­do no­ti­fi­ca­cio­nes den­tro de Ins­ta­gram, por lo que ve­mos de nues­tro la­do, to­da­vía pa­re­ce que son pro­duc­tos muy se­pa­ra­dos", opi­nó.

Lo que po­dría con­du­cir a la­zos más es­tre­chos en el cor­to pla­zo son mo­vi­mien­tos eje­cu­ti­vos que en­tra­ron en vi­gor en ma­yo. Co­mo par­te de la re­com­po­si­ción de pla­zas, la más im­por­tan­te en la his­to­ria de Fa­ce­book, Ch­ris Cox, su di­rec­tor de pro­duc­to, to­mó Ins­ta­gram, What­sApp y Mes­sen­ger, ade­más de la apli­ca­ción prin­ci­pal. Adam Mos­se­ri, el ex­je­fe de no­ti­cias de Fa­ce­book, ya es vi­ce­pre­si­den­te de pro­duc­to en Ins­ta­gram, re­por­tan­do al co­fun­da­dor y CEO de esa pla­ta­for­ma, Ke­vin Sys­trom. Mos­se­ri ha es­ta­do en la com­pa­ñía 10 años y tie­ne pro­fun­das re­la­cio­nes con Cox y Mark Zuc­ker­berg. "Adam ha ayu­da­do a crear gran par­te de la ex­pe­rien­cia de Fa­ce­book que usa en su te­lé­fono hoy", es­cri­bió Zuc­ker­berg so­bre Mos­se­ri en su pá­gi­na de la red so­cial.

La com­pa­ñía a me­nu­do ha­bla con los anun­cian­tes so­bre sus pro­duc­tos co­lec­ti­va­men­te. Se­gún una per­so­na fa­mi­lia­ri­za­da con el te­ma, Fa­ce­book co­men­zó una cam­pa­ña de in­cen­ti­vos con al­gu­nas mar­cas que cu­brían tres pro­duc­tos a la vez: anun­cios en Sto­ries, en Mes­sen­ger y en vi­deos de Fa­ce­book. La per­so­na, quien no qui­so ser iden­ti­fi­ca­da, di­ce que era la pri­me­ra vez que su clien­te re­ci­bía di­cha ofer­ta. "La pro­mo­ción de la que es­cu­chas­te no es úni­ca", de­ta­lló Ins­ta­gram en un co­mu­ni­ca­do. "Es­ta­mos tra­ba­jan­do con­ti­nua­men­te con los anun­cian­tes pa­ra ayu­dar­los a en­con­trar y des­cu­brir los me­jo­res for­ma­tos pa­ra sus pro­duc­tos en­tre to­da la fa­mi­lia Fa­ce­book”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.