Na­die sa­be dón­de re­fu­giar­se de la gue­rra co­mer­cial

○ La pe­lea por aran­ce­les atrae a los in­ver­so­res, pe­ro aún no hay una es­tra­te­gia.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - FINANZAS - —Por Sa­rah Pon­czek

Du­ran­te me­ses de un aca­lo­ra­do de­ba­te so­bre co­mer­cio y aran­ce­les, los es­tra­te­gas y ase­so­res de Wall Street asu­mie­ron que to­do era so­lo una po­lí­ti­ca arries­ga­da. Pe­ro, de re­pen­te, más de ellos acon­se­jan a los in­ver­so­res que se pon­gan a la de­fen­si­va. Es más fá­cil de­cir­lo que ha­cer­lo en 2018, cuan­do to­dos los mer­ca­dos mun­dia­les se en­tre­la­zan. Las com­pa­ñías S&P 500 ob­tu­vie­ron el 43 por cien­to de sus ven­tas del ex­tran­je­ro en 2016, se­gún S&P Glo­bal Inc. "Hay mu­cho de­ba­te so­bre qué es un sec­tor de­fen­si­vo", men­cio­na Emily Ro­land, di­rec­to­ra de in­ves­ti­ga­ción de mer­ca­dos de ca­pi­tal de John Han­cock In­vest­ments.

Al­gu­nos di­cen que de­be­rían cam­biar sus ac­ti­vos a com­pa­ñías pe­que­ñas que dan ais­la­mien­to de una gue­rra co­mer­cial, se­gún la teo­ría. Otros vol­tean a pro­duc­tos bá­si­cos. Si la eco­no­mía se des­ace­le­ra, las per­so­nas aún ne­ce­si­tan ce­pi­llos y pa­ña­les ¿cier­to?

Re­sul­ta que na­da es cla­ro. Vol­va­mos a prin­ci­pios de mar­zo, cuan­do Do­nald Trump anun­ció los aran­ce­les so­bre el ace­ro y el alu­mi­nio. El ín­di­ce Rus­sell 2000 de pe­que­ña ca­pi­ta­li­za­ción co­men­zó a des­pe­gar fren­te al S&P 500 a me­di­da que el efec­ti­vo se tras­la­da­ba a com­pa­ñías pe­que­ñas. Aho­ra, los es­tra­te­gas de Wall Street apun­tan a fa­llas en la te­sis de "las pe­que­ñas em­pre­sas son más se­gu­ras". En una no­ta a sus clien­tes, Ma­neesh Desh­pan­de, de Bar­clays Ca­pi­tal, des­ta­có la de­pen­den­cia de las pe­que­ñas ca­pi­ta­li­za­cio­nes en las im­por­ta­cio­nes. Mi­ke Wil­son, es­tra­te­ga en je­fe de ac­cio­nes de Mor­gan Stan­ley en EU, es­cri­bió que los pre­cios de las ac­cio­nes po­drían ha­ber­se ade­lan­ta­do a sí mis­mas. En sus con­ver­sa­cio­nes con los equi­pos de ad­mi­nis­tra­ción de em­pre­sas más pe­que­ñas, Matt­hew Lit­fin, ge­ren­te de car­te­ra del Co­lum­bia Acorn Fund en Co­lum­bia Th­read­need­le In­vest­ments, en Chicago, ha sen­ti­do preo­cu­pa­ción. "Los CEO de em­pre­sas de ba­ja ca­pi­ta­li­za­ción es­tán nue­va­men­te preo­cu­pa­dos por la gue­rra co­mer­cial", afir­ma.

Los flu­jos en el ma­yor fon­do co­ti­za­do en bol­sa que ras­trea ac­cio­nes de pe­que­ña ca­pi­ta­li­za­ción, el ETF iSha­res Rus­sell 2000, tam­bién re­ve­lan un cam­bio de opi­nión en­tre los in­ver­so­res. Des­de mar­zo has­ta fi­nes de ma­yo, el fon­do de 47 mil mi­llo­nes de dó­la­res re­gis­tró 4.6 mil mi­llo­nes en en­tra­das ne­tas. Des­de en­ton­ces, más de una cuar­ta par­te de ese efec­ti­vo ha hui­do.

Lue­go es­tá el de­ba­te so­bre si una gue­rra co­mer­cial ge­ne­ra in­fla­ción o un pro­ce­so de­fla­cio­na­rio.

Tal vez au­men­ta los cos­tos de las im­por­ta­cio­nes en los mer­ca­dos don­de el des­em­pleo ya es ba­jo y em­pu­ja los pre­cios ha­cia arri­ba. O tal vez eso sea con­tra­rres­ta­do por una caí­da en el cre­ci­mien­to. Jim Paul­sen, es­tra­te­ga je­fe de in­ver­sio­nes de Leut­hold Group LLC en Min­nea­po­lis, di­ce que los in­ver­so­res de­ben te­ner en cuen­ta la po­si­bi­li­dad de una es­tan­fla­ción: un en­torno con in­fla­ción cre­cien­te y ba­jo cre­ci­mien­to. "Yo iría con un en­fo­que de ba­rra", di­ce. "De­fi­ni­ti­va­men­te ten­dría los be­ne­fi­cia­rios in­fla­cio­na­rios –ener­gía, ma­te­ria­les, in­dus­tria­les– pe­ro tam­bién pon­dría al­gu­nas de­fen­sas pu­ras: ser­vi­cios y pro­duc­tos bá­si­cos".

O tal vez, lo que fun­cio­na me­jor en una gue­rra co­mer­cial es lo que sir­vió an­tes: la tec­no­lo­gía. Ro­land di­ce que las tec­no­ló­gi­cas son en reali­dad la nue­va ju­ga­da de­fen­si­va. La gen­te es­tá de­ma­sia­do ape­ga­da a sus iPho­nes co­mo pa­ra re­nun­ciar a ellos fá­cil­men­te. Agré­gue­los a la lis­ta jun­to a los ce­pi­llos de dien­tes.

Si to­do es­to le da la idea de que lo más sim­ple es man­te­ner­se di­ver­si­fi­ca­do, esa es una ra­zón por la que el ne­go­cio de fon­dos in­de­xa­dos es­tá en au­ge. Y si al­gu­na vez hu­bo un mo­men­to pa­ra to­mar la idea de que las ac­cio­nes se mue­ven im­pre­de­ci­ble­men­te, en lo que los eco­no­mis­tas lla­man una "ca­mi­na­ta alea­to­ria", tal vez es lle­gó el mo­men­to en que to­do el mun­do pue­de po­ner­se de ca­be­za con un tuit cual­quie­ra.

“Los CEO de em­pre­sas de ba­ja ca­pi­ta­li­za­ción es­tán nue­va­men­te preo­cu­pa­dos por la gue­rra co­mer­cial”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.