Los pro­ble­mas de Fa­ce­book te afec­tan más de lo que crees

○ Las ac­cio­nes de las tec­no­ló­gi­cas im­pul­san el ín­di­ce S&P 500, pe­ro tam­bién bue­na par­te de la eco­no­mía.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - ECONOMÍA -

Ya no es no­ve­dad de­cir que ve­mos el mun­do a tra­vés de los ojos de Fa­ce­book Inc. Y eso es ca­da vez más cier­to tam­bién pa­ra el mer­ca­do.

La re­cien­te tre­gua co­mer­cial en­tre EU y Eu­ro­pa, las expectativas cum­pli­das de un fuer­te crecimiento del PIB es­ta­dou­ni­den­se y las ga­nan­cias cor­po­ra­ti­vas en camino de re­por­tar un au­men­to ma­yor al 20 por cien­to de­be­rían ha­ber im­pul­sa­do las ac­cio­nes de la red so­cial a un ni­vel más al­to. En cam­bio, el día des­pués del anun­cio de la tre­gua, las ac­cio­nes se des­plo­ma­ron. Fa­ce­book re­por­tó un in­cre­men­to en los in­gre­sos de 42 por cien­to en vez del es­pe­ra­do 43 por cien­to, lo que fue leí­do por los in­ver­sio­nis­tas co­mo un desas­tre. La com­pa­ñía per­dió más de 100 mil mi­llo­nes de dó­la­res en va­lor de mer­ca­do.

Fa­ce­book pu­do per­der esa can­ti­dad por­que tam­bién es una de las com­pa­ñías más va­lio­sas del mer­ca­do, con una ca­pi­ta­li­za­ción bur­sá­til de 505 mil mi­llo­nes de dó­la­res, in­clu­so aho­ra. Sin em­bar­go, pa­re­ce ex­tra­ño pen­sar en Fa­ce­book co­mo un ba­ró­me­tro. No es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­da con la gran fuer­za que mue­ve la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos, el gasto del con­su­mi­dor. Sus in­gre­sos pro­vie­nen de la pu­bli­ci­dad, pe­ro esos re­cur­sos de­pen­den más del uso de su cre­cien­te y aún jo­ven red so­cial, no de la eco­no­mía ni del mer­ca­do pu­bli­ci­ta­rio en ge­ne­ral. Los már­ge­nes de be­ne­fi­cio de Fa­ce­book son mu­cho más al­tos que los del res­to de las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses. Y tie­ne me­nos que per­der en las ba­ta­llas co­mer­cia­les ac­tua­les. En Chi­na bá­si­ca­men­te es­tá ve­ta­da.

Con to­do, Fa­ce­book es la ca­be­ci­lla del gru­po que im­pul­só el mer­ca­do. Es la "F" del fa­mo­so FAANG, el acró­ni­mo de las gran­des tec­no­ló­gi­cas in­te­gra­do tam­bién por Ama­zon, Ap­ple, Net­flix y Goo­gle. Des­de que Do­nald Trump ga­nó las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, la ca­pi­ta­li­za­ción de mer­ca­do to­tal de las ac­cio­nes en el S&P 500 ha au­men­ta­do seis bi­llo­nes de dó­la­res. La mi­tad de esa subida ha si­do en el sec­tor tec­no­ló­gi­co y ca­si la mi­tad de esa mi­tad, o más de 1.4 bi­llo­nes de dó­la­res, ha si­do en las cin­co ac­cio­nes que com­po­nen el FAANG.

Es­tra­te­gas co­mo Ja­mes Paul­sen de Leut­hold Group se­ña­lan que ese ti­po de de­pen­den­cia de las ga­nan­cias de unas po­cas ac­cio­nes es co­mún en los pi­cos del mer­ca­do. Pe­ro en el pa­sa­do el mer­ca­do es­tu­vo más con­cen­tra­do. Las cin­co ac­cio­nes de me­jor ren­di­mien­to re­pre­sen­ta­ron el 17 por cien­to de la ca­pi­ta­li­za­ción de mer­ca­do del S&P 500 a fi­nes de 1999, fren­te al 14 por cien­to ac­tual. Tam­po­co es pre­ci­so que las cin­co prin­ci­pa­les ten­gan un pre­cio al­to. A fi­nes de 1999, la re­la­ción pre­cio-be­ne­fi­cio pro­me­dio, ba­sa­da en los úl­ti­mos 12 me­ses, fue de 71. Aho­ra es de 58.

Lo que es di­fe­ren­te es que en el pun­to más ál­gi­do de la bur­bu­ja pun­to­com, dos de las cin­co ac­cio­nes que me­jor ac­tua­ción tu­vie­ron en el mer­ca­do, Ge­ne­ral Elec­tric Co. y Wal­mart Inc., eran aje­nas a la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca. A fi­nes de 2007, cuan­do el mer­ca­do lo­gró su má­xi­mo ni­vel an­tes de la cri­sis fi­nan­cie­ra, so­lo una em­pre­sa del sec­tor, Mi­cro­soft Corp., es­ta­ba en­tre las cin­co más ren­ta­bles del mer­ca­do. Hoy, las cin­co más im­por­tan­tes son to­das tec­no­ló­gi­cas, aun­que no el gru­po FAANG com­ple­to, pues Mi­cro­soft se en­cuen­tra en­tre las cin­co pri­me­ras y Net­flix no.

Otra di­fe­ren­cia es que las ac­cio­nes tec­no­ló­gi­cas hoy son res­pon­sa­bles del 30 por cien­to del va­lor del S&P 500, una pro­por­ción ma­yor que en 1999, y tam­bién re­pre­sen­tan el 23 por cien­to de las ga­nan­cias es­pe­ra­das del año pró­xi­mo pa­ra el S&P, fren­te al 15 por cien­to en 1999. Por lo tan­to, las ac­cio­nes tec­no­ló­gi­cas no so­lo im­pul­san ca­da vez más los va­lo­res de mer­ca­do, sino tam­bién a la eco­no­mía. Ade­más, lo que con­si­de­ra­mos co­mo “sec­tor tec­no­ló­gi­co” ha cam­bia­do. En 1999, las cin­co prin­ci­pa­les em­pre­sas de tec­no­lo­gía eran Mi­cro­soft, Cis­co Sys­tems, In­tel, No­kia e In­ter­na­tio­nal Bu­si­ness Ma­chi­nes (IBM), to­das ellas com­pa­ñías que hi­cie­ron que el soft­wa­re y el hard­wa­re uti­li­za­dos por otros fue­ran más efi­cien­tes.

Hoy en día, el sec­tor tec­no­ló­gi­co no so­lo es más gran­de, sino que do­mi­na otros rin­co­nes de la eco­no­mía. Ama­zon es el mi­no­ris­ta más im­por­tan­te de EU, por no men­cio­nar que su va­lor de mer­ca­do es 500 mil mi­llo­nes de dó­la­res ma­yor que el de Wal­mart y Cost­co com­bi­na­dos. Alp­ha­bet do­mi­na la in­dus­tria de la pu­bli­ci­dad e in­clu­so tie­ne un pie en el sec­tor au­to­mo­triz con Way­mo. Net­flix es una par­te tan im­por­tan­te de Holly­wood y del mun­do de los me­dios co­mo cual­quier otra em­pre­sa.

Y ahí es don­de es­tá el crecimiento. Ac­tual­men­te, los va­lo­res bur­sá­ti­les son al­tos de­bi­do en par­te a que las ga­nan­cias de las em­pre­sas co­ti­za­das tien­den a cre­cer rá­pi­do, con már­ge­nes de be­ne­fi­cio en má­xi­mos his­tó­ri­cos. Fa­ce­book po­dría ser, en es­te es­ce­na­rio, un “ca­na­rio en la mi­na”. Tam­bién po­dría ser un in­di­ca­dor de có­mo el go­bierno de EU pla­nea li­diar con el do­mi­nio de la in­for­ma­ción y los me­dios por par­te de las gran­des tec­no­ló­gi­cas.

To­do es­to agre­ga­ría vo­la­ti­li­dad al mer­ca­do, por­que los in­ver­so­res es­tán más ner­vio­sos so­bre el fu­tu­ro de Fa­ce­book y las ac­cio­nes FAANG, y por­que el do­mi­nio con­ti­nuo del gru­po no es una cer­te­za. Des­de lue­go, ese era tam­bién el ca­so cuan­do Wal­mart o Ge­ne­ral Mo­tors es­ta­ban en­tre las me­jo­res ac­cio­nes del mer­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.