Hay va­rias ra­zo­nes por las que al­guien pa­ga­ría me­dio mi­llón de dó­la­res por una bo­te­lla de vino.

En una subas­ta re­cien­te, una bo­te­lla de bor­go­ña ba­tió va­rios ré­cords his­tó­ri­cos. La Ro­ma­née-Con­ti de 1945 es una bo­te­lla muy, muy es­pe­cial. Co­no­ce por qué.

Bloomberg BusinessWeek Mexico - - CONTENIDO - Elin McCoy

Cuan­do un co­lec­cio­nis­ta pri­va­do de Asia ofre­ció 558 mil dó­la­res por una so­la bo­te­lla de Ro­ma­née-Con­ti co­se­cha 1945 en una re­cien­te subas­ta de Sot­heby’s, en Nue­va York, el ré­cord mun­dial que­dó he­cho añi­cos. Ade­más de ser el pre­cio más al­to ja­más al­can­za­do por una bo­te­lla de bor­go­ña de 750 ml, es tam­bién el pre­cio más al­to pa­ga­do por una bo­te­lla de vino en una subas­ta.

En esa mis­ma pu­ja del 13 de oc­tu­bre, un se­gun­do co­lec­cio­nis­ta pri­va­do, de Es­ta­dos Uni­dos, pa­gó 496 mil dó­la­res por una se­gun­da bo­te­lla del mis­mo vino, y eso tam­bién rom­pió ré­cords an­te­rio­res, sal­vo el nue­vo que se aca­ba­ba de es­ta­ble­cer. Lo que nos lle­va a la pre­gun­ta, ¿por qué al­guien pa­ga­ría me­dio mi­llón de dó­la­res por una bo­te­lla de vino? És­ta es la ra­zón.

MÍ­TI­CA AÑA­DA

La aña­da de 1945 es le­gen­da­ria, un "vino uni­cor­nio", inal­can­za­ble. Fue un año ca­lu­ro­so que dio vi­nos con­cen­tra­dos y po­ten­tes y, a cau­sa del gra­ni­zo y las he­la­das, la pro­duc­ción fue pe­que­ña. So­lo se hi­cie­ron 600 bo­te­llas de Ro­ma­née-Con­ti y, a es­tas al­tu­ras, que­dan muy po­cas. Real­men­te no hay opor­tu­ni­dad de con­se­guir­lo.

Des­pués de esa co­se­cha se re­plan­tó la vi­ña. La si­guien­te aña­da fue has­ta 1952.

“Si quie­res be­ber la bo­te­lla de vino más es­pe­cial del mun­do, es és­ta”, di­jo Ja­mie Rit­chie, je­fe mun­dial del ne­go­cio de vi­nos de Sot­heby’s. Rit­chie ha de­gus­ta­do la ma­yo­ría de los me­jo­res vi­nos del mun­do, pe­ro nun­ca el bor­go­ña de 1945.

Un hong­ko­nés aman­te del bor­go­ña me di­jo una vez que ma­ta­ría por con­se­guir el 1945. Per­dió la opor­tu­ni­dad de pu­jar en una subas­ta de vi­nos de la ca­sa Ch­ris­tie’s en 2011 en Gi­ne­bra, don­de una bo­te­lla se ven­dió por 123 mil 899 dó­la­res, ba­tien­do el en­ton­ces ré­cord mun­dial. Que­ría be­ber­lo, sí, pe­ro tam­bién pre­su­mir­lo, ad­mi­tió.

PRO­CE­DEN­CIA IN­MA­CU­LA­DA

Una ra­zón del en­tu­sias­mo en la subas­ta de Sot­heby’s fue la pro­ce­den­cia de los vi­nos, que se su­ma al va­lor de la inversión. Aun­que Ro­ma­née-Con­ti es fa­mo­so por su lar­ga vi­da, y la con­cen­tra­ción de la aña­da 1945, las con­di­cio­nes en las que fue al­ma­ce­na­do mar­ca­ron la di­fe­ren­cia.

Los dos vi­nos eran par­te de la co­lec­ción de Ro­bert Drouhin, cu­ya fa­mi­lia di­ri­ge la ca­sa vi­ti­vi­ní­co­la Mai­son Jo­seph Drouhin, fun­da­da en 1880. Las 219 bo­te­llas y 7 mág­nums de vino Ro­ma­née-Con­ti en subas­ta, in­clui­do el de 1945, ha­bían des­can­sa­do por dé­ca­das en su bo­de­ga.

Su fa­mi­lia po­see im­por­tan­tes vi­ñe­dos en Cha­blis, Cô­te de Nuits, Cô­te de Beau­ne y en otros lu­ga­res de Bor­go­ña y tam­bién es uno de los prin­ci­pa­les co­mer­cia­li­za­do­res de la re­gión. Los vi­nos subas­ta­dos via­ja­ron una cor­ta dis­tan­cia, res­guar­da­dos en per­fec­tas con­di­cio­nes. Y en un mun­do don­de abun­dan los fal­sos Ro­ma­née-Con­ti, es­te ti­po de pro­ce­den­cia es la má­xi­ma ga­ran­tía de autenticidad. "El pla­cer es el vino en sí, pe­ro tam­bién la his­to­ria y la ra­re­za", apun­tó Ro­bert Drouhin.

La ven­ta to­tal del lo­te re­cau­dó 7 mi­llo­nes 300 mil dó­la­res, más de cin­co ve­ces la es­ti­ma­ción ini­cial más al­ta.

VI­ÑE­DO LE­GEN­DA­RIO

To­dos los vi­nos de Do­mai­ne de Ro­ma­née Con­ti, en Vos­ne-Ro­ma­née, son bor­go­ñas fa­mo­sos y co­di­cia­dos. To­da una mís­ti­ca ro­dea a esa ex­plo­ta­ción vi­ní­co­la, co­no­ci­da con el apo­do de DRC. Sus vi­ñe­dos Grand Cru, cul­ti­va­dos de for­ma bio­di­ná­mi­ca, re­ci­ben un me­ticu­loso cui­da­do y las uvas se se­lec­cio­nan una por una.

Pe­ro de sus sie­te le­gen­da­rios tin­tos y uno blan­co, los del di­mi­nu­to vi­ñe­do Ro­ma­née-Con­ti de 1.82 hec­tá­reas son ab­so­lu­ta­men­te icó­ni­cos, el epí­to­me del bor­go­ña de la más al­ta ca­li­dad. El crí­ti­co gas­tro­nó­mi­co Ri­chard Ol­ney lle­gó a de­cir que esa par­ce­la de tie­rra era "per­fec­ción atem­po­ral". Ha­ce va­rios años, un ex­tor­sio­na­dor ame­na­zó con en­ve­ne­nar las vi­ñas a me­nos que la fin­ca le pa­ga­ra un mi­llón de eu­ros de res­ca­te (lo atra­pa­ron) La co­se­cha 2015, que pro­bé es­te año, tie­ne aro­mas in­creí­ble­men­te com­ple­jos, pro­fun­das ca­pas de di­ver­sos sa­bo­res te­rro­sos y es­pe­cia­dos, y una fi­na tex­tu­ra se­do­sa que cau­ti­va el pa­la­dar.

PO­TEN­CIAL LU­CRA­TI­VO

Rit­chie es­pe­ra que los dos com­pra­do­res be­ban los vi­nos y no los re­ven­dan. La es­ca­sez y la ac­tual sed a ni­vel mun­dial por los vi­nos de la re­gión de Bor­go­ña, Fran­cia, los con­vier­ten en in­ver­sio­nes muy só­li­das, aun­que ab­so­lu­ta­men­te na­da ga­ran­ti­za que otros co­lec­cio­nis­tas es­tén dis­pues­tos a pa­gar tan­to por esas bo­te­llas.

Des­de 2010, el ín­di­ce Bur­gundy 150 de Liv-ex ha subido 108 por cien­to, se­gún in­for­mó en su re­por­te de 2018. En el úl­ti­mo año, el Ro­ma­née-Con­ti de 1990 se ha apre­cia­do más de 20 por cien­to, y des­de 1999 se ha re­va­lo­ri­za­do 3 mil 862 por cien­to. No exis­ten ta­les es­ta­dís­ti­cas so­bre la aña­da 1945 por su ra­re­za.

So­lo se hi­cie­ron 600 bo­te­llas del Ro­ma­néeCon­ti co­se­cha 1945. Fue una co­se­cha le­gen­da­ria pues la vi­ña fue re­plan­ta­da.

El cos­to de una bo­te­lla del Ro­ma­née-Con­ti co­se­cha 1945 equi­va­le a un apar­ta­men­to de una ha­bi­ta­ción en Lon­dres. Las con­di­cio­nes de al­ma­ce­na­mien­to del vino mar­ca­ron la di­fe­ren­cia en ca­li­dad y cos­to del Ro­ma­née-Con­ti co­se­cha 1945.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.