AMLO, Mc Cart­ney: 64 años

• LA PA­RA­DO­JA DE LAS INSUFICIENCIAS • SIS­TE­MA MAN­TIE­NE FUER­ZA • ¿MO­RE­NA FORZARÁ CAM­BIOS?

Campeche Hoy - - OPINIÓN - ASTILLERO JU­LIO HERNÁNDEZ LÓ­PEZ

Hló­pez oy, An­drés Ma­nuel Obra­dor cum­ple 64 años pe­ro, a di­fe­ren­cia del tono de ín­ti­ma re­mo­de­la­ción en re­ti­ra­da que la can­ción de Paul Mc Cart­ney pro­po­nía en su fa­mo­sa can­ción, Cuan­do ten­ga 64 años (When I’m sixty-four, atri­bui­da tam­bién a John Len­non, ade­más de Mc Cart­ney, en el his­tó­ri­co ál­bum de la ban­da de los co­ra­zo­nes so­li­ta­rios del sar­gen­to Pi­mien­ta, en 1967), el po­lí­ti­co ta­bas­que­ño no tie­ne en sus pro­pó­si­tos de aniver­sa­rio más que pro­pó­si­tos de ac­ti­vi­dad pú­bli­ca, de ejer­ci­cio de po­der./

Has­ta aho­ra, el per­so­na­je na­ci­do en 1953 en Te­pe­ti­tán, una de las dos vi­llas del mu­ni­ci­pio de Ma­cus­pa­na (con 1,522 ha­bi­tan­tes y a 37 ki­ló­me­tros de la ca­be­ce­ra mu­ni­ci­pal, se­gún da­tos de Wi­ki­pe­dia https://goo.gl/nn­qapc ), en­ca­be­za to­das las en­cues­tas de opi­nión re­fe­ri­das a la fra­go­ro­sa elec­ción pre­si­den­cial que se rea­li­za­rá el pri­mer día de ju­lio del año en­tran­te. Se­rá és­ta su ter­ce­ra aco­me­ti­da en pos del má­xi­mo car­go na­cio­nal y, en el con­tex­to del im­pa­ra­ble des­plo­me del en­tra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal y del lla­ma­do “pac­to so­cial”, sus po­si­bi­li­da­des de triun­fo pa­re­ce­rían me­jo­res que en 2006, cuan­do to­do el apa­ra­to mon­ta­do en con­tra del en­ton­ces pe­rre­dis­ta ape­nas le pu­do fa­bri­car a Fe­li­pe Cal­de­rón un pe­no­so re­sul­ta­do frau­du­len­to de me­dio pun­to por­cen­tual de “di­fe­ren­cia”, y tam­bién me­jo­res que en 2012, cuan­do En­ri­que Pe­ña Nie­to in­vir­tió ríos de di­ne­ro (con Ode­brecht, co­mo uno de los afluen­tes) pa­ra ha­cer­se mer­can­til­men­te de la si­lla pre­si­den­cial aun­que, iró­ni­ca pe­ro pre­vi­si­ble­men­te, des­de ahí, ese me­xi­quen­se in­sus­tan­cial ha ido crean­do sis­te­má­ti­ca y evo­lu­ti­va­men­te las in­vo­lun­ta­rias con­di­cio­nes pa­ra el en­gran­de­ci­mien­to, por con­tras­te, de su ad­ver­sa­rio lue­go crea­dor de su pro­pio ins­tru­men­to par­ti­dis­ta per­so­nal, Mo­re­na./

Ló­pez Obra­dor es­tá en su me­jor mo­men­to po­lí­ti­co for­mal (aun­que, a jui­cio de es­te te­clea­dor, su mo­men­to his­tó­ri­co, el de­fi­ni­to­rio, fue en 2006, per­di­do y tal vez in­su­pe­ra­ble): cuen­ta con un par­ti­do he­cho a su gus­to y ba­jo su en­te­ro con­trol; no tie­ne en su ni­vel di­rec­ti­vo fi­gu­ras de pri­mer ni­vel con­so­li­da­do que pu­die­ran sig­ni­fi­car­le con­tra­pe­sos o pug­nas in­ter­nas (por dis­tin­tas ra­zo­nes, y aún cuan­do los re­in­te­gra­ra a su plan­ti­lla de tra­ba­jo, Mar­ce­lo Ebrard y Ri­car­do Monreal nun­ca vol­ve­rán a te­ner la fuer­za in­ter­na de 2012, ce­di­da aho­ra la ver­da­de­ra ope­ra­ción po­lí­ti­ca a un pe­que­ño círcu­lo en el que pri­man los hi­jos del lí­der); man­tie­ne una in­ce­san­te pre­sen­cia en pla­zas pú­bli­cas y me­dios de co­mu­ni­ca­ción des­de ha­ce ya más de una dé­ca­da, a tí­tu­lo de per­ma­nen­te can­di­da­to en es­pe­ra de los tiem­pos ofi­cia­les; y las cir­cuns­tan­cias na­cio­na­les es­ti­mu­lan vi­go­ro­sa­men­te la ex­pec­ta­ti­va de un cam­bio que lle­ve a avan­ces en los te­mas que jus­ta­men­te im­pul­sa pro­gra­má­ti­ca­men­te AMLO: com­ba­te a la co­rrup­ción, la in­se­gu­ri­dad pú­bli­ca, la im­pu­ni­dad y la in­jus­ti­cia so­cial./ La reali­dad es­truc­tu­ral apa­re­ce, pues, con ma­las ves­ti­men­tas y re­sul­ta­dos, des­cua­dra­da y gro­tes­ca pe­ro, por pa­ra­dó­ji­co que se vie­ra, im­pla­ca­ble en su gol­pe­teo ac­tual y en el di­se­ño del fu­tu­ro in­me­dia­to. Los pé­si­mos ni­ve­les de acep­ta­ción pú­bli­ca de Pe­ña Nie­to, el te­rri­ble desem­pe­ño de él y su ga­bi­ne­te, los in­di­cios fir­mes de una co­rrup­ción gu­ber­na­men­tal co­mo nun­ca se ha­bía vis­to, y el ci­nis­mo y la im­pu­ni­dad co­mo res­pues­ta an­te to­dos los es­cán­da­los y evi­den­cias, no han ge­ne­ra­do has­ta hoy más que desaho­gos en re­des so­cia­les, iro­nía y bur­las y un es­ta­do ge­ne­ra­li­za­do, pe­ro in­su­fi­cien­te, de en­ca­bro­na­mien­to so­cial./

Po­dría pen­sar­se in­clu­so que el desen­la­ce de 2018 se da­rá en el con­tex­to de una pa­ra­do­ja de las insuficiencias. En­ri­que Pe­ña Nie­to, su go­bierno y su par­ti­do o alian­za de par­ti­dos han pro­du­ci­do, en ge­ne­ral, bas­tan­tes con­di­cio­nes pa­ra su im­per­do­na­ble re­le­vo, con­for­me a re­sul­ta­dos, pe­ro las car­tas que les que­dan, de adul­te­ra­ción y si­mu­la­ción, po­drían al­can­zar­les pa­ra con­se­guir una nueva edi­ción de sus fra­ca­sos triun­fan­tes: em­pa­ni­zar al priis­mo, con Jo­sé An­to­nio Mea­de co­mo bus­ca­dor del vo­to du­ro del tri­co­lor y del vo­to con­ve­nen­cie­ro de la de­re­cha “sin me­jo­res op­cio­nes” (ni Ana­ya ni Mar­ga­ri­ta), se­ría una apues­ta en bus­ca de ha­cer in­su­fi­cien­te la de­ba­cle pe­ñis­ta./

Los de­más in­te­gran­tes del re­ta­blo prin­ci­pal del sis­te­ma se man­tie­nen en ple­na ca­pa­ci­dad de ejer­cer sus fun­cio­nes y tre­tas pa­ra in­ten­tar un se­xe­nio más a flo­te: me­dios de co­mu­ni­ca­ción ma­si­va (con acen­to es­pe­cial en los elec­tró­ni­cos), or­ga­ni­za­ción elec­to­ral (INE), ins­tan­cias de juz­ga­mien­to (tri­bu­nal elec­to­ral fe­de­ral y la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Na­ción, con sus ma­gis­tra­dos y mi­nis­tros de suel­dos y pres­ta­cio­nes exor­bi­tan­tes) y éli­tes em­pre­sa­ria­les (opor­tu­na­men­te re­agru­pa­das con Los Pi­nos me­dian­te la za­naho­ria del Fi­dei­co­mi­so Fuer­za Mé­xi­co y la ame­na­za del ga­rro­te con los Pa­ra­di­se Pa­pers). El uso de la fuer­za tam­bién es­tá en ple­na for­ma: Ejér­ci­to, Ma­ri­na, Po­li­cía Fe­de­ral y cor­po­ra­cio­nes es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les, más las fuer­zas irre­gu­la­res del cri­men or­ga­ni­za­do, que ca­da vez tie­nen más pun­tos de con­tac­to e in­fluen­cia en lo po­lí­ti­co./

No es un asun­to me­nor el re­la­cio­na­do con Do­nald Trump, co­mo per­so­na­li­za­ción des­qui­cia­da de un apa­ra­to de po­der en de­cli­ve pe­ro con una ca­pa­ci­dad apa­bu­llan­te de in­fluen­cia en lo me­xi­cano. Trump y su co­mi­sio­na­do eje­cu­ti­vo pa­ra asun­tos del tras­pa­tio, su yerno Ja­red Kush­ner, man­tie­nen con­tro­les so­bre el pro­ce­so me­xi­cano a tra­vés de Luis Videgaray y su gru­po./

Pe­ro, si el sis­te­ma y el ac­tual go­bierno han he­cho to­do pa­ra ser des­pla­za­dos, y aún así to­do ello po­dría re­sul­tar in­su­fi­cien­te, al­go si­mi­lar su­ce­de con la opo­si­ción par­ti­dis­ta. El Fren­te Ciu­da­dano por Mé­xi­co no re­pre­sen­ta una op­ción de cam­bio pro­fun­do sino de con­ti­nui­dad, si aca­so con otros co­lo­res, o, lo más pro­ba­ble, con es­ti­los de apa­ren­te com­ba­te cir­cuns­tan­cial que, en el fon­do, so­lo bus­can aco­mo­dos y ne­go­cia­cio­nes pa­ra aco­mo­dar­se al li­bre­to pe­ñis­ta./

¿Mo­re­na y Ló­pez Obra­dor al­can­za­rán los ni­ve­les de mo­vi­li­za­ción y en­jun­dia so­cia­les que fuer­cen cam­bios reales en Mé­xi­co o to­do que­da­rá en otra in­su­fi­cien­cia, en pre­cam­pa­ña y cam­pa­ña exitosas pe­ro in­su­fi­cien­tes pa­ra fre­nar un frau­de elec­to­ral más? ¿Dón­de ce­le­bra­rá Ló­pez Obra­dor en 2018 su cum­plea­ños 65? ¡Has­ta ma­ña­na!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.