Se cue­la FPFV y “clau­su­ra” la se­de de Go­ber­na­ción

De­nun­cian el ase­si­na­to de cua­tro comerciantes en Chiapas

Capital Estado de Mexico - - NACIONAL - DALILA ES­CO­BAR

Tar­dó más de un mes el se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción, Al­fon­so Na­va­rre­te, pa­ra ofre­cer una con­fe­ren­cia de pren­sa en sus ofi­ci­nas y jus­to el día en que vuel­ve a re­ci­bir a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, el Fren­te Po­pu­lar Fran­cis­co Vi­lla (FPFV) ce­rró el ac­ce­so prin­ci­pal de la de­pen­den­cia pa­ra pro­tes­tar por el ase­si­na­to de cua­tro de sus com­pa­ñe­ros en Chiapas.

De uno en uno, al me­nos 20 per­so­nas bur­la­ron los cer­cos de se­gu­ri­dad que man­tie­ne la Se­gob en sus in­me­dia­cio­nes pa­ra evi­tar que los ma­ni­fes­tan­tes lle­guen has­ta las puer­tas de es­ta se­cre­ta­ría.

Con pan­car­tas y ban­de­ri­nes lle­ga­ron los ma­ni­fes­tan­tes has­ta la en­tra­da prin­ci­pal y se co­lo­ca­ron fren­te a los po­li­cías que res­guar­dan des­de las es­ca­li­na­tas.

Al prin­ci­pio hu­bo for­ce­jeo pe­ro al fi­nal lo­gra­ron ce­rrar el ac­ce­so, al­gu­nos no al­can­za­ron a en­trar y se man­tu­vie­ron fue­ra del cer­co de la Po­li­cía Fe­de­ral en ca­lles ale­da­ñas.

Po­cas agru­pa­cio­nes co­mo el Fren­te Po­pu­lar Fran­cis­co Vi­lla lle­gan has­ta las ins­ta­la­cio­nes de Go­ber­na­ción, los de­más se que­dan del cer­co ha­cia afue­ra.

Ho­ras an­tes, en Co­mi­tán, Chiapas, se in­for­ma­ba que el nú­me­ro de muer­tos en la cen­tral de abas­to au­men­ta­ba a cua­tro. Los me­dios lo­ca­les ubi­ca­ron el he­cho co­mo una ri­ña en­tre comerciantes or­ga­ni­za­dos y am­bu­lan­tes, mien­tras que los ma­ni­fes­tan­tes afue­ra de la Se­gob se­ña­la­ron que las muer­tes ocu­rrie­ron a ma­nos de de­lin­cuen­tes ar­ma­dos.

Eduar­do Na­va­rro, uno de sus vo­ce­ros, ase­gu­ró que des­de enero pi­dió au­dien­cia con Na­va­rre­te y con el go­ber­na­dor de Chiapas pa­ra aten­der la pro­ble­má­ti­ca.

“Ya es­ta­ba pro­gra­ma­da y les di­je lo que po­dría ocu­rrir; al día si­guien­te ocu­rre es­to”, afir­mó.

Fue el mis­mo Na­va­rro, quien en al­gún even­to se mos­tró de la mano de Shein­baum en cam­pa­ña, co­mo al­gu­nos otros apoyos de es­ta agru­pa­ción a can­di­da­tos de Mo­re­na.

Cual­quier mo­vi­mien­to fue mo­ti­vo de los co­na­tos de vio­len­cia que hu­bo en­tre ele­men­tos de se­gu­ri­dad y quie­nes lo­gra­ron bur­lar sus me­di­das pre­ven­ti­vas.

Mien­tras gri­ta­ban con­sig­nas, Na­va­rro ex­pli­ca­ba que “com­pa­ñe­ros nues­tros es­ta­ban en sus es­pa­cios de tra­ba­jo (en Chiapas) y lle­gó un gru­po de de­lin­cuen­tes y sin más, em­pe­za­ron a ti­rar balazos pa­ra sa­car a la gen­te de ahí”.

Se­ña­ló que “hay des­con­fian­za del Go­bierno, aquí la Se­cre­ta­ría de Go­ber­na­ción tu­vo res­pon­sa­bi­li­dad en es­to, por­que un día an­tes avi­sé e in­sis­tí en co­mu­ni­car­me con el director de en­la­ce a or­ga­ni­za­cio­nes”.

Un gru­po de 100 per­so­nas, la ma­yo­ría ar­ma­das, irrum­pió en la Cen­tral de Abas­to y ase­si­na­ron a cua­tro per­so­nas e hi­rió a otras 50

Tras un par de ho­ras, los ma­ni­fes­tan­tes sa­lie­ron del cer­co po­li­cia­co que bur­la­ron y di­sol­vie­ron su pro­tes­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.