SIL­VIA Y OS­VAL­DO

EL TEA­TRO ES PU­RA VI­DA

Capital Estado de Mexico - - SHOW - DA­VID GU­TIÉ­RREZ

Los ac­to­res unen sus talentos en la obra Don­de los mun­dos co­lap­san, de Adrián Váz­quez

Con­ven­ci­dos de que el tea­tro es vi­da y de que abre un aba­ni­co in­fi­ni­to de po­si­bi­li­da­des pa­ra la ac­tua­ción, a di­fe­ren­cia del ci­ne y la te­le­vi­sión, los re­co­no­ci­dos ac­to­res me­xi­ca­nos Sil­via Na­va­rro y Os­val­do Be­na­vi­des, jun­to al dra­ma­tur­go Adrián Váz­quez, unie­ron re­cur­sos, tiem­po y es­fuer­zo pa­ra lle­var a es­ce­na Don­de los mun­dos co­lap­san, una co­me­dia tea­tral oní­ri­ca que le­van­ta­rá el te­lón el pró­xi­mo 10 de agos­to.

“Pa­ra mí, el tea­tro es ma­gia y creo que Mé­xi­co tie­ne en este mo­men­to una va­rie­dad sen­sa­cio­nal de obras, lo que abre po­si­bi­li­da­des en mu­chos sen­ti­dos. Par­ti­cu­lar­men­te, que­ría re­gre­sar al tea­tro, pues ha si­do mi es­cue­la; es apren­di­za­je nue­va­men­te. Ade­más, es una sen­sa­ción de co­mu­nión, com­par­tir con la gen­te que me ha per­mi­ti­do po­der ha­cer­lo”, se­ña­ló Sil­via Na­va­rro, quien lle­va cua­tro años de au­sen­cia de los es­ce­na­rios.

“El tea­tro es pu­ra vi­da, a di­fe­ren­cia del ci­ne y la te­le­vi­sión, pues lo ha­ce­mos jun­tos: el pú­bli­co y los que es­ta­mos en es­ce­na. El círcu­lo de la co­mu­ni­ca­ción su­ce­de en ese ins­tan­te, y eso es muy ex­ci­tan­te. Por eso, ca­da fun­ción siem­pre es dis­tin­ta y en ca­da una es co­mo po­ner­te a prue­ba. El tea­tro es pro­fun­di­dad, por­que a ba­se de la re­pe­ti­ción se lo­gra lle­gar a lu­ga­res nue­vos”, ex­ter­nó Os­val­do Be­na­vi­des.

Por su par­te, pa­ra el director y pro­duc­tor, Adrián Váz­quez, el tea­tro de­be ser vis­to co­mo un “fe­nó­meno vi­vo” que se ha­ce en­tre com­pa­ñe­ros; pues “por ta­len­to­so que sea un ac­tor, no pue­de es­tar ais­la­do y bri­llar en so­li­ta­rio. El tea­tro tie­ne una no­ción co­lec­ti­va, don­de to­dos te­ne­mos que es­tar dis­pues­tos a co­la­bo­rar pa­ra la pues­ta en es­ce­na, es de­cir, pen­sar que es lo más im­por­tan­te, más que tu vi­da per­so­nal o cual­quier otra co­sa”.

En ese sen­ti­do, el director re­cor­dó que Don­de los mun­dos co­lap­san sur­gió co­mo un pro­yec­to co­lec­ti­vo en­tre él y Sil­via Na­va­rro, pues te­nían mu­chas ga­nas de tra­ba­jar jun­tos y es­ta­ban en bus­ca de al­go en co­mún.

“Co­men­za­mos a ha­blar de no­so­tros, de nues­tras vi­das y de as­pec­tos co­mo el sen­ti­do del hu­mor o vivencias que nos ha­cían co­mu­nes. A par­tir de ahí se em­pe­zó a ge­ne­rar el tex­to de la obra, cuan­do nos di­mos cuen­ta que re­que­ría­mos de un ac­tor, in­me­dia­ta­men­te le pro­pu­se que es­tu­vie­ra Os­val­do, a lo que me con­tes­tó: jus­to es­ta­ba pen­san­do en él”, evo­có el dra­ma­tur­go.

Te­nien­do co­mo re­fe­ren­cia ese uni­ver­so de coin­ci­den­cias y ca­sua­li­da­des, Váz­quez co­men­tó que la pues­ta en es­ce­na po­see gran esen­cia de los tres (Sil­via, Os­val­do y él), des­de sus sue­ños, an­he­los, mo­les­tias y tam­bién aque­llo que los ha­ce co­mún con otros se­res hu­ma­nos.

“La obra, co­mo to­das las obras que es­cri­bo, está he­cha y di­ri­gi­da pa­ra los ac­to­res con los que es­toy tra­ba­jan­do. Es una historia que se cuen­ta con la pa­sión y na­tu­ra­le­za de es­tos dos ac­to­res pa­ra quie­nes fue di­se­ña­da”, di­jo.

Res­pec­to a la historia de la obra de tea­tro, Sil­via Na­va­rro, de­ta­lló que se tra­ta de una co­me­dia oní­ri­ca que lle­va­rá al pú­bli­co por la vi­da de sus dos pro­ta­go­nis­tas:

Va­le­ria y Ri­chard.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.