PON­CHO SALDAÑA

De per­so­na­li­dad di­ver­ti­da y jo­vial, con­fie­sa que es un pla­cer y una gran res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra él ser pa­dre de cin­co ma­ra­vi­llo­sas hi­jas.

Chic Magazine Laguna - - #REPORTAJE - POR: EMILÚ CÁZARES / FO­TOS: VE­RÓ­NI­CA ZAM­BRANO

“En el fu­tu­ro me veo igual de fe­liz con mi pa­re­ja ac­tual y con mu­chos nie­tos”.

Es­te fe­liz pa­pá nos abrió las puer­tas de su ho­gar, en el que reina la fe­li­ci­dad por la re­cien­te lle­ga­da de la me­nor de sus pe­que­ñas, pe­ro tam­bién la año­ran­za por la ma­yor de ellas que es­tu­dia en Ita­lia. Así, eli­ge la tran­qui­li­dad de su jar­dín pa­ra ha­blar­nos de su res­pon­sa­bi­li­dad co­mo pa­dre y ser hu­mano pa­ra con ellas. Pon­cho tie­ne cla­ro que co­mo pa­pá de­be tra­ba­jar pa­ra ha­cer de sus hi­jas per­so­nas de bien, “por­que los hi­jos son pres­ta­dos y es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad dar­les alas pa­ra vo­lar”, pues la vi­da es­tá ro­dea­da de fe­li­ci­dad y tris­te­za, por ello él con­si­de­ra que de­be dar­les su pro­tec­ción y com­pli­ci­dad. Pon­cho re­fie­re que te­ner hi­jas o hi­jos de­be ser igual, só­lo que se re­quie­re ser más sen­si­ble con las ni­ñas, por­que tie­nen di­fe­ren­te ca­rác­ter, se fi­jan más en los de­ta­lles, son más ob­ser­va­do­ras y ex­pre­san más su ca­ri­ño. In­di­ca que lo que más le im­por­ta es que sus hi­jas sean fe­li­ces, que apren­dan, via­jen y se con­vier­tan en mu­je­res de bien y for­men sus pro­pias fa­mi­lias. Cuan­do le pre­gun­ta­mos qué le gus­ta más ha­cer con ellas, sin pen­sar­lo afir­mó que via­jar, “creo que a to­das les gus­ta y lo dis­fru­ta­mos mu­cho, aho­ra ya es­ta­re­mos pre­pa­ran­do a la pe­que­ña, pa­ra que se su­me a nues­tro via­jes, soy un afor­tu­na­do pa­dre de puras ni­ñas”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.