NUE­VA PRO­PUES­TA DE FAST FOOD

Ba­jo el con­cep­to de RES­TAU­RAN­TE A DO­MI­CI­LIO que ven­de una ex­pe­rien­cia a tra­vés de com­fort food, FUECOMOJAIMEBERLANGA,RODRIGOBERLANGAYDIEGODE LA TO­RRE lan­za­ron FRAT PACK, ser­vi­cio que ya es fun­da­men­tal en nues­tra ciu­dad.

Chic Magazine Monterrey - - Entrevista Social - POR: RI­CAR­DO RO­DRÍ­GUEZ | FOTOS: CLAU­DIO GUA­JAR­DO

Frat Pack sur­gió cuan­do los her­ma­nos Ber­lan­ga, Jai­me y Ro­dri­go, tra­ba­ja­ban en el res­tau­ran­te de su pa­pá y así de­ci­die­ron ofre­cer por su lado un ser­vi­cio si­mi­lar pa­ra sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de la gen­te. “Es­tá­ba­mos mi her­mano Ro­dri­go y yo apo­yan­do a mi pa­pá con su res­tau­ran­te lla­ma­do Bi­tes, cuan­do se nos ocu­rrió abrir al­go pa­re­ci­do con el to­que de un chef en San Pe­dro, apro­ve­chan­do la tec­no­lo­gía y la rá­fa­ga de Ube­reats y Rap­pi de­ci­di­mos jun­tar­nos con nues­tro ami­go Die­go pa­ra crear un me­nú es­pe­cial y em­pren­der nues­tro pro­yec­to lla­ma­do Frat Pack, que ori­gi­nal­men­te le íba­mos a po­ner Ber­la­wings por nues­tro ape­lli­do y el con­cep­to de ven­der pu­ras ali­tas de to­dos ti­pos, pe­ro nos acer­ca­mos con una em­pre­sa de ima­gen y nos pre­sen­ta­ron va­rios nom­bres, que­da­mos fas­ci­na­dos con Frat Pack por­que ha­bla de man­dar­te un pack de co­mi­da en don­de es­tés y dis­fru­tar­lo en gru­po, en fra­ter­ni­dad”, nos pla­ti­có Jai­me.

Su pro­yec­to no tie­ne un año cum­pli­do y ya se ha con­ver­ti­do en uno de los ser­vi­cios más so­li­ci­ta­dos de la ciu­dad, por lo que han sa­bi­do re­no­var­se y man­te­ner­se al día den­tro del gi­ro del ne­go­cio. “Em­pe­za­mos con la idea en oc­tu­bre del año pa­sa­do, pe­ro abri­mos el lo­cal has­ta fe­bre­ro en San Pe­dro Gar­za Gar­cía con la ayu­da de nues­tras fa­mi­lias que nos apo­ya­ron con el know how del ne­go­cio, ya que nos ayu­da­ron con la in­ver­sión. So­mos tres so­cios, Ro­dri­go Ber­lan­ga, mi her­mano, Die­go De la To­rre, un ami­go, y yo. To­dos los días es­ta­mos in­no­van­do con ideas co­mo la de la Gol­den Wing y los Frat Pack Ga­mes, ade­más de que Die­go siem­pre nos es­tá en­se­ñan­do nue­vas re­ce­tas. Si ve­mos al­gu­na re­ce­ta que se com­par­te en re­des so­cia­les no du­da­mos en dar­le un pe­que­ño twist y agre­gar­la al me­nú. El te­ma de los res­tau­ran­tes es un gi­ro muy com­pe­ti­do, la di­fe­ren­cia más gran­de que ofre­ce­mos es la ex­pe­rien­cia de pe­dir Frat Pack, que el pla­ti­llo se ha­ga fres­co des­de ce­ro en el lo­cal, que per­so­na­li­ce­mos la ca­ja de quien la pi­da, agre­gan­do su nom­bre y una fra­se mo­ti­va­cio­nal o al­go que lo iden­ti­fi­que co­mo per­so­na. Crear una ne­ce­si­dad de pe­dir pa­ra ga­nar­te una Gol­den Wing co­mo la cam­pa­ña que aho­ri­ta lle­va­mos”, men­cio­nó. Los tres so­cios sa­ben que los clien­tes de­ben es­tar siem­pre fe­li­ces y sa­tis­fe­chos con lo que re­ci­ben, al­go que han sa­bi­do

“ES UN NE­GO­CIO DON­DE HA­CE­MOS A LA GEN­TE FE­LIZ ME­DIAN­TE LA CO­MI­DA”.

ma­ne­jar a la per­fec­ción. “He­mos re­ci­bi­do crí­ti­cas cons­truc­ti­vas de gen­te apa­sio­na­da. Lo­grar que la gen­te con­vi­va me­dian­te nues­tros pla­ti­llos no tie­ne pre­cio. Los even­tos que or­ga­ni­za­mos con gen­te lo­cal pa­ra apo­yar­nos en­tre to­dos con las mar­cas tam­bién es mo­ti­vo de se­guir ade­lan­te con es­te pro­yec­to. La idea de que es un con­cep­to pa­dre de re­pli­car y es una in­ter­ac­ción cons­tan­te con los clien­tes, po­der dar­les al­go de co­mer que na­die ofre­ce y es­tar­los cons­tan­te­men­te apan­ta­llan­do con re­ce­tas nue­vas es un pla­cer. Lo­grar el ob­je­ti­vo de la con­vi­ven­cia en­tre ami­gos, fa­mi­lias o pa­re­jas. Sin dar­nos cuen­ta ca­da vez eran más per­so­nas las que nos con­tac­ta­ban pa­ra de­cir­nos que te­nían sus do­min­gos de NBA Fi­nals con ami­gos, o que se jun­ta­ban a ver Luis Mi­guel La Se­rie y pe­dían Frat Pack. No se tar­da­ron mu­cho en pe­dir­nos com­bos lu­ne­si­tos, mar­te­si­tos, mier­co­li­tos y jue­ve­si­tos. La gen­te iden­ti­fi­có nues­tra mar­ca co­mo unión y amis­tad y siem­pre nos in­clu­yen en es­tos con­vi­vios con al­gu­na fo­to o al­gu­na story en Instagram, de los cua­les es­ta­mos al pen­dien­te de nues­tros clien­tes. Es apa­sio­nan­te vi­vir la ex­pe­rien­cia con ellos, sa­ber que no­so­tros po­de­mos crear esos mo­men­tos”, com­par­tió.

Ade­más, ini­ciar Frat Pack los lle­vó a vi­vir mo­men­tos di­fí­ci­les, ex­pe­rien­cias que sin du­da les ayu­da­ron a for­mar su ne­go­cio y que aho­ra com­par­ten con la gen­te pa­ra que lo­gren sus sue­ños. “Nun­ca es fá­cil, te van a ce­rrar puer­tas y te van a ha­cer sen­tir que tu idea es una ton­te­ría o muy co­mún, pe­ro el éxi­to es­tá en se­guir in­ten­tan­do, en se­guir in­no­van­do y en apren­der de los erro­res. Si no to­le­ras equi­vo­car­te y en­ten­der que es un pro­ce­so na­tu­ral en tu vi­da, tan­to en los ne­go­cios co­mo en lo per­so­nal, ja­más po­drás sa­lir ade­lan­te. Si lo po­dría po­ner en una so­la ora­ción se­ría: Equi­vó­quen­se mu­cho”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.