EQUI­LI­BRIO PA­RA LA MEN­TE Y EL AL­MA

LA PSI­CO­TE­RA­PEU­TA GIHAN NOS PLA­TI­CA SO­BRE CO­MO ELI­GIÓ SU PRO­FE­SIÓN Y LO QUE MÁS DIS­FRU­TA DE ÉS­TA.

Chic Magazine Puebla - - Entrevista Social -

POR: LA­RIS­SA S. MAR­TIN FO­TOS: DANIEL SO­LÍS H&M: KAR­LA BE­RIS­TAIN JO­YE­RÍA: MON­TSE­RRAT GÓ­MEZ LO­CA­CIÓN: MANDIRA CEN­TRO TE­RA­PÉU­TI­CO FA­CE­BOOK: PSI­CÓ­LO­GA GIHAN MAT­TA DEL TORNO

Des­de pe­que­ña ha es­ta­do en pro­ce­sos te­ra­péu­ti­cos, por esa ra­zón sur­gió el de­seo de apo­yar psi­co­ló­gi­ca­men­te a las per­so­nas. “Cuan­do in­gre­sé a la uni­ver­si­dad co­men­cé a es­tu­diar Cien­cias de la Co­mu­ni­ca­ción y evi­den­te­men­te no era lo mío, así que op­té por Psi­co­lo­gía. Con­si­de­ro que es una bue­na opor­tu­ni­dad de re­fle­jar­me en otras per­so­nas por­que así tam­bién tra­ba­jo con­mi­go mis­ma”. Ini­ció su ca­rre­ra al­re­de­dor de ha­ce 5 años con el ser­vi­cio so­cial en la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na y nos pla­ti­ca so­bre un via­je en es­pe­cial a Chia­pas don­de es­tu­vo en un cen­tro de mu­je­res in­dí­ge­nas em­ba­ra­za­das. “sen­tí que ha­cia al­go, es la ex­pe­rien­cia más en­ri­que­ce­do­ra de mi vi­da por­que apren­dí que ellas in­fluen­cia­ron en mí co­mo yo en ellas.” Gihan formula una te­ra­pia pa­ra ca­da pa­cien­te, aún cuan­do se tra­ta de la mis­ma pro­ble­má­ti­ca, to­dos son ca­sos di­fe­ren­tes y den­tro de la si­mi­li­tud ella en­cuen­tra la di­fe­ren­cia pa­ra que, de acuer­do al tem­pe­ra­men­to, ra­pi­dez de asi­mi­la­ción y fac­to­res que en­vuel­ven la te­ra­pia re­sul­te con el me­jor re­sul­ta­do.

MÁS SO­BRE GIHAN

Su ma­yor sa­tis­fac­ción al tra­tar a un con­sul­tan­te es am­pliar su co­no­ci­mien­to de si mis­mo y acom­pa­ñar­lo en el pro­ce­so, que aun­que sean pe­que­ños, ha­rá que esa per­so­na me­jo­re su ca­li­dad de sa­lud emo­cio­nal.

SU TE­RA­PIA

En ex­clu­si­va pa­ra CHIC Ma­ga­zi­ne, Gihan nos otor­gó una se­sión pa­ra tra­ba­jar el im­pac­to que el sis­mo del 19 de sep­tiem­bre tu­vo en to­dos no­so­tros. Sus pa­la­bras nos ayu­da­ron a ver el la­do po­si­ti­vo y re­con­ci­liar­nos con nues­tros sen­ti­mien­tos ha­cia ese mo­men­to. Hoy sen­ti­mos paz con el lu­gar y con aquel día, sin du­da una ex­pe­rien­cia nue­va y de éxi­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.