ÁL­VA­RO GAR­ZA

Pa­ra ce­le­brar es­te día, nos di­mos a la ta­rea de rea­li­zar­le un shoot a un jo­ven y muy amo­ro­so pa­pá, en com­pa­ñía de sus pe­que­ños Ál­va­ro Jo­sé y Le­ti­ta, quie­nes des­ta­ca­ron por su inocen­cia, su ca­ris­ma y plas­ma­ron to­do el amor que se tie­nen.

Chic Magazine Tamaulipas - - #enportada - POR: IVETH GAR­CÍA / FO­TOS: JO­SÉ CHANG

N

os com­par­te es­ta her­mo­sa fa­ce­ta que es­tá vi­vien­do en com­pa­ñía de su es­po­sa Leticia Oroz­co, quie­nes han crea­do una bo­ni­ta fa­mi­lia.

“So­mos muy uni­dos y pa­sa­mos mu­cho tiem­po los cua­tro, siem­pre bus­ca­mos ha­cer al­go en­tre­te­ni­do pa­ra mis hi­jos”.

Pri­me­ro abrió su co­ra­zón pa­ra pla­ti­car­nos de su pri­mer amor, su pa­pá, Don Ál­va­ro Gar­za, con quien hi­zo va­rios via­jes, en los que te­nía la opor­tu­ni­dad de pla­ti­car y con­vi­vir co­mo pa­pá e hi­jo, mo­men­tos real­men­te inol­vi­da­bles.

“Lo re­cuer­do ha­cien­do un es­fuer­zo por dis­fru­tar las co­sas que me gus­ta­ban ha­cer y siem­pre a mi la­do. Ten­go la ilu­sión de via­jar en el fu­tu­ro tan­to con mi pa­pá co­mo con mi hi­jo”.

Nos con­tó que su pa­pá siem­pre le ha brin­da­do se­gu­ri­dad, ese res­pal­do de que siem­pre es­ta­rá pa­ra él in­con­di­cio­nal­men­te.

“Es­pe­ro po­der dar­le esa se­gu­ri­dad a mis hi­jos, que no im­por­ta lo que pa­se siem­pre con­ta­rán con­mi­go. De igual ma­ne­ra, mi pa­pá siem­pre me di­jo que to­do se re­suel­ve, no sir­ve de na­da es­tar pa­ra­li­za­do o preocupado por co­mo sal­drán las co­sas, aun­que no sal­gan a nues­tro fa­vor, no es el fin del mun­do y siem­pre ha­brá al­go bueno por ve­nir”.

Du­ran­te es­tos mo­men­tos nos di­jo una fra­se que le que­dó muy gra­ba­da des­de chi­co y que apli­ca tan­to en el bás­quet­bol co­mo en la vi­da dia­ria y que com­par­te con los su­yos.

“Fa­llas el cien por cien­to de los ti­ros que no in­ten­tas. Me que­da cla­ro que si no te arries­gas, no lo­gras tus ob­je­ti­vos, es al­go que a ve­ces hay que re­cor­dar­nos”.

Ál­va­ro se con­si­de­ra una per­so­na ami­ga­ble, le gus­ta com­par­tir mo­men­tos en fa­mi­lia así co­mo con ami­gos, nos pla­ti­có que des­de ni­ño le gus­ta­ba ju­gar bás­quet­bol y golf, y que a pe­sar de te­ner me­nos tiem­po hoy en día, in­ten­ta prac­ti­car­los en sus ra­tos li­bres, además, dis­fru­ta ir al ci­ne, así co­mo ver pe­lí­cu­las y se­ries de te­le­vi­sión en ca­sa. “En es­pe­cial me gus­ta pa­sear en fa­mi­lia, rea­li­za­mos ac­ti­vi­da­des que a to­dos nos gus­tan co­mo ir a la pla­ya, a la al­ber­ca o pa­sear, ya sea aquí en Tam­pi­co o fue­ra. Los fi­nes de se­ma­na de­fi­ni­ti­va­men­te son pa­ra ellos, dis­fru­to mu­cho ver­los ex­pe­ri­men­tar co­sas nue­vas, com­par­tir, y so­bre to­do pro­cu­ro es­tar en to­dos nues­tros mo­men­tos im­por­tan­tes.”

Las va­ca­cio­nes per­fec­tas pa­ra él son los lu­ga­res de pla­ya co­mo Can­cún, en don­de hay mu­chas co­sas que ha­cer du­ran­te to­do el día, así co­mo es­quiar que es una de sus ac­ti­vi­da­des fa­vo­ri­tas. “Es­pe­ro pron­to po­der lle­var a mis hi­jos a que co­noz­can la nie­ve, es­pe­ran­do la dis­fru­ten tan­to co­mo yo”.

Nues­tro es­pe­cial pa­pá nos pla­ti­có con mu­cha emo­ción mien­tras ju­ga­ba con sus dos pe­que­ños. “Dis­fru­to mu­cho la eta­pa que es­toy vi­vien­do. Ten­go a Ál­va­ro Jo­sé de tres años y me­dio es una ex­pe­rien­cia ex­tra­or­di­na­ria. Me to­ca ver co­mo apren­de ca­da día y me ilu­sio­na com­par­tir con él to­das las co­sas que me gus­tan a mí. Le­ti­ta, mi be­bé que es­tá por cum­plir un año, me de­rri­te to­dos los días con sus son­ri­si­tas, be­si­tos y ca­ri­cias. Dis­fru­to mu­cho car­gar­la y ju­gar con ella mien­tras apren­de co­sas nue­vas ya sea man­dar be­sos, lla­mar­me pa­pá, bai­lar o dar sus pri­me­ros pa­si­tos. Siem­pre voy a es­tar ahí pa­ra ellos”.

En es­te mo­men­to en la vi­da de Ál­va­ro, aun­que le da im­por­tan­cia al área pro­fe­sio­nal, sien­do uno de sus ob­je­ti­vos, el desa­rro­llar pro­yec­tos que ofrez­can va­lor tan­to pa­ra la ciu­dad co­mo pa­ra él, su prio­ri­dad es dis­fru­tar siem­pre a la fa­mi­lia, vi­vien­do ca­da eta­pa al má­xi­mo. “Des­de ado­les­cen­te ten­go la me­ta de tra­ba­jar pa­ra via­jar y po­der co­no­cer di­fe­ren­tes paí­ses y cul­tu­ras y que me­jor que ha­cer­lo en com­pa­ñía de mi fa­mi­lia que tan­to amo”.

Además, nos cuen­ta co­mo se ve en unos años. “Den­tro de 10 años, se­rá una eta­pa muy di­fe­ren­te a la que vi­vo aho­ra. Mis hi­jos ten­drán 11 y 13 años y pue­do vi­sua­li­zar que se­rá una eta­pa don­de pue­da com­par­tir con ellos las co­sas que dis­fru­to ha­cer co­mo por ejem­plo ju­gar un 21 en la can­cha o es­quiar en snow­board, aun­que la ma­má no lo aprue­be mu­cho por frio­len­ta. Sé que aun­que ellos de­ci­di­rán sus pasatiempos, va­mos a go­zar los cua­tro en fa­mi­lia to­das las co­sas que Lety y yo tu­vi­mos opor­tu­ni­dad de dis­fru­tar con nues­tros pa­pas y her­ma­nas”.

Por úl­ti­mo, nos com­par­tió un con­se­jo pa­ra to­dos aque­llos hom­bres que es­tán vi­vien­do la fe­liz eta­pa de ser pa­dres. “Mi me­jor con­se­jo se­ría que amen mu­cho a sus hi­jos y dis­fru­ten ca­da se­gun­do con ellos por­que na­die nos va a re­gre­sar es­tos ma­ra­vi­llo­sos mo­men­tos en los que es­ta­mos y aun­que siem­pre ha­brá mo­men­tos bue­nos nun­ca po­dre­mos re­vi­vir los que nos per­di­mos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.