EN POR­TA­DA: Mafloku

Un gran ge­nio que na­ció pa­ra ser ar­tis­ta, hoy nos com­par­te su per­cep­ción del ar­te a tra­vés de sus pin­tu­ras.

Chic Magazine Tamaulipas - - Índice - MA­NUEL FLO­RES KU­RI

C

Tu fra­se fa­vo­ri­ta es:

... Pe­ro to­do el ca­mino per­di­mos el pun­to, se tra­ta­ba de al­go mu­si­cal y se su­po­nía que de­bías can­tar o bai­lar mien­tras la mú­si­ca so­na­ba. –Alan Watts

¿Có­mo te de­fi­nes?

Una in­fi­ni­te­si­mal parte del uni­ver­so ca­paz de ob­ser­var­se a sí mis­mo.

La pin­tu­ra y el ar­te pa­ra ti sig­ni­fi­can:

Nun­ca de­be­mos de de­jar de bus­car ar­te en to­das las ac­ti­vi­da­des que rea­li­za­mos, incluso aque­llas que apa­ren­te­men­te no ten­gan di­rec­ta re­la­ción. Siem­pre me ha gus­ta­do ob­ser­var, a ve­ces me no­to ha­cién­do­lo a co­sas or­di­na­rias des­de una pers­pec­ti­va que me hace de­te­ner­me.

Tu es­ti­lo es:

on una téc­ni­ca úni­ca y crea­dor de pie­zas úni­cas, Ma­flu­ko, co­no­ci­do mun­dial­men­te, nos pla­ti­ca so­bre su mayor pa­sión, un pro­ce­so crea­ti­vo que lo ha lle­va­do a ex­po­ner en gran­des es­ce­na­rios. Apa­ren­te­men­te inocen­te, li­bre e in­de­pen­dien­te a su es­té­ti­ca.

En la pin­tu­ra bus­cas:

Apren­der de mí mis­mo, re­fle­xio­nar, des­cu­brir e iden­ti­fi­car ideas que me es im­po­si­ble co­mu­ni­car de otra ma­ne­ra.

Lo que te ins­pi­ra:

Pers­pec­ti­vas di­fe­ren­tes a las ad­qui­ri­das, ob­ser­var con ojos que no sa­ben lo que ven. Creo que to­dos te­ne­mos fan­tas­mas, la úni­ca di­fe­ren­cia es que los míos ha­blan en co­lor. No pue­do ex­pli­car­lo en pa­la­bras dis­tin­tas a lo plas­ma­do, cual­quier in­ten­to de mi parte sería ba­nal ya que la na­tu­ra­le­za de la ex­pre­sión es­tá en el sen­ti­mien­to que causa.

¿Qué téc­ni­cas em­pleas y có­mo co­mien­zas un cua­dro?

Uti­li­zo acua­re­la y gra­fi­ti. Ini­cio de la misma ma­ne­ra a lo que ha­go in­clu­si­ve fue­ra del pro­ce­so crea­ti­vo, ob­ser­vo has­ta que en­tien­do pro­fun­da­men­te. Lo que agre­go es so­la­men­te un me­dio, ge­ne­ral­men­te con­tras­tan­te, de en­fren­tar con­cep­tos pa­ra ex­pli­car lo que apren­dí. Co­mien­zo con la ima­gi­na­ción que por for­tu­na pa­re­ce in­fi­ni­ta y ter­mino es­con­dien­do en ca­da una un se­cre­to por de­trás en el mo­men­to de en­mar­car­las.

¿Cuán­to tiem­po pue­des de­di­car­le a una obra?

El que sea ne­ce­sa­rio, la mayor parte del tiem­po co­rres­pon­de a cuando es­tá ter­mi­na­da y la veo has­ta que no la quie­ra sol­tar.

Tu ar­tis­ta o pin­tor me­xi­cano fa­vo­ri­to:

Víctor Vi­lla­rreal. Ca­be men­cio­nar que hay al­go de mu­chas per­so­nas en la for­ma que ten­go de pin­tar. No me re­fie­ro ex­clu­si­va­men­te ar­tis­tas, sino que tan­to a per­so­nas cer­ca­nas co­mo qui­zá tam­bién a al­gu­nas con las que ha­ya te­ni­do so­lo una con­ver­sa­ción, la in­fluen­cia de una so­la no­ción sea cual sea la dis­ci­pli­na de don­de pro­ven­ga es parte de al­guien cu­ya his­to­ria no so­lo po­dría pa­re­cer in­creí­ble sino que se­gu­ra­men­te lo es.

Ade­más de pin­tar que otras ac­ti­vi­da­des rea­li­zas:

He te­ni­do opor­tu­ni­dad de desem­pe­ñar­me en to­do ti­po de dis­ci­pli­nas, to­das muy di­fe­ren­tes y en­ri­que­ce­do­ras; des­de re­pre­sen­tar a nues­tro país an­te or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, co­la­bo­rar con ONG´s, tra­ba­jar en se­cre­ta­rías de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca fe­de­ral, pro­yec­tos de la ini­cia­ti­va pri­va­da, en la bol­sa de va­lo­res y ban­cos, has­ta en guio­nis­mo y la di­rec­ción de una se­rie de te­le­vi­sión.

La mayor sa­tis­fac­ción que te ha da­do la pin­tu­ra es:

Lo más im­pre­sio­nan­te y va­lio­so es cuando co­nec­ta, y me ex­pli­can lo que ven en ellas y les hace sen­tir. Me he sor­pren­di­do gra­ta­men­te con las in­ter­pre­ta­cio­nes que me com­par­te su pú­bli­co. Lo que me hace aún más fe­liz es sa­ber que de­to­na al­go en los due­ños de la obra.

Cuén­ta­nos que has apren­di­do en el te­rreno pro­fe­sio­nal y en el per­so­nal con la pin­tu­ra:

Que hay co­sas fue­ra de nues­tro con­trol y no so­lo a acep­tar la im­per­fec­ción sino que a en­con­trar be­lle­za en ella.

Há­bla­nos de tus pro­yec­tos in­me­dia­tos y qué es­tás pin­tan­do:

Es­toy por ex­po­ner obra en NY, el pró­xi­mo cua­dro que es­toy pin­tan­do tam­bién irá do­na­do a la causa de una fun­da­ción en esa ciu­dad que tiene co­mo ob­je­ti­vo en­ten­der y pre­ve­nir el sui­ci­dio, causa que con­si­de­ro im­por­tan­te. Pre­pa­ran­do aún más obra pa­ra in­vi­ta­cio­nes que me han ex­ten­di­do pa­ra ex­po­ner tan­to en otras ciu­da­des del país, EEUU y una com­pe­ten­cia en Ber­lín.

¿Có­mo te sien­tes de ex­po­ner en NY?

Muy con­ten­to, Nue­va York es sin du­da un es­ce­na­rio muy re­le­van­te, de igual ma­ne­ra to­das las in­vi­ta­cio­nes pa­ra com­par­tir tra­ba­jo e ideas son emo­cio­nan­tes.

Un con­se­jo pa­ra los jó­ve­nes que se quie­ren de­di­car a la pin­tu­ra:

Creo que las pri­me­ras co­sas que nos en­se­ña­ron es que no de­be­mos co­rrer con ti­je­ras y co­lo­rear sin sa­lir­nos de la ra­ya. Acon­se­ja­ría obe­de­cer de ma­ne­ra li­te­ral la pri­me­ra lec­ción y ol­vi­dar por completo en to­dos los sen­ti­dos la se­gun­da.

FO­TOS: JO­SÉ CHANG TEX­TO: IVETH GARCÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.