Su lu­gar pa­ra dor­mir

Correo - Ocio Dominical - - MASCOTAS -

Lo pri­me­ro que de­bes ha­cer es pen­sar si tu ca­cho­rro va a dor­mir en la ha­bi­ta­ción don­de tu duer­mes o en otra ha­bi­ta­ción, co­mo por ejem­plo el sa­lón – co­me­dor o la co­ci­na. De­bes co­lo­car­le una ca­ma don­de quie­ras que duerma por las no­ches y otra don­de sue­las pa­sar el día, por ejem­plo pue­des po­ner­le una ca­ma en tu ha­bi­ta­ción si va a dor­mir allí siem­pre y otra en el sa­lón, que es don­de más tiem­po pa­sas.

Así el po­drá ha­cer sies­tas cuan­do quie­ra sin te­ner que ir­se a otra par­te de la ca­sa, cuan­do son tan pe­que­ños, siem­pre quie­ren es­tar con­ti­go. Es im­por­tan­te que to­mes pre­cau­cio­nes pa­ra pre­ve­nir in­fec­cio­nes de pulgas en ca­sa, ya que si tu pe­rri­to con­trae pulgas co­men­za­rán a po­ner hue­vos en su ca­ma, que lue­go irán co­lo­ni­zan­do tu ca­sa.

Nun­ca acos­tum­bres a tu pe­rro a dor­mir con­ti­go y des­pués, tras unos me­ses, lo man­des a otra par­te de la ca­sa, por­que el pen­sa­rá que ha he­cho al­go ma­lo y es un cas­ti­go. Por ello es me­jor de­ci­dir la ubi­ca­ción fi­nal don­de siem­pre dor­mi­rá por las no­ches.

Si su ubi­ca­ción fi­nal pa­ra dor­mir no es tu ha­bi­ta­ción, es por ejem­plo la co­ci­na, po­drás ob­ser­var que las pri­me­ras no­ches, cuan­do le de­jes so­lo pa­ra dor­mir… co­men­za­rá a llo­rar. Es al­go com­ple­ta­men­te nor­mal y nun­ca de­bes ce­der e ir a vi­si­tar­lo pa­ra cal­mar­lo, por­que en­ton­ces se da­rá cuen­ta de que cuan­do llo­ra, tu acu­des. Así no apren­de­rá nun­ca a dor­mir so­lo, sin em­bar­go, si lo ig­no­ras las pri­me­ras no­ches, to­das las de­más dor­mi­rá tran­qui­la­men­te y sin llo­rar, so­lo ne­ce­si­ta acos­tum­brar­se.

Por su­pues­to, pre­pá­ra­le una có­mo­da y aco­ge­do­ra ca­ma don­de dor­mir a gus­to y dé­ja­le siem­pre a su dis­po­si­ción agua fres­ca y lim­pia. Si no dis­po­nes de una ca­ma pa­ra tu ca­cho­rro, pro­cú­ra­le una man­ta do­bla­da pa­ra que pue­da dor­mir en­ci­ma de ella, de for­ma que nun­ca lo ha­ga en­ci­ma del frío y du­ro sue­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.