Don­de ha­cer del ba­ño

Correo - Ocio Dominical - - MASCOTAS -

En­se­ñar a nues­tro ca­cho­rro a ha­cer sus ne­ce­si­da­des fue­ra de ca­sa es muy sen­ci­llo, pe­ro de­be­mos te­ner pa­cien­cia. Una vez que nues­tro ca­cho­rro ten­ga sus va­cu­nas po­dre­mos sa­lir de ca­sa a pa­sear con él y a en­se­ñar­le. Al­gu­nos pe­rros apren­den a ha­cer sus co­sas fue­ra de ca­sa con cua­tro me­ses y otros con seis me­ses… ca­da pe­rro es un mun­do, y ca­da ca­so es di­fe­ren­te, por lo que el tiem­po pue­de va­riar un po­co. No de­ses­pe­res y si­gue es­tos pa­sos, ve­rás co­mo pro­gre­sas de for­ma muy po­si­ti­va.

Cuan­do tu pe­rro ha­ga pis o ca­ca en ca­sa no de­bes re­ga­ñar­le, ni mi­rar­lo mal, ni en­fa­dar­te (ellos lo no­tan). Sim­ple­men­te de­bes lim­piar lo en­su­cia­do y se­guir con tu ru­ti­na dia­ria.

Co­mo he­mos di­cho, los pe­rros son ani­ma­les de cos­tum­bres, así que de­bes sa­car­lo de ca­sa co­mo mí­ni­mo tres o cua­tro ve­ces al día pa­ra que ha­ga sus ne­ce­si­da­des en la ca­lle. Sá­ca­lo a pa­sear siem­pre a las mis­mas ho­ras, pa­ra que se acos­tum­bren y pue­dan apren­der a con­te­ner sus ne­ce­si­da­des has­ta la ho­ra del pa­seo.

Es­to no se con­si­gue en una se­ma­na ni en tres, ne­ce­si­ta­rás tiem­po, pe­ro que to­do sal­drá bien y tu ca­cho­rro apren­de­rá per­fec­ta­men­te. Sal a pa­sear con ellos por la ma­ña­na, al me­dio­día, por la tar­de y por la no­che an­tes de dor­mir. Los ca­cho­rros al no es­tar va­cu­na­dos, no de­ben jun­tar­se con otros pe­rros ni vi­si­tar lu­ga­res don­de otros

pe­rros ha­gan pis o ca­ca, pa­ra evi­tar que se con­ta­gien de cual­quier en­fer­me­dad.

Cuan­do es­tés con tu ca­cho­rro de pa­seo y le veas ha­cer pis o ca­ca, es­pe­ra a que ter­mi­ne y fe­li­cí­ta­lo con mu­cho en­tu­sias­mo, da­le una ga­lle­ta pa­ra pe­rros o un tro­zo de sal­chi­cha pe­que­ño, pa­ra que vea que ha­cer pis en la ca­lle es­tá muy bien y tie­ne pre­mio. De­bes ha­cer es­to ca­da vez que ha­ga pis o ca­ca en la ca­lle, de es­ta for­ma apren­de­rá muy rá­pi­do. Al­gu­nos pe­rros ya ha­cen sus co­sas en la ca­lle con ape­nas cua­tro me­ses y a otros les cues­ta un po­co más, ten pa­cien­cia, so­bre to­do con las ra­zas de pe­rros Pit­bull por­que son un po­co obs­ti­na­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.