NO FUERCES TU ES­PAL­DA A LA HO­RA DE HA­CER EJER­CI­CIO

A la ho­ra de ha­cer ejer­ci­cio de­bes de rea­li­zar ejer­ci­cios de calentamiento pa­re evitar le­sio­nes muy do­lo­ro­sas

Correo - Ocio Dominical - - PORTADA -

Las sa­las de mus­cu­la­ción de los gim­na­sios se di­vi­den en­tre quie­nes ha­cen un po­co de to­do, los que op­tan por el ejer­ci­cio ae­ró­bi­co y aque­llos que tor­nean sus cuer­pos le­van­tan­do pe­so. Ese último gru­po tie­ne que te­ner es­pe­cial cui­da­do con la es­pal­da pa­ra evitar que la ten­sión pro­vo­que le­sio­nes.

Ca­si todos los deportes ejer­cen al­go de pre­sión en la es­pal­da, “por eso es im­por­tan­te man­te­ner los múscu­los y li­ga­men­tos que so­por­tan la columna ver­te­bral fle­xi­bles y fuer­tes”, apun­tan en Med­li­ne­plus, el ser­vi­cio de in­for­ma­ción de la Bi­blio­te­ca Na­cio­nal de Me­di­ci­na de Es­ta­dos Uni­dos.

La hal­te­ro­fi­lia, co­mún­men­te co­no­ci­da como le­van­ta­mien­to de pe­sas, es una de las ac­ti­vi­da­des en la que la columna pue­de lle­gar a so­por­tar mu­cha ten­sión. El ries­go au­men­ta con­for­me al pa­so de los años, ya que los dis­cos -que fun­cio­nan como una es­pe­cie de amor­ti­gua­do­res en­tre los huesos de la columna- pueden se­car­se y vol­ver­se más del­ga­dos y más frá­gi­les con la edad.

Los le­van­ta­do­res de pe­sas no só­lo se ex­po­nen a le­sio­nes en múscu­los y li­ga­men­tos por es­fuer­zos mal rea­li­za­dos, sino que tam­bién pueden su­frir una es­pon­di­lo­li­sis, un ti­po de frac­tu­ra por so­bre­car­ga en la es­pal­da.

Des­de el si­tio es­pe­cia­li­za­do re­co­mien­dan con­sul­tar a un mé­di­co o fi­sio­te­ra­peu­ta por ejer­ci­cios pa­ra el for­ta­le­ci­mien­to del tron­co o so­bre có­mo cui­dar la es­pal­da en ca­so de vol­ver a ha­cer deportes tras una le­sión, al tiem­po que ofre­cen es­tos con­se­jos pa­ra evitar su­frir­las al le­van­tar pe­sas:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.