RE­CUR­SOS PA­RA LA PAR­TI­DO­CRA­CIA: LA CHIQUILLADA TAM­BIÉN RÍE

Correo - - Vida Pública -

Yen un ca­pí­tu­lo más de la te­le­no­ve­la del ba­rril sin fon­do que hoy re­pre­sen­ta nues­tra par­ti­do­cra­cia, ayer el Con­se­jo Ge­ne­ral de Ins­ti­tu­to Es­ta­tal Elec­to­ral eje­cu­tó el fa­llo del Tri­bu­nal Es­ta­tal Elec­to­ral que or­de­nó dar­les a dos par­ti­dos que per­die­ron el re­gis­tro en Gua­na­jua­to pe­ro que lo con­ser­van a ni­vel na­cio­nal, una la­ni­ta na­da des­pre­cia­ble pa­ra las cam­pa­ñas.

Se tra­ta del Par­ti­do del Tra­ba­jo y de En­cuen­tro So­cial que re­ci­bi­rán ca­da uno 1.3 mi­llo­nes de pe­sos en­tre enero y ju­nio. Na­da ma­los pa­ra quie­nes ad­mi­nis­tran esas res­pec­ti­vas fran­qui­cias en el te­rru­ño.

Lo del PT se da en el mar­co del es­cán­da­lo que en­vuel­ve a su di­ri­gen­te na­cio­nal, Alberto Ana­ya, cu­ya es­po­sa es acu­sa­da por la PGR de pre­sun­to la­va­do de di­ne­ro en la ope­ra­ción de or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les por un mon­to de 100 mi­llo­nes de pe­sos.

En Gua­na­jua­to, quien ha usu­fruc­tua­do la fran­qui­cia pe­tis­ta con más pe­na que glo­ria, es Ro­dol­fo So­lís Parga.

En el ca­so de En­cuen­tro So­cial, en su de­but en 2015 en Gua­na­jua­to, es­te par­ti­di­to no tu­vo mu­cho éxi­to aun­que lo­gró co­se­char al­gu­nos es­pa­cios pa­ra re­gi­do­res co­mo Jor­ge Ca­bre­ra en León que a las pri­me­ras de cam­bio, se pu­so la cha­que­ta del PAN por­que en el PES no te­nía mu­cho fu­tu­ro ni em­pleo se­gu­ro.

De un ja­lón am­bos par­ti­dos ten­drán 2.6 mi­llo­nes de pe­sos pa­ra cam­pa­ñas elec­to­ra­les. Se lo tie­nen que aca­bar en ju­nio por­que ya des­pués vie­ne el día D.

Pa­re­ce un con­tra­sen­ti­do dar­le di­ne­ro a par­ti­dos sin pre­sen­cia en el estado pe­ro el Tri­bu­nal Es­ta­tal Elec­to­ral así lo de­fi­nió y hoy al­gu­nas fa­mi­lias es­ta­rán fe­li­ces. Al fin y ca­bo al PT ya lo ben­di­jo y pu­ri­fi­có el vir­tual can­di­da­to pre­si­den­cial de Mo­re­na, An­drés Ma­nuel López Obra­dor, quien de­nun­ció un enési­mo ‘com­pló’ en su contra. La la­na, los re­cur­sos ya na­die se los va a qui­tar.

A pro­pó­si­to de Mo­re­na, no pro­ce­dió la pe­ti­ción de su re­pre­sen­tan­te an­te el IEEG de no otor­gar­le la acre­di­ta­ción de su avi­so de re­elec­ción al dipu­tado Da­vid Ale­jan­dro Lan­de­ros quien ya se hi­zo in­de­pen­dien­te des­pués de ser pos­tu­la­do por el par­ti­do lo­pe­zo­bra­do­ris­ta.

El IEEG des­es­ti­mó la que­ja por­que só­lo es­tán dan­do cuen­ta de una in­ten­ción pe­ro no les ga­ran­ti­zan la pos­tu­la­ción. Eso ya es bron­ca de los par­ti­dos po­lí­ti­cos. Así las co­sas, a me­nos que su­ce­da un mi­la­gro, Lan­de­ros ten­drá que des­pe­dir­se de la po­lí­ti­ca muy pe­ro muy pron­to.

AR­CHI­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.