MIGUEL ZA­CA­RÍAS

Correo - - Portada - Más de la Pól­vo­ra en @Mi­gue­lZa­ca­rias Miguel Za­ca­rías

¿CÓ­MO ES ESO? Cual­quie­ra di­ría des­pués de co­no­cer los re­que­ri­mien­tos que ha­ce el al­cal­de Héc­tor López San­ti­lla­na pa­ra la Ley de In­gre­sos del mu­ni­ci­pio que go­bier­na que ya no le in­tere­sa en lo más mí­ni­mo re­ele­gir­se co­mo al­cal­de.

HARAKIRI. Y es que el pri­mer edil leo­nés pa­re­ce es­tar apli­can­do al re­vés el ma­nual que echan a an­dar los po­lí­ti­cos cuan­do quie­ran el aplau­so po­pu­lar o por lo me­nos no en­trar a la zo­na de abu­cheos.

FRÍO. El al­cal­de a tra­vés de su te­so­re­ro Gil­ber­to En­rí­quez pro­pu­so ayer an­te la Co­mi­sión de Ha­cien­da del Ayun­ta­mien­to un par de in­cre­men­tos que se­rían desor­bi­ta­dos en cual­quier mo­men­to pe­ro que ha­cen ar­quear las ce­jas cuan­do se tra­ta de un año pre­vio a las elec­cio­nes.

EXORBITANTE. Así, de un ja­lón, se pro­po­ne un in­cre­men­to al De­re­cho de Alum­bra­do Pú­bli­co has­ta en un 50% pa­ra quie­nes tie­nen cier­to ni­vel de con­su­mo y al mis­mo tiem­po, un in­cre­men­to de has­ta el 40% en di­ver­sas zo­nas de la ciu­dad pa­ra el pa­go del im­pues­to pre­dial.

LA HIS­TO­RIA. El te­ma del

DAP se ha con­ver­ti­do en un las­tre lue­go de 4 años de apli­car­se la dis­po­si­ción que con­si­de­ra­ba inconstitucional la for­ma en que se co­bra­ba has­ta 2013. El te­ma lo he­mos tra­ta­do abun­dan­te­men­te en es­te es­pa­cio.

CONTRA LA PA­RED. La se­ma­na pa­sa­da le co­men­ta­ba que los nue­vos cri­te­rios de fac­tu­ra­ción de la Co­mi­sión Fe­de­ral de Elec­tri­ci­dad (CFE) que im­pu­so (esa es la pa­la­bra) a los mu­ni­ci­pios ha­bían dis­pa­ra­do el dé­fi­cit de León de 44 mi­llo­nes de pe­sos que se ha­bían pre­vis­to pa­ra es­te 2017 has­ta ca­si el do­ble.

LOS DE SIEM­PRE. Pues bien, ese fac­tor más la ad­qui­si­ción de lu­mi­na­rias ori­lla­ron al Mu­ni­ci­pio a car­gar­le el pe­so a los con­tri­bu­yen­tes que pa­ga­ban un 10% de DAP y que aho­ra se irán al 15%. Los de finanzas de León, tra­tan de sua­vi­zar las co­sas cuan­do ha­blan que en lu­gar de más de 3 pe­sos se pa­ga­rán 5.

AU­MEN­TO TE LLA­MAS. En el te­ma del pre­dial, en al­gu­nas zo­nas se ac­tua­li­zan cier­tos va­lo­res y un sec­tor de con­tri­bu­yen­tes pa­ga­rán un 40% más. Y López San­ti­lla­na pue­de po­ner­le flo­res y que pa­rez­ca un ajus­te pe­ro ha­blar de in­cre­men­tos del 40 y 50% es im­po­pu­lar aquí y en Chi­na.

PA­LO DA­DO. No es na­da nue­vo ese las­tre que arras­tra León en ma­te­ria de pre­dial. Es­te pro­ble­ma tie­ne mu­chos años y de pron­to a López San­ti­lla­na le gana la ve­na de la tec­no­cra­cia (y al­gu­nos di­rán) de la in­sen­si­bi­li­dad y se lanza des­de la ter­ce­ra cuer­da. Au­men­tos en tiem­pos preelec­to­ra­les o la re­elec­ción co­mo mi­to ge­nial. López San­ti­lla­na va a es­ce­na.

LA PA­RI­DAD QUE VIE­NE Y HA­RÁ SU­FRIR A VA­RIOS

YA. Por cier­to el Ins­ti­tu­to Es­ta­tal Elec­to­ral ya con­fir­mó que en­tre ma­ña­na y el pró­xi­mo mar­tes los par­ti­dos po­lí­ti­cos con re­gis­tro en Gua­na­jua­to tie­nen que avi­sar so­bre sus mé­to­dos de se­lec­ción de can­di­da­to, fe­chas del pro­ce­so, pe­ro so­bre to­do, la for­ma en que van a pos­tu­lar can­di­da­tas y can­di­da­tos se­gún los cri­te­rios de pa­ri­dad y gé­ne­ro.

FAC­TOR. Y esto va a apli­car tam­bién pa­ra aque­llos par­ti­dos que es­tán muy cer­ca o que pro­yec­tan coa­li­cio­nes pa­ra el año si­guien­te.

OBLI­GA­DOS. Es el ca­so del PAN, de Mo­vi­mien­to Ciu­da­dano y PRD quie­nes de­be­rán dar cuen­ta en lo in­di­vi­dual del re­par­to de can­di­da­tu­ras pa­ra hom­bres y mu­je­res. Ya si el 13 de di­ciem­bre acuer­dan una coa­li­ción se­rá ha­ri­na de otro cos­tal pe­ro en la si­guien­te se­ma­na tie­nen que avi­sar en qué dis­tri­tos y en qué mu­ni­ci­pios irán con can­di­da­tas mu­je­res.

EX­PEC­TA­TI­VA. De­ci­sio­nes que sa­ca­rán ra­yos y cen­te­llas al in­te­rior de los par­ti­dos. Ve­re­mos, por ejem­plo, en qué mu­ni­ci­pios del co­rre­dor in­dus­trial el PAN iría con una mu­jer can­di­da­ta. Se sa­be que de acuer­do a la elec­ción an­te­rior, PAN, PRD y MC pos­tu­la­ron can­di­da­tos en 21 de los 46 mu­ni­ci­pios. El PRD lo hi­zo en 40 y tan­tos, el PAN en to­dos y MC só­lo en 21.

DO­BLE LEN­GUA­JE. Eso, les gus­te o no, va a po­ner a su­dar y su­frir a los par­ti­dos cu­yos di­ri­gen­tes no qui­sie­ran pa­sar un tra­go que, por mu­chas po­rras que le echen a la pa­ri­dad, es amar­go.

LA DEL ESTRIBO…

Sin des­acre­di­tar la pu­bli­ca­ción de la re­vis­ta News­week en Es­pa­ñol que de­di­có una por­ta­da la­pi­da­ria de su úl­ti­mo nú­me­ro a Gua­na­jua­to, el go­ber­na­dor Miguel Már­quez no se mo­vió un ápi­ce de su tesis so­bre el in­cre­men­to de la vio­len­cia en Gua­na­jua­to.

Que el estado se en­cuen­tra de­ba­jo de la me­dia na­cio­nal en ma­te­ria de in­ci­den­cia de­lic­ti­va, que ha­cen fal­ta más y me­jo­res le­yes contra la im­pu­ni­dad, que el in­cre­men­to atí­pi­co de la vio­len­cia se da en to­do el país, que el pre­si­den­te de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia no tie­ne to­da la ra­zón y le ha­ce fal­ta sa­lir más de la ofi­ci­na, que hay que me­jo­rar los sa­la­rios de las po­li­cías mu­ni­ci­pa­les, que ahí vie­ne la bri­ga­da mi­li­tar.

Has­ta eso, Már­quez fue pru­den­te y no ha­bló de com­plots y que si a Gua­na­jua­to lo traen en la mi­ra por sus avan­ces y et­cé­te­ra, et­cé­te­ra. Y sí, le pre­gun­ta­ron si de­fen­de­ría a Es­cu­do. Pe­ro esa pa­la­bra pa­re­ce es­tar pros­cri­ta en la ad­mi­nis­tra­ción mar­quis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.