CAR­LOS LORET

Correo - - Portada - CAR­LOS LORET DE MOLA his­to­rias­re­por­te­ro@gmail.com

Me cuen­tan al­gu­nos de los ne­go­cia­do­res me­xi­ca­nos del TLC que en la úl­ti­ma ronda sus pa­res es­ta­dou­ni­den­ses lle­ga­ban a la me­sa co­mo rién­do­se con pe­na al pre­sen­tar las po­si­cio­nes dic­ta­das por el pen­sa­mien­to Trump so­bre co­mer­cio ex­te­rior.

Los ne­go­cia­do­res a ni­vel de can­cha se co­no­cen des­de ha­ce años. Me re­fie­ro a los man­dos me­dios, los ser­vi­do­res pú­bli­cos de ca­rre­ra en los dos paí­ses. En una re­la­ción co­mer­cial tan re­le­van­te pa­ra las dos par­tes, es ló­gi­co que ten­gan con­tac­tos co­ti­dia­nos, in­clu­so se ha­gan ami­gos.

Y sa­ben mu­tua­men­te có­mo pien­san.

Por eso, cuan­do los es­ta­dou­ni­den­ses lle­ga­ron a la me­sa con pos­tu­ras de ne­go­cia­ción im­pre­sen­ta­bles po­nían ca­ra de ‘qué le ha­go, esto es lo que me man­dan mis je­fes’.

La anéc­do­ta sir­ve pa­ra re­tra­tar una cre­cien­te opo­si­ción den­tro de Es­ta­dos Uni­dos a la ma­ne­ra en que Trump a tra­vés de su prin­ci­pal en­via­do, Ro­bert Light­hi­zer, es­tán tra­tan­do de re­ne­go­ciar el TLC. Go­ber­na­do­res y con­gre­sis­tas de su pro­pio par­ti­do no es­tán de acuer­do con su vi­sión, no se di­ga de sus opo­si­to­res del Par­ti­do De­mó­cra­ta. Y, so­bre to­do, ca­da vez más gran­des em­pre­sas y cá­ma­ras de co­mer­cio pre­sio­nan pa­ra que dé mar­cha atrás a al­gu­nas de sus pro­pues­tas.

En es­te con­tex­to, se­gún me re­ve­lan fuen­tes con ac­ce­so de pri­mer ni­vel, un plan de ac­ción co­mien­za a ser ana­li­za­do del la­do me­xi­cano:

Acep­tar to­das las bar­ba­ri­da­des pro­pues­tas por Es­ta­dos Uni­dos, a sa­bien­das de lo da­ñi­nas que son, pa­ra ter­mi­nar de ta­jo con la re­tó­ri­ca de Trump que gol­pea los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros y afec­ta la ima­gen de Mé­xi­co, apos­tan­do a que el Con­gre­so es­ta­dou­ni­den­se no le apro­ba­rá los cam­bios ne­go­cia­dos.

Es­te plan, que es­tá sien­do eva­lua­do en las más al­tas es­fe­ras de nues­tro país im­pli­ca un enor­me ries­go: que el Ca­pi­to­lio aprue­be ese TLC-bár­ba­ro de Trump.

Si no lo aprueba, gran no­ti­cia pa­ra Mé­xi­co. Pe­ro si lo aprueba, Mé­xi­co que­da­ría arrin­co­na­do a acep­tar­lo en esos peo­res tér­mi­nos o a re­cha­zar­lo a tra­vés del Con­gre­so de nues­tro país, lo cual, si bien fre­na­ría el im­pac­to del TLC, po­dría ge­ne­rar un bru­tal re­tro­ce­so en la re­la­ción con Es­ta­dos Uni­dos, pues allá po­drían in­ter­pre­tar que Mé­xi­co es­cu­pió so­bre la cla­se po­lí­ti­ca y em­pre­sa­rial ame­ri­ca­na. No hay que ol­vi­dar que, aun­que en el dis­cur­so po­lí­ti­ca­men­te co­rrec­to siem­pre se di­ga que nos tra­ta­mos “de igual a igual”, hay uno mu­cho más po­de­ro­so que el otro.

La re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do es­tá pre­sen­tan­do re­tos im­pre­vi­si­bles e in­sos­pe­cha­dos. Ya sa­bre­mos có­mo se­rán las res­pues­tas. ¿Us­ted qué ha­ría? ¿Le do­bla­ba la apues­ta a Do­nald Trump?

SACIAMORBOS

Dos de las vo­ces nor­te­ñas más so­no­ras que sue­len acu­sar la co­rrup­ción aje­na traen el mo­re­tón del boo­me­rang en la ca­ra:

El Tec de Mon­te­rrey (en su cam­pus ca­pi­ta­lino) en­fren­ta se­rias acu­sa­cio­nes de los pa­pás de dos alum­nos que mu­rie­ron en sus ins­ta­la­cio­nes du­ran­te el te­rre­mo­to. Los res­pal­dan exa­lum­nos y ac­ti­vis­tas. Acu­san ne­gli­gen­cia y opa­ci­dad.

Jai­me Ro­drí­guez Cal­de­rón ‘El Bron­co’, sal­pi­ca­do por las trans­fe­ren­cias mi­llo­na­rias a la es­po­sa del di­ri­gen­te na­cio­nal del PT.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.