Con­vo­can a tor­neo de la In­de­pen­den­cia de Soft­bol Len­to

El Diario de Nuevo Casas Grandes - - PORTADA - Jai­me Po­rras Ga­llar­do

Nue­vo Ca­sas Gran­des.-La li­ga mu­ni­ci­pal de soft­bol de es­ta ciu­dad, ha lan­za­do la con­vo­ca­to­ria pa­ra to­dos los equi­pos y pú­bli­co en ge­ne­ral, a par­ti­ci­par en el Tor­neo de la In­de­pen­den­cia “La Pa­tro­na del Col­chón 2017” en la mo­da­li­dad de pit­cheo len­to, ra­ma va­ro­nil.

Ed­gar Cá­za­res Cis­ne­ros quien es el coor­di­na­dor del mis­mo di­jo que “és­te se lle­va­rá a ca­bo en es­ta ciu­dad el día 16 de sep­tiem­bre pró­xi­mo y las ins­crip­cio­nes han que­da­do abier­tas des­de el mo­men­to de la pu­bli­ca­ción de la pre­sen­te con­vo­ca­to­ria”.

La jun­ta téc­ni­ca se rea­li­za­rá el vier­nes 15 y el sis­te­ma de com­pe­ten­cia se de­ter­mi­na­rá el día de es­ta reu­nión ya que se de­pen­de­rá del nú­me­ro de equi­pos par­ti­ci­pan­tes.

LA CREA­CIÓN de las li­gas que en cual­quie­ra de los de­por­tes se fo­men­tan en nues­tra ciu­dad, en con­cre­to las que pro­mue­ven di­chas dis­ci­pli­nas en las ca­te­go­rías in­fan­ti­les y ju­ve­ni­les, de­ben es­tar en cierta ma­ne­ra “con­tro­la­das” pa­ra que to­do lo que im­pli­que el pro­ce­so de for­ma­ción de es­tas fu­tu­ras es­tre­llas, sea ín­te­gro, for­ma­ti­vo y re­gu­la­do­res de bue­nos há­bi­tos, cos­tum­bres y va­lo­res.

TAN­TO ellos (ju­ga­do­res) co­mo los di­rec­ti­vos y por su­pues­to los en­tre­na­do­res, ár­bi­tros in­clu­yen­do a los afi­cio­na­dos, de­ben sa­ber que hay un com­pro­mi­so mo­ral pa­ra que no se per­mi­tan co­men­ta­rios que aten­ten con­tra la in­te­gri­dad de los prin­ci­pa­les ac­to­res de los par­ti­dos.

DE ES­TA ma­ne­ra, no se de­be per­mi­tir nin­gún ti­po de ex­pre­sio­nes que bus­quen de­ni­grar, ofen­der, las­ti­mar (en cual­quie­ra de sus ma­ni­fes­ta­cio­nes) e in­ten­tar afec­tar la au­to­es­ti­ma de quie­nes ape­nas se ini­cian en el desa­rro­llo de sus ha­bi­li­da­des so­cio­emo­cio­na­les, en es­te ca­so a tra­vés de la prác­ti­ca de­por­ti­va.

EN­TON­CES cuan­do se em­pie­za a de­tec­tar que hay quie­nes asis­ten a los jue­gos más pa­ra con reac­cio­nes vio­len­tas, ha­cer creer que es más que otros, que su calidad (ni­vel) le pue­da otor­gar la fa­cul­tad de he­rir a los que so­la­men­te en ese ins­tan­te es sus ri­va­les, a aque­llos que se con­fun­den (a su pro­pia con­ve­nien­cia) y con la com­pli­ci­dad de su en­tre­na­dor, vo­ci­fe­ra im­pro­pe­rios cuan­do se le san­cio­na por ha­ber­se bur­la­do de los de­más, del res­pon­sa­ble de lle­var la con­duc­ción del par­ti­do o in­clu­so, con quien des­de el pal­co, les ob­ser­va 'su gran­de­za' y és­te cí­ni­ca­men­te les res­pon­de.

DE­BE ser me­nes­ter de to­dos los que es­tán in­mer­sos en el de­por­te lo­cal y re­gio­nal, sa­ber que es pre­ci­sa­men­te en las eda­des pe­que­ñas en don­de más se les que­dan gra­ba­dos los ha­la­gos, los es­tí­mu­los a sus pe­que­ños-gran­des es­fuer­zos, esos aplau­sos de mo­ti­va­ción, esa fra­ses de áni­mo; en­ton­ces, si to­do lo an­te­rior que­da en sus men­tes pa­ra siem­pre, por­que no 'pen­sar' que igual se­rá el efec­to de las ofen­sas, de las ma­las in­di­ca­cio­nes (tí­ra­lo, acués­ta­lo, no es más que tú, etc.), co­mo pa­ra no ha­cer na­da o po­co pa­ra que es­to no su­ce­da, no al me­nos en nues­tro de­por­te y con nues­tros ni­ños.

LO AN­TE­RIOR por­que al­go que no se ha­bía da­do o al me­nos re­por­ta­do, es que en al­gu­nos de­por­tes se han re­por­ta­do a jo­ven­ci­tos que re­ci­ben san­cio­nes por 'uti­li­zar vo­ca­bu­la­rio ofen­si­vo' den­tro del te­rreno de las hos­ti­li­da­des.

PA­RA que al­guien de­je de ha­cer al­go, de­be re­ci­bir una san­ción que obli­gue al in­frac­tor a pen­sar­lo dos o más ve­ces an­tes de vol­ver­lo a ha­cer, de lo con­tra­rio en vez de co­rrec­ción que­da­rá en un me­ro in­ten­to de erra­di­car al­go que de por si ya es­tá mal pe­ro con mano ti­bia no se ha­brá de lo­grar mu­cho.

LO MIS­MO su­ce­de en las ca­te­go­rías ma­yo­res en don­de los que in­cu­rren en fal­ta gra­ves, vuel­ven a ha­cer­lo una y otra vez, se en­tien­de que se tra­ba­ja con los re­gla­men­tos de las fe­de­ra­cio­nes, pe­ro a ni­vel lo­cal se pue­dan ha­cer ajus­tes o mo­di­fi­ca­cio­nes pre­vio con­cen­so de los ár­bi­tros, di­rec­ti­vos y re­pre­sen­tan­tes pa­ra que se los ha­gan sa­ber a sus ju­ga­do­res, pues so­bre to­do en las rec­tas fi­na­les de las com­pe­ten­cias 'se desata' la vio­len­cia y el ni­vel de agre­sión au­men­ta.

AL­GO que siem­pre pon­go de ejem­plo, es el con­trol que exis­te en el beisbol de las ca­te­go­rías me­no­res (aun­que se ve en el bas­quet y tal vez en otras dis­cu­pli­nas) en don­de se ob­ser­va el respeto tan­to den­tro co­mo fue­ra del te­rreno de jue­go (gra­das), en don­de los asis­ten­tes se en­fo­can úni­ca­men­te en apo­yar a sus ni­ños de­jan­do a los del otro equi­po li­bres de bur­las u ofen­sas, aquí jue­gan un pa­pel muy im­por­tan­te los ma­ne­ja­do­res que igual, só­lo es­tán apo­yan­do a sus ju­ga­do­res, rin­den ho­nor a su ju­ra­men­to el cual ha­cen an­tes de ca­da par­ti­do, sa­lu­dan a sus an­ta­go­nis­tas al fi­na­li­zar ca­da encuentro, ¿Se­rá muy di­fí­cil que en to­dos los de­por­tes se hi­cie­ra obli­ga­to­rio? DI­GO

So­bre los re­qui­si­tos de los par­ti­ci­pan­tes dio a co­no­cer que “la cuo­ta se­rá de mil pe­sos por equi­po, can­ti­dad que de­be­rá ser cu­bier­ta an­tes de ini­ciar el tor­neo, en don­de so­la­men­te po­drán ser ins­cri­tos aque­llos equi­pos que cuen­ten con un mí­ni­mo de ca­tor­ce ju­ga­do­res y un má­xi­mo de vein­ti­cua­tro mis­mos que de­be­rán es­tar de­bi­da­men­te en la cé­du­la”.

Tam­bién de­be­rán con­tar con su res­pec­ti­vo uni­for­me, la pe­lo­ta ofi­cial se­rá la Amé­ri­ca 1000 Li­món, en ca­so de al­gu­na ex­pul­sión, au­to­má­ti­ca­men­te no po­drá par­ti­ci­par en el si­guien­te par­ti­do y se re­vi­sa­rá el re­por­te del am­pa­yer pa­ra va­lo­rar si ame­ri­ta un cas­ti­go ma­yor y ca­da res­pon­sa­ble de san­cio­nar los par­ti­dos, se­rá asig­na­do por el co­mi­té or­ga­ni­za­dor.

El equi­po ca­peón, ten­drá una bol­sa ga­ran­ti­za­da de 8 mil pe­sos mis­ma que po­dría as­cen­der de­pen­dien­do del nú­me­ro de equi­pos con­tien­dien­tes.

LLe­va­rá por nom­bre "La Pa­tro­na del Col­chón 2017"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.