La du­da que res­ta: có­mo ter­mi­nar

El Financiero - - Pa­gi­na 2 - EN­RI­QUE QUIN­TA­NA

Si que­da­ba al­gu­na du­da de que Es­ta­dos Uni­dos quie­re lle­var a un ca­lle­jón sin sa­li­da la re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Nor­tea­mé­ri­ca,

ayer ya no que­dó nin­gu­na.

La lla­ma­da “cláu­su­la de ex­tin­ción”, de la que se ha­bló ha­ce al­gu­nas se­ma­nas, ya es una idea pre­sen­ta­da for­mal­men­te en la me­sa.

De acuer­do a ella, tras la fir­ma del Tra­ta­do, se de­ja­ría un pla­zo de cin­co años

pa­ra que se hi­cie­ra una eva­lua­ción y se de­ter­mi­na­ra si el Tra­ta­do se man­tie­ne vi­gen­te o si se ex­tin­gue.

La pro­pues­ta es una “píl­do­ra en­ve­ne­na­da”, co­mo lo de­fi­nió el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Es­ta­dos Uni­dos, Tho­mas Do­nohue.

Ob­via­men­te es inacep­ta­ble pa­ra Ca­na­dá y pa­ra Mé­xi­co, pues crea un ho­ri­zon­te de in­cer­ti­dum­bre que im­pi­de que se pue­dan pla­near y rea­li­zar in­ver­sio­nes y acuer­dos de co­mer­cio que re­quie­ren cer­te­za en el lar­go pla­zo.

Ade­más, es fac­ti­ble que ya se ha­ya for­mu­la­do o es­té por for­mu­lar­se la pro­pues­ta de ele­var al 85 por cien­to el re­qui­si­to de con­te­ni­do re­gio­nal pa­ra los au­to­mó­vi­les con un 50 por cien­to de con­ten­di­do es­pe­cí­fi­ca­men­te es­ta­dou­ni­den­se.

¿Le se­gui­mos con la lis­ta de pro­pues­tas inacep­ta­bles?

La du­da no es si es­ta ne­go­cia­ción va a po­der con­cluir con un Tra­ta­do que pue­da ser sus­cri­to por los tres paí­ses; la du­da que res­ta na­da más es có­mo ter­mi­nar es­te Acuer­do, pues hay va­rias ma­ne­ras de ha­cer­lo.

Una de ellas es de­cir “has­ta aquí”, tras es­ta lis­ta de plan­tea­mien­tos sin sen­ti­do y aga­rrar nues­tras chi­vas y de plano aban­do­nar la ne­go­cia­ción. La otra es ar­mar­se de una pa­cien­cia fran­cis­ca­na y es­cu­char ton­te­rías al­gu­nas ron­das más, pe­ro re­cha­zan­do lo que sea im­pro­ce­den­te.

Mi pa­re­cer es que a Mé­xi­co le con­vie­ne se­guir ne­go­cian­do y ga­nar to­do el tiem­po po­si­ble.

Es de­cir, creo que lo me­jor se­ría alar­gar la ne­go­cia­ción tan­to co­mo se pu­die­ra y en ese lap­so ha­cer dos co­sas: de­ta­llar to­do lo po­si­ble el “Plan B” del que he­mos ha­bla­do en di­ver­sas oca­sio­nes, y coor­di­nar­se con Ca­na­dá pa­ra ase­gu­rar la vi­gen­cia del acuer­do en­tre los dos paí­ses, un te­ma pre­sen­te en la vi­si­ta que rea­li­za Jus­tin Tru­deau a Mé­xi­co.

Tam­bién se­ría útil dar­le más tiem­po a los em­pre­sa­rios, le­gis­la­do­res y po­lí­ti­cos es­ta­dou­ni­den­ses que pre­ten­den lan­zar una ofen­si­va po­lí­ti­ca y le­gal pa­ra cues­tio­nar la au­to­ri­dad de Trump pa­ra aca­bar uni­la­te­ral­men­te con un Acuer­do que cuan­do se apro­bó fue ra­ti­fi­ca­do por las dos Cá­ma­ras del Con­gre­so.

Era inevi­ta­ble que los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros re­sin­tie­ran preo­cu­pa­ción, la que ayer se acen­tuó, pe­ro al mis­mo tiem­po fue po­si­ti­vo el he­cho de que la de­pre­cia­ción adi­cio­nal de nues­tra mo­ne­da el jue­ves fue­ra mo­des­ta, de ape­nas 0.74 por cien­to.

En bue­na me­di­da, el mer­ca­do cam­bia­rio ya asi­mi­ló la no­ti­cia del fin del Tra­ta­do, aun­que no se­ría im­po­si­ble que en el mo­men­to en el que se for­ma­li­ce ha­ya tur­bu­len­cia, que pa­sa­rá al tér­mino de al­gu­nos días o se­ma­nas.

El en­torno es­tá cam­bian­do a una gran ve­lo­ci­dad y un ho­ri­zon­te sin TL­CAN mo­ve­rá tam­bién el am­bien­te po­lí­ti­co elec­to­ral.

Los par­ti­dos que aún no tie­nen can­di­da­to de­be­rán con­si­de­rar es­te cua­dro, que im­pli­ca ries­gos eco­nó­mi­cos y fi­nan­cie­ros pa­ra el fu­tu­ro.

Y per­so­na­jes que es­tán en ca­mino de es­tar en la bo­le­ta, co­mo es el ca­so de AM­LO por Mo­re­na o de Mar­ga­ri­ta Za­va­la, co­mo in­de­pen­dien­te, de­be­rán in­te­grar a su es­tra­te­gia es­te da­to que ape­nas ha­ce unas cuan­tas se­ma­nas no exis­tía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.