Des­pués del ago­ta­do acuer­do fis­cal…

El Financiero - - Opi­nión -

A sep­tiem­bre, las par­ti­ci­pa­cio­nes de los es­ta­dos re­ba­san en más de 8 por cien­to, en tér­mi­nos reales, a las pa­ga­das en el mis­mo pe­rio­do de 2016, y 8.4 por cien­to en re­la­ción a lo es­ti­ma­do pa­ra sep­tiem­bre de es­te año. A to­dos los es­ta­dos les va me­jor, ex­cep­to a Ta­bas­co y Cam­pe­che, lo cual no es nuevo, su­ce­de des­de 2008, cuan­do se dio el úl­ti­mo cam­bio pro­fun­do en la dis­tri­bu­ción de los in­gre­sos de li­bre dis­po­ni­bi­li­dad, pues to­do se dis­tri­bu­ye en fun­ción de la po­bla­ción do­mi­ci­lia­da. His­tó­ri­ca­men­te hay dos gran­des per­de­do­res. Res­pec­to a lo es­ti­ma­do en nue­ve me­ses, los es­ta­dos han re­ci­bi­do 39,330 mi­llo­nes de pe­sos adi­cio­na­les, lo cual sig­ni­fi­ca que a to­dos les va me­jor res­pec­to a las ex­pec­ta­ti­vas, pe­ro cla­ro a unos muy bien y a otros “me-nos bien”, ex­cep­to los dos men­cio­na­dos per­de­do­res. Por ejem­plo, le va muy bien a SLP, Pue­bla, Mé­xi­co, BC, con al­re­de­dor de 12 por cien­to por arri­ba de lo es­ti­ma­do, in­clu­so Oa­xa­ca, con 5.7 por cien­to, no es así el ca­so de Ta­bas­co, que ca­yó me­nos 2 por cien­to, y Cam­pe­che, me­nos 4.5 por cien­to.

Ello sig­ni­fi­ca que el co­bro de im­pues­tos fe­de­ra­les coor­di­na­dos in­cre­men­tó la re­cau­da­ción fe­de­ral par­ti­ci­pa­ble, par­ti­cu­lar­men­te su com­po­nen­te tri­bu­ta­rio, en 5.7 por cien­to, gra­cias a la re­cau­da­ción de ISR y del IVA, con 12.9 y 11.9 por cien­to, res­pec­ti­va­men­te, y su pe­so en la es­truc­tu­ra de la re­cau­da­ción par­ti­ci­pa­ble. El IEPS de ga­so­li­nas se ha re­du­ci­do, me­nos 17 por cien­to, y se re­cu­pe­ra des­pués de dos años el com­po­nen­te pe­tro­le­ro, cla­ro ya sin el es­que­ma de los de­re­chos de hi­dro­car­bu­ros.

Les ha ido me­jor en la co­yun­tu­ra a los es­ta­dos, pe­ro es evi­den­te que só­lo la ha­cien­da pú­bli­ca de al­gu­nos re­cau­da re­cur­sos im­por­tan­tes, pe­ro que no lle­gan el 18 por cien­to. Su pro­me­dio es de 10 por cien­to. La úni­ca ex­cep­ción es la CDMX, que, a pe­sar de las li­mi­ta­cio­nes de la dis­tri­bu­ción de po­tes­ta­des tri­bu­ta­rias, re­cau­da más de lo que re­ci­be de trans­fe­ren­cias de li­bre dis­po­ni­bi­li­dad, y uti­li­za bien los re­cur­sos, prue­ba de ello es su Fon­do pa­ra Desas­tres Na­tu­ra­les, cu­yos re­cur­sos ya su­pe­ra­ban al Fon­den an­tes de los re­cien­tes desas­tres. Los de­más es­ta­dos se tie­nen que en­deu­dar con el Fon­do de Re­cons­truc­ción pa­ra pa­gar su mi­tad de la in­fra­es­truc­tu­ra es­ta­tal afectada, aun-que los da­ños se con­cen­tran en po­cos es­ta­dos, co­mo los del su­res­te.

Los lo­gros en la re­cau­da­ción he­chas por el SAT, en co­la­bo­ra­ción ad­mi­nis­tra­ti­va en el or­den fis­cal con los es­ta­dos, son úti­les, pe­ro in­su­fi­cien­tes, sus im­pues­ti­tos no dan pa­ra mu­cho. Ade­más, el es­fuer­zo no es pa­re­jo.

Re­vi­san­do des­de su na­ci­mien­to el ac­tual acuer­do fis­cal, es cla­ro que el por­cen­ta­je par­ti­ci­pa­ble es muy re­du­ci­do, al­re­de­dor de la cuar­ta par­te de la re­cau­da­ción par­ti­ci­pa­ble, que no in­clu­ye to­dos los in­gre­sos fe­de­ra­les. Fue en 1995 la úl­ti­ma vez que cre­ció el por­cen­ta­je par­ti­ci­pa­ble. Si re­vi­sa­mos los ar­chi­vos del Con­gre­so en­con­tra­re­mos mu-chas pro­pues­tas pa­ra in­cre­men­tar el por­cen­ta­je par­ti­ci­pa­ble, sin que se ha­ya to­ca­do el te­ma.

Hoy no hay de otra: o in­cre­men­ta­mos el por­cen­ta­je par­ti­ci­pa­ble, en un con­sen­so con los es­ta­dos, o les re­gre­sa­mos fa­cul­ta­des tri­bu­ta­rias con po­ten­cial re­cau­da­to­rio im­por­tan­te, por eso ne­ce­si­ta­mos ha­cer re­in­ge­nie­ría a la Ley de Coor­di­na­ción Fis­cal, evi­tar que si­ga pa­re­cien­do par­cha­da, pen­san­do más en una Ley de Gas­to Fe­de­ra­li­za­do o Ley de Coor­di­na­ción Ha­cen­da­ria, que in­clu­ya to­das las trans­fe­ren­cias con­di­cio­na­das o de li­bre dis­po­ni­bi­li­dad. En 2019 de­be­rán es­tar en la agen­da.

Las li­mi­ta­cio­nes pre­su­pues­ta­rias de los es­ta­dos las es­ta­mos vien­do al con­fron­tar el cos­to de la re­cons­truc­ción, sus in­gre­sos pro­pios y de par­ti­ci­pa­cio­nes, que son in­su­fi­cien­tes pa­ra pa­gar su par­te en la mis­ma y se es­tán te­nien­do que en­deu­dar con el FON­REC, co­mo aca­ba de ha­cer Oa­xa­ca con más de mil mi­llo­nes de pe­sos que le au­to­ri­zó con ese fin el Con­gre­so lo­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.