Los Ga­llar­do en SLP, va­ya prue­ba pa­ra Ana­ya

El Financiero - - Nacional Política Y Sociedad - Sal­va­dor Ca­ma­re­na Opi­ne us­ted: po­lí­ti­ca@ el­fi­nan­cie­ro.com.mx @sal­ca­ma­re­na

Hay mu­chas ma­ne­ras de con­tar es­ta his­to­ria. Una es de­cir que no es nue­va. Una se­gun­da, que tam­po­co es lo­cal. Y si ne­ce­si­tá­ra­mos de una ter­ce­ra for­ma pa­ra nom­brar a lo que pa­sa en San Luis Po­to­sí, ca­bría en po­cas lí­neas: Lo que ocu­rra, po­lí­ti­ca­men­te, con los pe­rre­dis­tas Ga­llar­do se­rá una mues­tra de qué tan ge­nui­na es la vo­lun­tad re­no­va­do­ra del lla­ma­do Fren­te opo­si­tor, de Ri­car­do Ana­ya, pues.

Los Ga­llar­do son un pa­dre y un hi­jo que se han em­po­de­ra­do en San Luis Po­to­sí. O ha­bría que de­cir que se han apo­de­ra­do de San Luis Po­to­sí. Ri­car­do Ga­llar­do Juá­rez fun­ge co­mo pre­si­den­te mu­ni­ci­pal de la ca­pi­tal po­to­si­na, co­mo an­tes lo fue del co­n­ur­ba­do So­le­dad de Gra­ciano Sán­chez. Des­de és­te úl­ti­mo ha cons­trui­do, jun­to con su hi­jo, Jo­sé Ri­car­do Ga­llar­do Car­do­na, un poder in­con­tes­ta­do por el go­bierno (es un de­cir) del es­ta­do.

Pe­ro vol­va­mos a las dis­tin­tas ma­ne­ras de con­tar es­ta his­to­ria ni nue­va ni des­co­no­ci­da gra­cias a va­rios co­le­gas.

Po­de­mos con­tar que el 28 de enero pa­sa­do, Ve­ró­ni­ca Es­pi­no­sa na­rró en Pro­ce­so lo si­guien­te:

“Cuan­do ga­nó la Pre­si­den­cia Mu­ni­ci­pal de So­le­dad de Gra­ciano Sán­chez, en 2009, Ga­llar­do Juá­rez vi­vía en una ca­sa de dos plan­tas en la colonia In­dus­trial Avia­ción. Al tér­mino de su car­go, en 2012, ha­bi­ta­ba una re­si­den­cia de 400 me­tros cua­dra­dos en El Pe­dre­gal, uno de los frac­cio­na­mien­tos más lu­jo­sos de la ciu­dad”.

“De acuer­do con el Re­gis­tro Pú­bli­co de la Pro­pie­dad y del Co­mer­cio, de 2010 a la fe­cha, los Ga­llar­do pa­sa­ron de te­ner una em­pre­sa aví­co­la en­deu­da­da con Ba­cho­co a 30 pro­pie­da­des que en con­jun­to va­len po­co más de 78.5 mi­llo­nes de pe­sos”.

La res­pues­ta fue una com­pra ma­si­va en SLP de esa edi­ción de Pro­ce­so.

O po­de­mos re­to­mar re­ve­la­cio­nes del Ca­nal 7 po­to­sino, rea­li­za­das in­clu­so a ni­vel na­cio­nal en el es­pa­cio ra­dio­fó­ni­co de Ci­ro Gó­mez Ley­va, el 15 de abril de 2016, cuan­do se in­for­mó que Ga­llar­do Juá­rez ha­bía rea­li­za­do com­pras de me­di­ci­nas por de­ce­nas de mi­llo­nes de pe­sos a empresas de una fan­tas­ma, de una per­so­na de nom­bre Sandra Sán­chez Ruiz, cu­yo pa­ra­de­ro na­die co­no­cía. (http://www. ra­dio­for­mu­la.com.mx/no­tas. asp?idn=586350&idfc=2016)

La res­pues­ta del al­cal­de fue vo­ci­fe­rar con­tra la te­le­vi­so­ra que le evi­den­ció.

O po­de­mos ci­tar cuan­do Jo­sé Ri­car­do Ga­llar­do Car­do­na fue detenido el 6 de enero de 2015, sien­do al­cal­de con li­cen­cia de So­le­dad de Gra­ciano Sán­chez, ba­jo car­gos de víncu­los con la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da y la­va­do de di­ne­ro. Se le acu­só ade­más de pre­sun­to des­vío de 200 mi­llo­nes de pe­sos. Fue enviado a un pe­nal de Her­mo­si­llo, So­no­ra. (http:// www.ex­cel­sior.com.mx/na­cio­nal/2015/01/07/1001197)

Al año Jo­sé Ri­car­do sa­lió li­bre (ya ha­bía si­do cam­bia­do de pe­nal). El pe­rio­dis­ta Omar Ni­ño en­fren­tó una cam­pa­ña lue­go de que di­vul­gó un vi­deo en el que do­cu­men­ta có­mo los prin­ci­pa­les di­rec­ti­vos de se­gu­ri­dad del mu­ni­ci­pio (Trán­si­to, Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca) ha­bían tra­ba­ja­do en el pe­nal de Ocam­po, Guanajuato, mien­tras el ju­nior es­tu­vo ba­jo cus­to­dia. (http://te­le­fo­no­ro­jo. mx/pe­rio­dis­ta-so­li­ci­ta-proteccion-an­te-aco­so-del-al­cal­de-deslp/)

¿Ven? Ni nue­vo ni des­co­no­ci­do a ni­vel na­cio­nal el ca­so de los Ga­llar­do, de­nun­cia­dos ayer en San Luis Po­to­sí por el Fren­te Ciu­da­dano An­ti­co­rrup­ción de aque­lla en­ti­dad.

Ca­be men­cio­nar que co­mo ha que­da­do cla­ro, tan sin­gu­lar tra­yec­to­ria era de so­bra co­no­ci­da cuan­do en sep­tiem­bre pa­sa­do la en­ton­ces pre­si­den­ta del PRD, Ale­jan­dra Ba­rra­les, es­tu­vo pun­tual (¿ha­brá via­ja­do en ae­ro­na­ve pri­va­da?) en el in­for­me de go­bierno (es un de­cir, pues la vio­len­cia rei­na en esa re­gión po­to­si­na, co­mo evi­den­ció en oc­tu­bre un re­por­ta­je Lo­ret de Mola) de Ga­llar­do.

¿Qué ha­rá Ana­ya con las as­pi­ra­cio­nes de los Ga­llar­do? ¿Pre­mia­rá a tan sin­gu­la­res pe­rre­dis­tas con can­di­da­tu­ras a la al­cal­día (al pa­dre) y a una cu­rul en San Lá­za­ro (al hi­jo)? Va­ya prue­ba pa­ra el Fren­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.