CONS­TRUC­CIÓN DE INFRAESTRUCTURA

El Financiero - - Portada - Ge­rar­do Ruiz Es­par­za eco­no­mia@el­fi­nan­cie­ro.com.mx

Trans­pa­ren­tar la ope­ra­ción co­ti­dia­na de las de­pen­den­cias de la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca Fe­de­ral, no só­lo es un de­ber sino una ne­ce­si­dad pa­ra ser más con­fia­bles, efi­ca­ces y con ello lo­grar me­jo­res po­si­bi­li­da­des de atraer in­ver­sión y por tan­to más em­pleos.

El Go­bierno que en­ca­be­za el se­ñor Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, li­cen­cia­do En­ri­que Pe­ña Nie­to, ha pro­mo­vi­do co­mo prin­ci­pios rec­to­res de su ad­mi­nis­tra­ción la trans­pa­ren­cia y la ren­di­ción de cuen­tas a fin de po­ner an­te los ojos ciu­da­da­nos el queha­cer pú­bli­co, de mo­do que és­te se eva­lúe, se vi­gi­le e in­clu­so se re­tro­ali­men­te con pro­pues­tas. Una sociedad par­ti­ci­pa­ti­va for­ta­le­ce al go­bierno y lo im­pul­sa a al­can­zar sus me­tas.

Du­ran­te es­tos cin­co años de go­bierno, la Se­cre­ta­ría de Co­mu­ni­ca­cio­nes y Transportes ha pro­cu­ra­do es­ta­ble­cer las ba­ses pa­ra cum­plir con es­tos prin­ci­pios.

Se han pues­to en ope­ra­ción im­por­tan­tes me­di­das de ac­ce­so a la in­for­ma­ción pú­bli­ca que per­mi­ten a los ciu­da­da­nos co­no­cer de ma­ne­ra sen­ci­lla y opor­tu­na la in­for­ma­ción so­bre las con­tra­ta­cio­nes y el ejer­ci­cio efi­cien­te del gas­to, co­mo lo es la ac­tua­li­za­ción per­ma­nen­te del por­tal elec­tró­ni­co a tra­vés del cual se pu­bli­ca la in­for­ma­ción de las con­tra­ta­cio­nes y se trans­mi­ten en tiem­po real los pro­ce­sos li­ci­ta­to­rios (www.gob.mx/sct).

En di­chos pro­ce­sos par­ti­ci­pan tes­ti­gos so­cia­les in­de­pen­dien­tes de­sig­na­dos por la Se­cre­ta­ría de la Fun­ción Pú­bli­ca, de al­to pres­ti­gio y ca­pa­ci­dad pro­fe­sio­nal que cer­ti­fi­can que los pro­ce­di­mien­tos se lle­ven con es­tric­to ape­go a los re­qui­si­tos téc­ni­cos y ju­rí­di­cos. Tam­bién in­ter­vie­nen no­ta­rios pú­bli­cos que dan tes­ti­mo­nio del con­te­ni­do de las pro­pues­tas que pre­sen­tan las em­pre­sas. Nues­tra in­ten­ción es que la Se­cre­ta­ría sea un li­bro abier­to al es­cru­ti­nio de la ciu­da­da­nía.

Por otra par­te, de acuer­do con in­for­ma­ción del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Trans­pa­ren­cia, Ac­ce­so a la In­for­ma­ción y Pro­tec­ción de Da­tos Per­so­na­les (INAI) la SCT ha cum­pli­do con opor­tu­ni­dad al 100% sus obli­ga­cio­nes de trans­pa­ren­cia y aten­ción a solicitudes de in­for­ma­ción. Al año son aten­di­das al­re­de­dor de 4 mil solicitudes de ac­ce­so a la in­for­ma­ción y más de un mi­llón de per­so­nas con­sul­tan los por­ta­les elec­tró­ni­cos de trans­pa­ren­cia de la Se­cre­ta­ría.

A la fe­cha, no se ha pre­sen­ta­do in­con­for­mi­dad al­gu­na en li­ci­ta­cio­nes re­le­van­tes ce­le­bra­das, sal­vo una con mo­ti­vo de la li­ci­ta­ción del Cen­tro de Trans­por­te Te­rres­tre pa­ra el Nue­vo Ae­ro­puer­to rea­li­za­da por el Gru­po Ae­ro­por­tua­rio de la Ciudad de México. Has­ta hoy, se han rea­li­za­do más de 15 mil 332 pro­ce­di­mien­tos de li­ci­ta­ción y se han sus­cri­to con­tra­tos con cer­ca de 5 mil em­pre­sas por un mon­to de 630 mil 797 mi­llo­nes de pe­sos.

Asi­mis­mo, la SCT ha es­ta­ble­ci­do re­glas de con­tac­to en­tre fun­cio­na­rios pú­bli­cos y em­pre­sas cons­truc­to­ras par­ti­ci­pan­tes en los pro­ce­sos li­ci­ta­to­rios a tra­vés de un con­ve­nio fir­ma­do con la Cá­ma­ra Me­xi­ca­na de la In­dus­tria de la Cons­truc­ción (CMIC). En­tre otras me­di­das sin pre­ce­den­te, se con­tem­pla la fir­ma de “de­cla­ra­cio­nes de in­te­gri­dad y ape­go a la le­ga­li­dad”, ba­jo pro­tes­ta de de­cir ver­dad, así co­mo re­glas de con­tac­to en­tre ser­vi­do­res pú­bli­cos y las em­pre­sas par­ti­ci­pan­tes en las li­ci­ta­cio­nes.

Adi­cio­nal­men­te, pa­ra fo­men­tar las bue­nas prác­ti­cas en la con­tra­ta­ción pú­bli­ca, así co­mo la con­fian­za de la ciu­da­da­nía en el de­sa­rro­llo y cons­truc­ción de los pro­yec­tos de la ac­tual Ad­mi­nis­tra­ción, la SCT ha im­pul­sa­do y con­so­li­da­do que la eje­cu­ción del Nue­vo Ae­ro­puer­to de México, el des­plie­gue de la Red Com­par­ti­da de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes y la cons­truc­ción del Nue­vo Puer­to de Ve­ra­cruz se reali­cen ba­jo el es­que­ma de “con­tra­ta­cio­nes abier­tas”, el cual es un mo­de­lo pro­mo­vi­do por el Ban­co Mun­dial pa­ra trans­pa­ren­tar y ape­gar a la le­ga­li­dad to­das las eta­pas de ca­da pro­yec­to.

Aún con to­das es­tas me­di­das te­ne­mos cla­ro que es ne­ce­sa­rio ha­cer más y re­for­zar di­chas ac­cio­nes, pa­ra lo­grar que la sociedad ten­ga más con­fian­za y no exis­tan du­das so­bre el ma­ne­jo y des­tino de los re­cur­sos pú­bli­cos, ni tam­po­co so­bre la con­duc­ción de los ser­vi­do­res pú­bli­cos.

Cons­truir obras de infraestructura im­pli­ca ne­ce­sa­ria­men­te ries­gos que las de­pen­den­cias, los ser­vi­do­res pú­bli­cos y las em­pre­sas con­tra­ta­das de­ben asu­mir du­ran­te su cons­truc­ción. El no ha­cer se­ría una fá­cil de­ci­sión pa­ra no asu­mir los ries­gos in­he­ren­tes, pe­ro es­to se­ría de al­gu­na ma­ne­ra ne­gli­gen­te e irres­pon­sa­ble. Sin em­bar­go, impu­tar di­chos ries­gos de ma­ne­ra per­so­nal a los ser­vi­do­res pú­bli­cos re­sul­ta­ría en prin­ci­pio in­hi­bi­to­rio de la efi­cien­cia e in­con­gruen­te des­de el más ele­men­tal pun­to de vis­ta le­gal, so­bre to­do, al con­si­de­rar que con­for­me a la Ley de Obras Pú­bli­cas, en su ar­tícu­lo 67, las em­pre­sas son las úni­cas res­pon­sa­bles de la eje­cu­ción de las obras y de res­pon­der por cual­quier in­cum­pli­mien­to, de­fec­to u otra res­pon­sa­bi­li­dad en que hu­bie­ren in­cu­rri­do, de tal ma­ne­ra que sus­ti­tuir las obli­ga­cio­nes le­ga­les de las em­pre­sas por las del ser­vi­dor pú­bli­co se­ría un error.

“Los ser­vi­do­res pú­bli­cos de­be­mos con­du­cir­nos in­va­ria­ble­men­te con in­te­gri­dad y ape­go a la ley” PRE­SI­DEN­TE EN­RI­QUE PE­ÑA NIE­TO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.