De trans­for­ma­ción di­gi­tal y mo­de­los de ne­go­cio

EN BRA­SIL, LA TEC­NO­LÓ­GI­CA ABRIÓ UN ES­PA­CIO PA­RA IM­PUL­SAR A LAS EM­PRE­SAS LO­CA­LES CON MENTORÍAS, CA­PA­CI­TA­CIÓN Y ÁREAS DE TRA­BA­JO

El Financiero - - EMPRESAS - Javier Mu­ri­llo Opi­ne us­ted: Twit­ter: Ja­vie­rMu­ri­llo Lin­ke­din: ja­vier­mu­ri­lloa­cu­na www.me­trics.di­gi­tal

To­da em­pre­sa ten­dría que te­ner un bien o pro­duc­to ‘com­mo­dity’, otro di­fe­ren­cia­do y uno más in­no­va­dor, que no ten­ga ca­si com­pe­ten­cia. Así cuan­do se ago­te el com­mo­dity o se vuel­va im­po­si­ble com­pe­tir en ese seg­men­to, el di­fe­ren­cia­do pa­se a com­mo­dity, el in­no­va­dor pa­se a di­fe­ren­cia­do y la em­pre­sa desa­rro­lle otra in­no­va­ción. Des­de que se dio la ter­ce­ra re­vo­lu­ción in­dus­trial, la de las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción, la in­no­va­ción se vol­vió in­trín­se­ca a la tec­no­lo­gía per se, es­to es que los pro­duc­tos di­fe­ren­cia­dos e in­no­va­do­res, en bue­na me­di­da se ba­sa­ron en desa­rro­llos, adop­cio­nes o com­pras tec­no­ló­gi­cas. En­ton­ces po­de­mos de­cir que la in­no­va­ción en los úl­ti­mos años ha sur­gi­do gra­cias a em­pre­sas o que son de tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción o que han in­no­va­do a par­tir de ellas. Lo que me sor­pren­de es que no to­das las em­pre­sas han ad­qui­ri­do esa vo­ca­ción. Cuan­do me han in­vi­ta­do a par­ti­ci­par en con­se­jos de ad­mi­nis­tra­ción, he vis­to que las em­pre­sas es­pe­ran a que su com­pe­ten­cia in­vier­ta en in­no­va­cio­nes, lo que los po­ne en el rol de se­gui­do­res. Es­tán tan preo­cu­pa­dos por el cor­to pla­zo que no eje­cu­tan pa­ra el lar­go pla­zo. Otros sim­ple­men­te son op­ti­mis­tas y pien­san que su mo­de­lo de ne­go­cio va a pre­va­le­cer y que se man­ten­drán en una po­si­ción de li­de­raz­go, por rea­li­zar com­pras es­tra­té­gi­cas o por­que hoy son lí­de­res. Co­mo siem­pre ex­pon­go, si las co­sas si­guen co­mo has­ta aho­ra, la tec­no­lo­gía va a se­guir avan­zan­do, pues ca­da vez se­re­mos más di­gi­ta­les y la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial (IA) se­rá la tec­no­lo­gía que pre­va­le­ce­rá du­ran­te los pró­xi­mos 20 años (al me­nos).

La úni­ca for­ma de man­te­ner el li­de­raz­go se­rá in­vir­tien­do en desa­rro­llo, adop­ción, trans­for­ma­ción di­gi­tal y la IA; es la úni­ca pla­ta­for­ma via­ble con la que po­drán avan­zar las fir­mas, aho­ra sí a me­diano y lar­go pla­zo, y ha­bla­mos, (in­sis­to) de las in­ver­sio­nes en es­tas tec­no­lo­gías que son tan im­por­tan­tes, que ten­dría que ser el Pre­si­den­te o Di­rec­tor quién de­be­rá to­mar la de­ci­sión de adop­tar­las o no. Su prin­ci­pal ob­je­ti­vo de­be­ría ser en­fo­car la in­no­va­ción a nue­vos mo­de­los de ne­go­cio del fu­tu­ro, por­que con la in­dus­tria 4.0 al­gu­nos mo­de­los del pa­sa­do per­de­rán vi­gen­cia. Es ahí don­de se va a mos­trar el li­de­raz­go de quie­nes ma­ne­ja es­tas em­pre­sas. La pró­xi­ma re­vo­lu­ción in­dus­trial se es­tá ges­tan­do pron­to, por lo que el per­fil con­ser­va­dor de al­gu­nos de nues­tros em­pre­sa­rios va a obrar en su con­tra; es ne­ce­sa­rio que el per­fil vi­sio­na­rio em­pre­sa­rial ten­ga pues­to un ojo en el cor­to pla­zo, y otro en el lar­go. Los in­vi­to a que re­fle­xio­nen so­bre cuál es el tra­ba­jo fu­tu­ro que quie­ren pa­ra us­te­des y pa­ra las mi­les de per­so­nas que re­pre­sen­tan. Ya lo di­ce Elon Musk, “es­ta­mos dan­do luz a la pró­xi­ma es­pe­cie que va a re­em­pla­zar a la ci­vi­li­za­ción hu­ma­na”. La mo­ne­da es­tá en el ai­re y no va a tar­dar 50 años en caer.

Fun­da­dor y Pre­si­den­te del Con­se­jo de Me­trics

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.