ASI ´ ES EL UNICO´ CAM­PUS DE GOO­GLE QUE AL­BER­GA AL

El Financiero - - EMPRESAS - SAO PAU­LO, BRA­SIL EN­VIA­DO ES­PE­CIAL DIA­NA NA­VA tec­no­lo­gia@el­fi­nan­cie­ro.com.mx Edi­to­ra Ale­jan­dra Cé­sar Coe­di­to­ra Grá­fi­ca: Ana Lui­sa Gon­zá­lez

AUN­QUE ES UN EDI­FI­CIO DE SEIS PI­SOS DE AL­TU­RA,

su fa­cha­da es­tá le­jos de lla­mar la aten­ción. No de­la­ta su fun­ción, has­ta que se in­gre­sa al re­ci­bi­dor y co­mien­zan a aso­mar­se los em­pren­de­do­res, sus compu­tado­ras y los co­lo­res ca­rac­te­rís­ti­cos de Goo­gle: es el úni­co cam­pus pa­ra star­tups de la tec­no­ló­gi­ca en Amé­ri­ca La­ti­na.

Se alo­ja den­tro de una de las zo­nas prin­ci­pa­les en Sao Pau­lo, aun­que un tan­to dis­tan­te del trán­si­to y los al­tos edi­fi­cios que ca­rac­te­ri­zan a la ciu­dad. No es ca­sua­li­dad que Goo­gle ha­ya ele­gi­do a la na­ción su­da­me­ri­ca­na pa­ra ins­ta­lar uno de sus seis es­pa­cios pa­ra em­pren­de­do­res: Bra­sil tie­ne seis ‘uni­cor­nios’, es de­cir, star­tups que al­can­za­ron ya una va­lua­ción por arri­ba de los mil mi­llo­nes de dó­la­res, ex­pli­ca Andrea Ca­loi, ma­na­ger de pro­gra­mas pa­ra star­tups de la fir­ma en Bra­sil. Goo­gle tie­ne cin­co cam­pus más: en Lon­dres, Tel Aviv, Ma­drid, Var­so­via y Seúl. La fun­ción de es­tos es sen­ci­lla, di­ce Ca­loi. “Nos en­car­ga­mos de con­cen­trar a las men­tes tec­no­ló­gi­cas”. La fór­mu­la del cam­pus de Goo­gle pa­re­ce si­mi­lar al de los es­pa­cios de co­wor­king, que han te­ni­do tan­to éxi­to en paí­ses co­mo Mé­xi­co: den­tro de los seis pi­sos hay co­lum­pios, ha­ma­cas y ca­bi­nas te­le­fó­ni­cas acon­di­cio­na­das co­mo es­pa­cios pa­ra jun­tas re­mo­tas, así co­mo per­so­nas con pies des­cal­zos so­bre los si­llo­nes.

Exis­te la mis­ma can­ti­dad de em­pren­de­do­res tra­ba­jan­do so­bre un es­cri­to­rio que quie­nes pre­fie­ren sen­tar­se en una de las ca­mas pa­ra su día la­bo­ral.

Goo­gle ofre­ce ca­si a dia­rio mentorías y even­tos so­bre tec­no­lo­gías co­mo in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, ma­chi­ne lear­ning o asis­ten­tes vir­tua­les.

¿CÓ­MO EN­TRAR?

Hay tres pro­gra­mas: uno me­dian­te el cual em­pren­de­do­res o equi­pos de star­tups pue­den ha­cer uso del es­pa­cio e in­ter­net del cam­pus, así co­mo asis­tir a las con­fe­ren­cias pú­bli­cas, pa­ra lo cual so­lo es ne­ce­sa­rio re­gis­trar­se co­mo so­cio. És­te pro­gra­ma se di­se­ñó pa­ra quie­nes ven en la tec­no­lo­gía un mo­de­lo de ne­go­cio.

Pa­ra los otros dos, la en­tra­da no es tan sen­ci­lla. Las star­tups in­te­re­sa­das de­ben pa­sar por un pro­ce­so de se­lec­ción, en el que se to­man en cuen­ta fac­to­res co­mo las ven­tas o el tiem­po de ope­ra­ción. El pri­mer pro­gra­ma pro­por­cio­na un es­pa­cio pa­ra que cer­ca de 15 equi­pos com­ple­tos tra­ba­jen por pe­rio­dos de un mes y pue­dan ha­cer si­ner­gias en­tre ellos.

El se­gun­do, al que de­no­mi­nan re­si­den­cia, in­vo­lu­cra ga­nar seis me­ses pa­ra ha­cer de es­te cam­pus sus ofi­ci­nas y re­ci­bir mo­ni­to­reo y mentorías pa­ra ha­cer cre­cer sus em­pre­sas. Aun­que Goo­gle sue­le in­ver­tir en star­tups, Crear una apli­ca­ción no­ve­do­sa no es su­fi­cien­te pa­ra el éxi­to, se­ña­la Pa­tri­cia Co­rrea, di­rec­tor de­ve­lo­per mar­ke­ting de Goo­gle Play a ni­vel glo­bal. A me­dia­dos de oc­tu­bre pa­sa­do, la tec­no­ló­gi­ca de Moun­tain View, Ca­li­for­nia, pu­so en mar­cha Aca­demy for App Suc­cess, una pla­ta­for­ma en lí­nea pa­ra de­sa­rro­lla­do­res y no de­sa­rro­lla­do­res que han de­ci­di­do em­pren­der en el uni­ver­so de las apli­ca­cio­nes.

Has­ta aho­ra, la pla­ta­for­ma só­lo tie­ne dis­po­ni­ble el con­te­ni­do en in­glés. Goo­gle sa­be que el len­gua­je oca­sio­nal­men­te es una ba­rre­ra y es por eso que en di­ciem­bre pró­xi­mo to­dos los con­te­ni­dos es­ta­rán dis­po­ni­bles en es­pa­ñol la­tino y por­tu­gués bra­si­le­ño. Es­te -uno de los lan­za­mien­tos que hi­zo la tec­no­ló­gi­ca du­ran­te el even­to Play Ti­me 2018 en São Pau­lo,- tie­ne co­mo an­te­sa­la el po­ten­cial que con­si­de­ran tie­ne La­ti­noa­mé­ri­ca, y en es­pe­cial Mé­xi­co y Bra­sil por el ta­ma­ño na­tu­ral del mer­ca­do, ex­pli­ca Co­rrea. Da­tos de Goo­gle dic­tan que el nú­me­ro de de­sa­rro­lla­do­res que fac­tu­ran 300 mil dó­la­res men­sua­les en La­ti­noa­mé­ri­ca ha cre­ci­do 60 por cien­to en los úl­ti­mos 12 me­ses. Mé­xi­co es­tá por en­ci­ma de es­ta ci­fra; en el país, quie­nes apues­tan por las apps y lo­gran es­ta can­ti­dad men­sual se han du­pli­ca­do en el úl­ti­mo año. Goo­gle fue con­sul­ta­do so­bre el nú­me­ro exac­to de de­sa­rro­lla­do­res, pe­ro el da­to no es­tá dis­po­ni­ble. “Es­to de­mues­tra qué tan im­por­tan­te es La­ti­noa­mé­ri­ca pa­ra no­so­tros, al po­ner­lo en el mis­mo ni­vel que Ja­pón y Co­rea, que son los mer­ca­dos más im­por­tan­tes pa­ra no­so­tros”, co­men­ta Co­rrea en en­tre­vis­ta. La pla­ta­for­ma tam­bién abri­rá los con­te­ni­dos en ja­po­nés y co­reano en los pró­xi­mos me­ses.

Los de­sa­rro­lla­do­res sue­len ol­vi­dar co­sas sim­ples cuan­do de­ci­den po­ner en el mer­ca­do sus apps: cues­tio­nes co­mo la can­ti­dad de no­ti­fi­ca­cio­nes que envían por día, cuán­ta ba­te­ría de­man­dan y el es­pa­cio que és­tas ocu­pan sue­len no ser to­ma­das en cuen­ta, di­ce Co­rrea en las ofi­ci­nas de Goo­gle en São Pau­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.