Fon­dos de es­ta­bi­li­za­ción

El Financiero - - OPINIÓN - Da­vid Col­me­na­res Pá­ra­mo Opi­ne us­ted: bru­no­da­vid­pau@yahoo.com.mx

En mar­zo de 2001 se crea el Fon­do de Es­ta­bi­li­za­ción de los In­gre­sos Pe­tro­le­ros (FEIP), con­for­ma­do con un por­cen­ta­je de los in­gre­sos ex­ce­den­tes, con el fin de re­ver­tir el im­pac­to pre­su­pues­tal de cam­bios brus­cos en los in­gre­sos pe­tro­le­ros de ex­por­ta­ción. Pos­te­rior­men­te, en 2006, el Con­gre­so aprue­ba la Ley de Pre­su­pues­to y Res­pon­sa­bi­li­dad Ha­cen­da­ria, con la fi­gu­ra de los fon­dos de es­ta­bi­li­za­ción, a fin de con­tar con re­ser­vas trans­pa­ren­tes pa­ra ha­cer fren­te a con­tin­gen­cias pre­su­pues­ta­rias. Se de­ter­mi­nó que se des­ti­na­rían los in­gre­sos ex­ce­den­tes a tres fon­dos de es­ta­bi­li­za­ción: el FEIP, el FEIEF y el Fon­do de Es­ta­bi­li­za­ción pa­ra In­ver­sión en In­fra­es­truc­tu­ra en Pe­tró­leos Me­xi­ca­nos.

El 2006 fue un buen mo­men­to en vir­tud de que los in­gre­sos pe­tro­le­ros te­nían ni­ve­les que per­mi­tie­ron que, du­ran­te cin­co años, se pu­die­ran pa­gar lo que eu­fe­mís­ti­ca­men­te se lla­mó “ex­ce­den­tes pe­tro­le­ros” a las en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas, que

Au­di­tor Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción no fue­ron po­cos, equi­va­lían apro­xi­ma­da­men­te a un mes de par­ti­ci­pa­cio­nes, igual que el Im­pues­to a la Te­nen­cia, cu­ya po­tes­tad des­per­di­cio un nú­me­ro im­por­tan­te de go­bier­nos es­ta­ta­les.

Los pri­me­ros años de la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción fe­de­ral, el FEIP, am­plió su co­ber­tu­ra pa­ra com­pen­sar cual­quier re­duc­ción de in­gre­sos fe­de­ra­les, no só­lo las de­ri­va­das de los in­gre­sos pe­tro­le­ros. En 2015, el Fon­do Me­xi­cano del Pe­tró­leo sus­ti­tu­ye el ré­gi­men de de­re­chos; de ahí se pa­gan, en­tre otros ru­bros, las co­ber­tu­ras pe­tro­le­ras y sus trans­fe­ren­cias, for­man par­te de la re­cau­da­ción fe­de­ral par­ti­ci­pa­ble, ba­se pa­ra el pa­go de las par­ti­ci­pa­cio­nes.

El FEIEF (el Fon­do de Es­ta­bi­li­za­ción de los In­gre­sos de las En­ti­da­des Fe­de­ra­ti­vas) ha te­ni­do una evo­lu­ción im­por­tan­te al pro­te­ger las fi­nan­zas es­ta­ta­les, an­te la caí­da de las par­ti­ci­pa­cio­nes y com­pen­sar los efec­tos ne­ga­ti­vos de la cri­sis de 2009. Re­cien­te­men­te se ha se­ña­sal­do la­do que el pró­xi­mo go­bierno re­ci­bi­rá más de 341 mil mi­llo­nes de pe­sos que se en­cuen­tran en tres fon­dos, prin­ci­pal­men­te el FEIP y el FEIEF. El pri­me­ro con más de 247 mil mi­llo­nes, y el FEIEF, con de 76 mil mi­llo­nes al mes de sep­tiem­bre de es­te año. Asi­mis­mo, 19 mil del Fon­do Me­xi­cano del Pe­tró­leo pa­ra la Es­ta­bi­li­za­ción y el Desa­rro­llo.

Los re­cur­sos del FEIEF son pa­ra en­fren­tar con­tin­gen­cias en los go­bier­nos es­ta­ta­les, y por tan­to en los mu­ni­ci­pa­les. Si du­ran­te tres me­ses se­gui­dos, las par­ti­ci­pa­cio­nes pro­gra­ma­das son in­fe­rio­res a lo pre­vis­to, se ac­ti­va el FEIEF y se pa­gan a los es­ta­dos un 75 por cien­to de la in­su­fi­cien­cia; si cuan­do ter­mi­na el año si­gue sien­do ne­ga­ti­vo el de lo pa­ga­do res­pec­to a lo pro­gra­ma­do, se les pa­ga al cien por cien­to la dis­mi­nu­ción anual.

En 2009, las par­ti­ci­pa­cio­nes ca­ye­ron al­re­de­dor de 40 mil mi­llo­nes de pe­sos, se ac­ti­vó el FEIEF, que en­ton­ces te­nía 22 mil mi­llo­nes y 2 mil de in­tere­ses, con lo que se pu­do com­pen­sar só­lo una par­te de la pér­di­da, por ello se re­cu­rrió a una fi­gu­ra in­ge­nio­sa, que fun­cio­nó, la de po­ten­ciar el úl­ti­mo pa­go con un cré­di­to, que en me­nos de dos años pa­ga­ron las en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas.

En los úl­ti­mos tres años, el sal­do fi­nal ha es­ta­do por en­ci­ma de lo pro­gra­ma­do, lo cual ha per­mi­ti­do que hoy pre­sen­te un sal­do de 74 mil mi­llo­nes, lo que les per­mi­te cer­te­za pre­su­pues­tal a los es­ta­dos en ca­so de que sus par­ti­ci­pa­cio­nes es­tén por de­ba­jo de lo es­ti­ma­do. Por lo me­nos les da pa­ra dos años, si las con­di­cio­nes fue­ran di­fí­ci­les.

Y es­tá el te­ma del IEPS de las ga­so­li­nas, que fue co­mo un bál­sa­mo en 2015 cuan­do caen los pre­cios del pe­tró­leo, y por tan­to los in­gre­sos pe­tro­le­ros. El IEPS sal­vó las fi­nan­zas pú­bli­cas de los tres ór­de­nes de go­bierno; cier­to, es un im­pues­to in­di­rec­to que se in­cor­po­ra al pre­cio de las ga­so­li­nas, pe­ro se ha re­du­ci­do y po­dría re­du­cir­se más, pau­la­ti­na­men­te.

Se com­pen­sa con bue­nas po­lí­ti­cas de gas­to en los tres ór­de­nes de go­bierno. A ello con­tri­bui­rán las fa­cul­ta­des de fis­ca­li­za­ción de las par­ti­ci­pa­cio­nes con que hoy cuen­ta la ASF.

“El FEIEF ha te­ni­do una evo­lu­ción im­por­tan­te al pro­te­ger las fi­nan­zas es­ta­ta­les, an­te la caí­da de las par­ti­ci­pa­cio­nes”

“Y es­tá el te­ma del IEPS de las ga­so­li­nas, que fue co­mo un bál­sa­mo en 2015 cuan­do caen los pre­cios del pe­tró­leo”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.