RE­CUEN­TO A LA OBRA DE IG­NA­CIO DÍAZ MO­RA­LES

Ex­po­nen “La in­ti­mi­dad y lo sa­gra­do en la ar­qui­tec­tu­ra” en Gua­da­la­ja­ra

El Informador - Suplemento 1 - - Espacios -

La Ca­sa ITESO Cla­vi­ge­ro, ofre­ce la ex­po­si­ción “La in­ti­mi­dad y lo sa­gra­do en la ar­qui­tec­tu­ra”, de Ig­na­cio Díaz Mo­ra­les. El coor­di­na­dor del es­pa­cio, Gu­tie­rre Ace­ves, se­ña­ló que no es una ex­po­si­ción “que cu­bra to­do el ran­go de ac­ti­vi­da­des y de ar­qui­tec­tu­ra que reali­zó Ig­na­cio Díaz Mo­ra­les, sino que nos con­cen­tra­mos en la ar­qui­tec­tu­ra do­més­ti­ca y en la ar­qui­tec­tu­ra re­li­gio­sa”.

Aña­dió que es un re­co­rri­do por sie­te obras ar­qui­tec­tó­ni­cas (cua­tro ca­sas y tres tem­plos) rea­li­za­das en­tre 1935 y 1975, “dan cuen­ta tan­to de la evo­lu­ción es­ti­lís­ti­ca del ar­qui­tec­to co­mo de su poé­ti­ca del es­pa­cio lo­gra­da en sus ca­sas ha­bi­ta­ción y en el gé­ne­ro re­li­gio­so, es par­te de lo que po­drán apre­ciar los vi­si­tan­tes en la ex­po­si­ción”.

Ace­ves ma­ni­fes­tó que la mues­tra es­tá in­te­gra­da por 120 pie­zas, de las cua­les la ma­yor par­te pro­vie­ne del ar­chi­vo pro­fe­sio­nal del ar­qui­tec­to, ad­qui­ri­do por el ITESO, que hoy for­man par­te del Fon­do Ig­na­cio Díaz Mo­ra­les, la ex­po­si­ción es­tá cu­ra­da por él y por el ar­qui­tec­to Javier Díaz Rey­no­so.

A su vez, la coor­di­na­do­ra de bi­blio­te­ca de la Di­rec­ción de In­for­ma­ción Aca­dé­mi­ca del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co y de Es­tu­dios Su­pe­rio­res de Oc­ci­den­te (ITESO), Lour­des Jai­me, ex­pu­so que el fon­do es­tá in­te­gra­do por un acer­vo de al­re­de­dor de cua­tro mil vo­lú­me­nes, que abar­ca te­mas co­mo ar­qui­tec­tu­ra, ur­ba­nis­mo, ar­te, li­te­ra­tu­ra y re­li­gión.

Ade­más, una pla­no­te­ca con 16 mil pla­nos de su obra re­si­den­cial, re­li­gio­sa y ur­ba­na y un ar­chi­vo do­cu­men­tal de más de “200 mil uni­da­des do­cu­men­ta­les de su queha­cer pro­fe­sio­nal en­tre me­mo­rias de gas­tos, con­ta­bi­li­da­des, co­rres­pon­den­cia y fo­to­gra­fías”.

Tam­bién “al­go de do­cu­men­ta­ción per­so­nal co­mo tar­je­tas, ra­mi­lle­tes es­pi­ri­tua­les, al­gu­nas fo­tos fa­mi­lia­res, mem­bre­cías y lo grue­so de los do­cu­men­tos es so­bre su pro­pia obra”.

De­ta­lló que la ex­po­si­ción se com­ple­men­ta con mue­bles, pie­zas de jo­ye­ría y otros ob­je­tos di­se­ña­dos por Díaz Mo­ra­les, ade­más de fo­to­gra­fías de épo­ca pro­ve­nien­tes del acer­vo del ar­qui­tec­to que aún con­ser­va su fa­mi­lia.

Javier Díaz Rey­no­so, ar­qui­tec­to que co­la­bo­ró en el des­pa­cho de Díaz Mo­ra­les en­tre 1980 y 1992, ex­pre­só que “al igual que en la obra de ar­qui­tec­tos con­tem­po­rá­neos a Díaz Mo­ra­les co­mo Luis Ba­rra­gán y Ra­fael Ur­zúa, el tra­ba­jo de Díaz Mo­ra­les pue­de di­vi­dir­se en tres eta­pas: la pri­me­ra, muy re­gio­na­lis­ta, muy ape­ga­da a las fa­mi­lias con las que con­vi­ven”.

“La se­gun­da eta­pa es muy fun­cio­na­lis­ta, muy ra­cio­nal; y la ter­ce­ra que sin­te­ti­za los dos mun­dos, el re­gio­na­lis­ta con el fun­cio­na­lis­ta, y es cuan­do crea­ron su obra más dis­tin­gui­da”.

Afir­mó que la ex­po­si­ción tra­ta de con­tes­tar las pre­gun­tas: “¿có­mo se ha­ce un es­pa­cio ín­ti­mo? y ¿có­mo se ha­ce un es­pa­cio sa­gra­do?; es un res­ca­te de su legado, que es co­no­ci­do pe­ro no muy di­fun­di­do”.

Ig­na­cio Díaz Mo­ra­les na­ció el 16 de no­viem­bre de 1905 en Gua­da­la­ja­ra y mu­rió el 3 de sep­tiem­bre de 1992.

De 1924 a 1928 reali­zó sus es­tu­dios de in­ge­nie­ro en la Es­cue­la Li­bre de In­ge­nie­ros que di­ri­gía Am­bro­sio Ulloa, ahí mis­mo com­ple­men­tó des­pués cur­sos de ar­qui­tec­tu­ra, al­gu­nos de sus maes­tros fue­ron Luis y Fran­cis­co Ugar­te, Agus­tín Basave y Au­re­lio Ace­ves, y tu­vo com­pa­ñe­ros co­mo Luis Ba­rra­gán Mor­fín, Ra­fael Ur­zúa Arias y Pe­dro Cas­te­lla­nos Lam­bley.

De 1925 a 1930 tra­ba­jó en el des­pa­cho del in­ge­nie­ro Luis Ugar­te, reali­zó va­rios tra­ba­jos de 1930 a 1938 pa­ra Ferrocarril Sud-Pa­cí­fi­co de Mé­xi­co, ya de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te y du­ran­te los si­guien­tes 50 años par­ti­ci­pó prin­ci­pal­men­te en Gua­da­la­ja­ra, en obras de con­ser­va­ción del pa­tri­mo­nio, ur­ba­nas, ar­qui­tec­tó­ni­cas, aca­dé­mi­cas y de pro­mo­ción cul­tu­ral.

En 1948 fun­dó la Es­cue­la de Ar­qui­tec­tu­ra de la UdeG, pa­ra es­ta es­cue­la tra­jo a par­tir de 1950 a va­rios ar­qui­tec­tos de Eu­ro­pa: Horst Har­tung Franz, Mat­hias Goe­ritz, Sil­vio Al­ber­ti Le­va­ti, Bruno Ca­do­re Mar­co­lon­go, Car­lan­ge­lo Ko­va­ce­vich y Erich Cou­fal Kies­wet­ter; y tam­bién fue do­cen­te del ITESO du­ran­te 20 años.

Las obras ar­qui­tec­tó­ni­cas de Díaz Mo­ra­les de las que se pre­sen­tan ma­te­ria­les en la ex­po­si­ción son: Ca­sa Tri­ni­dad Ochoa, Ca­sa Pe­dro Martínez Rivas, Ca­sa Sau­za y Ca­sa Da­vid Alar­cón y Se­ño­ra Men­cha­ca, es­ta úl­ti­ma aún en píe. Ade­más de tres re­cin­tos re­li­gio­sos, el Tem­plo de Nues­tra Se­ño­ra de la Paz, la ca­pi­lla del Ins­ti­tu­to de la Ve­ra Cruz y la in­ter­ven­ción que hi­zo al Tem­plo Ex­pia­to­rio del San­tí­si­mo Sa­cra­men­to y la Cruz de Pla­zas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.