Po­lí­ti­ca

El Sol de Mexico - - ANÁLISIS -

por aña­di­du­ra, que efec­tuó An­to­nio Grams­ci: el po­der, au­xi­lia­do por el con­ven­ci­mien­to de que una de­ci­sión es per­ti­nen­te cuan­do se de­mues­tra que va a in­fluir vir­tuo­sa­men­te en la con­duc­ta de hombres, mu­je­res y ni­ños que for­man par­te de las so­cie­da­des con­tem­po­rá­neas, es la cla­ve de la con­vi­ven­cia den­tro y en­tre las com­ple­jas so­cie­da­des que hoy ha­bi­tan el mun­do. Y el co­lo­fón se­ría: la po­lí­ti­ca es la ac­ti­vi­dad per­ma­nen­te que se des­plie­ga pa­ra dis­tri­buir y re­dis­tri­buir va­lo­res en­tre la so­cie­dad en­te­ra, en­ten­di­do co­mo va­lor el ob­je­to de cual­quier ac­ti­tud, ne­ce­si­dad, de­seo o pro­pó­si­to le­gí­ti­mo cu­ya rea­li­za­ción se pro­pon­ga.

La jer­ga es­pe­cia­li­za­da y sus usua­rios, im­pi­den hoy en­ten­der los sig­ni­fi­ca­dos cla­ve de la in­ves­ti­ga­ción so­cial, eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca, que ha­gan po­si­ble la per­ma­nen­te re­dis­tri­bu­ción de opor­tu­ni­da­des vi­ta­les. Apa­re­cie­ron los ¡co­mu­ni­ca­do­res! que rea­li­zan su mi­sión a tra­vés de los me­dios. Las pa­la­bras que em­plean os­cu­re­cen los sig­ni­fi­ca­dos y los pro­pó­si­tos de las di­ver­sas ac­cio­nes po­lí­ti­cas, las cua­les son acep­ta­das sin en­ten­der­se. Los lin­güis­tas, tra­duc­to­res de ar­ca­nos sig­ni­fi­ca­dos, nos ofre­cen nue­vos sus­tan­ti­vos que con agre­gar­les una o dos sí­la­bas más, ga­ran­ti­zan que de in­me­dia­to sean asi­mi­la­dos. Ahí es­tán los “ni­ve­les”, “los te­mas”, que su­plen y ocul­tan los pro­ble­mas. Así en la so­cie­dad con­tem­po­rá­nea me­xi­ca­na, ya no hay pro­ble­mas, hay sim­ple­men­te te­mas, en­ca­be­za­dos y ti­tu­la­res que iden­ti­fi­can pro­pó­si­tos y ac­cio­nes, y pa­la­bras que na­die -ex­cep­to los “po­lí­ti­cos”, sus lo­cu­to­res y es­cri­bas-, sa­ben dón­de y pa­ra qué se ori­gi­nan y ha­cia dón­de van. Allí es­tán los vo­ca­blos ex­ten­di­dos cu­yo sig­ni­fi­ca­do ocul­tan las sí­la­bas in­ne­ce­sa­rias. Las nue­vas pa­la­bras es­cri­tas y di­chas pro­pi­cian que la po­lí­ti­ca ya no sea el pro­pó­si­to pe­ren­ne de re­dis­tri­buir va­lo­res den­tro de la so­cie­dad en­te­ra, en­ten­di­dos co­mo va­lo­res los ob­je­tos sen­ci­llos, ne­ce­sa­rios, in­dis­pen­sa­bles que per­mi­ten una con­vi­ven­cia so­cial gra­ta, li­bre de vi­ci­si­tu­des. La po­lí­ti­ca es hoy la ca­pa­ci­dad de im­po­ner de­ci­sio­nes que afec­tan a los gran­des gru­pos de po­bla­ción y que be­ne­fi­cia úni­ca­men­te a los enanos gru­pos de po­lí­ti­cos pa­rá­si­tos que acu­mu­lan po­der pa­ra dis­fru­tar pri­vi­le­gios y for­tu­nas.

Así en la so­cie­dad con­tem­po­rá­nea me­xi­ca­na, ya no hay pro­ble­mas, hay sim­ple­men­te te­mas, en­ca­be­za­dos y ti­tu­la­res que iden­ti­fi­can pro­pó­si­tos y ac­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.