Fren­te a la ad­ver­si­dad, una so­cie­dad ejem­plar

El Sol de Mexico - - ANÁLISIS - AARÓN IRÍZAR

Los sis­mos ocu­rri­dos re­cien­te­men­te en el sur y cen­tro del país han si­do de los más po­ten­tes y des­truc­ti­vos des­de ha­ce 32 años. El más re­cien­te, de 7.1 en es­ca­la Rich­ter cau­só gra­ves afec­ta­cio­nes a los es­ta­dos de Mo­re­los, Pue­bla, Es­ta­do de Mé­xi­co, Tlax­ca­la y la Ciu­dad de Mé­xi­co, así co­mo a otras en­ti­da­des que ya ha­bían re­sen­ti­do un sis­mo, co­mo Oa­xa­ca, Chia­pas y Gue­rre­ro.

Has­ta el mo­men­to, de acuer­do con ci­fras ofi­cia­les, se han con­ta­bi­li­za­do 337 personas fa­lle­ci­das, de las cua­les 198 fue­ron en la Ciu­dad de Mé­xi­co, así co­mo de­ce­nas de in­mue­bles co­lap­sa­dos y mi­les de edi­fi­cios da­ña­dos, al­gu­nos de los cua­les ten­drán que ser de­rrum­ba­dos, ya que aho­ra son in­ha­bi­ta­bles.

De acuer­do con el Eje­cu­ti­vo Fe­de­ral, la re­cons­truc­ción de los es­ta­dos afec­ta­dos por los sis­mos po­dría al­can­zar la ci­fra de 37 mil mi­llo­nes de pe­sos, por lo que se ten­drán que ha­cer ajus­tes a otros gas­tos.

Sin du­da, es­te ha si­do un año de im­por­tan­te ac­ti­vi­dad sísmica y me­teo­ro­ló­gi­ca en nues­tro país, fe­nó­me­nos que des­afor­tu­na­da­men­te han de­ja­do a su pa­so una es­te­la de des­truc­ción y des­gra­cia en mu­chas co­mu­ni­da­des, sin em­bar­go, la reac­ción de la so­cie­dad me­xi­ca­na ha si­do ejem­plar.

An­te la ad­ver­si­dad, Mé­xi­co ha da­do al mun­do una lec­ción de so­li­da­ri­dad, va­len­tía y pa­trio­tis­mo. Tras el sis­mo del 19 de sep­tiem­bre las y los me­xi­ca­nos, jó­ve­nes y adul­tos, se su­ma­ron a las la­bo­res de res­ca­te y se die­ron a la ta­rea de es­ta­ble­cer cen­tros de aco­pio en fa­vor de las víc­ti­mas y dam­ni­fi­ca­dos.

De for­ma de­sin­te­re­sa­da y sin im­por­tar las dis­tan­cias, los jó­ve­nes acu­die­ron en bri­ga­das a las di­ver­sas zo­nas afec­ta­das, de­mos­tran­do que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes es­tán com­pro­me­ti­das con Mé­xi­co. Es evi­den­te que, aun­que pa­sen los años, la so­li­da­ri­dad se­gui­rá sien­do el dis­tin­ti­vo que de­fi­na a la so­cie­dad me­xi­ca­na.

Las Fuer­zas Ar­ma­das vol­vie­ron a re­afir­mar su com­pro­mi­so con nues­tro país, acu­dien­do con pron­ti­tud a au­xi­liar a las víc­ti­mas y a em­pren­der las la­bo­res de res­ca­te y re­mo­ción de es­com­bros.

Ejér­ci­to y Ma­ri­na, en co­la­bo­ra­ción con los ór­ga­nos de se­gu­ri­dad de los tres ni­ve­les de go­bierno, cuer­pos de res­ca­te na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les, or­ga­ni­za­cio­nes de la so­cie­dad ci­vil y ciu­da­da­nía, mos­tra­ron una gran coor­di­na­ción y tra­ba­jo de equi­po con el úni­co ob­je­ti­vo de sal­var vi­das y le­van­tar a Mé­xi­co.

Hoy, Mé­xi­co de­mos­tró ser un país di­fe­ren­te al de ha­ce 32 años, es­ta­mos me­jor pre­pa­ra­dos pa­ra afron­tar desas­tres na­tu­ra­les y con­ta­mos con me­jo­res prác­ti­cas e ins­ti­tu­cio­nes en ma­te­ria de pro­tec­ción ci­vil y pre­ven­ción. La so­cie­dad en ge­ne­ral, se en­cuen­tra más in­for­ma­da so­bre las ac­cio­nes que de­be to­mar an­te una si­tua­ción de emer­gen­cia.

Aún no es mo­men­to de ba­jar la guar­dia, la po­bla­ción afec­ta­da por los sis­mos y hu­ra­ca­nes se­gui­rá ne­ce­si­tan­do de to­da la ayu­da po­si­ble en los pró­xi­mos me­ses. Las la­bo­res de re­cons­truc­ción cons­ti­tu­yen un re­to im­por­tan­te pa­ra nues­tro país, cien­tos de vi­vien­das, es­cue­las y clí­ni­cas ten­drán que ser re­cons­trui­das o re­mo­de­la­das, por ello, es ne­ce­sa­rio que el es­pí­ri­tu de coope­ra­ción y so­li­da­ri­dad de los me­xi­ca­nos con­ti­núe enar­de­ci­do.

Jun­tos, so­cie­dad y go­bierno, so­mos más fuer­tes y ha­ce­mos de Mé­xi­co un me­jor país. Con­ti­nue­mos ayu­dan­do con­jun­ta­men­te en es­ta no­ble e im­por­tan­te la­bor.

Se­na­dor del PRI por So­no­ra @Aa­ro­nI­ri­zar Fa­ce­book.com/aa­ron.iri­zar­lo­pez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.