De­be INAI apli­car san­cio­nes: ex­co­mi­sio­na­do de IFAI

El Sol de Toluca - - Local - VIOLETA HUER­TA

El di­rec­tor del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Cien­cias Pe­na­les (INACIPE) y ex­co­mi­sio­na­do del IFAI Ge­rar­do La­vea­ga Ren­dón re­pro­chó que aun cuan­do el INAI tie­ne dien­tes nun­ca los ha usa­do, por lo cual ur­gió a apli­car la ley y a im­po­ner san­cio­nes, pues si la trans­pa­ren­cia, di­jo, fue­ra una reali­dad, en Mé­xi­co no ha­bría co­rrup­ción.

Du­ran­te la en­tre­ga de Cons­tan­cias a Egre­sa­dos de la Maes­tría en Po­lí­ti­cas An­ti­co­rrup­ción lla­mó a bus­car nue­vas for­mas de com­ba­tir la co­rrup­ción y a im­pul­sar dos fren­tes: el cul­tu­ral y el ju­rí­di­co, pues no po­de­mos es­pe­rar re­sul­ta­dos dis­tin­tos si siem­pre ha­ce­mos lo mis­mo y uti­li­za­mos la mis­ma es­tra­te­gia.

“En co­rrup­ción eso nos ha pa­sa­do: he­mos tra­ta­do de en­fren­tar­la siem­pre, con la mis­ma me­di­da siem­pre, y esa me­di­da tie­ne un nom­bre ho­rro­ro­so, se lla­ma: si­mu­la­ción; va­mos a ha­cer co­mo que la com­ba­ti­mos.

“Co­mo que ha­ce­mos co­mi­sio­nes, co­mo que ha­ce­mos gru­pos gran­des, co­mo que ha­ce­mos una gran can­ti­dad de co­sas pa­ra com­ba­tir la co­rrup­ción. Eins­tein se reiría de no­so­tros y si no se reiría de no­so­tros nos di­ría: no quie­ren com­ba­tir­la”.

En el fren­te cul­tu­ral pa­ra com­ba­tir la co­rrup­ción, ad­vir­tió, se re­quie­re cam­biar el chip de lo que te­ne­mos, la vi­sión cul­tu­ral de cuán­to me vas a dar o de que yo quie­ro al­go de ti; esa men­ta­li­dad es la que nos ha arras­tra­do, pe­ro no es pro­ble­ma de le­yes, de re­for­mas, ni de po­lí­ti­cas pú­bli­cas; sino de fa­mi­lia y de es­cue­la.

De he­cho, di­jo, al ser ca­da vez me­nos tran­si­gen­tes con esas con­duc­tas va­mos por buen ca­mino, pues es­ta­mos po­nien­do la lin­ter­na en el te­ma cul­tu­ral de que ya no se va­le, es in­de­bi­do y al po­si­cio­nar eso en es­ta­re­mos pre­sen­tan­do un fren­te in­te­li­gen­te an­te la co­rrup­ción.

En el ám­bi­to ju­rí­di­co, di­jo, he­mos si­do cau­tos, y si bien hay que ser res­pon­sa­bles y éti­cos, no bas­ta y no ha bas­ta­do, pues se re­quie­re ser au­da­ces, ima­gi­na­ti­vos y cru­dos: usar me­di­das au­da­ces, ver las prác­ti­cas exi­to­sas de otros paí­ses co­mo en Sin­ga­pur, uno de los me­nos co­rrup­tos don­de se combate in­vir­tien­do la car­ga de la prue­ba, en el ca­so de la pre­sun­ción de inocen­cia.

En el fren­te cul­tu­ral pa­ra com­ba­tir la co­rrup­ción se re­quie­re cam­biar el chip de lo que te­ne­mos".

“En Sin­ga­pur es al re­vés: hay sos­pe­chas de que ese ran­cho lo con­se­guis­te de ma­ne­ra ile­gal. Di­me te lo re­ga­lo su pa­dre, tu abue­lo, tus in­ver­sio­nes y si tú no lo logras, vas a la cár­cel”. To­dos los de­re­chos, di­jo, tie­nen ex­cep­cio­nes y re­ver­tir la car­ga de la prue­ba en ca­sos ex­cep­cio­na­les no se­ría in­cons­ti­tu­cio­nal, ni ile­gal, ni dis­pa­ra­ta­do.

Ade­más, ad­vir­tió la ne­ce­si­dad de re­vi­sar fi­gu­ras co­mo la ex­tin­ción de do­mi­nio, don­de se ve­ri­fi­que si al­guien ren­ta que la per­so­na a quien le ren­ta no sea de­lin­cuen­te, ten­ga ga­ran­tías, vi­gi­lan­cia, pues eso ha fun­cio­na­do en otros paí­ses.

Los dipu­tados, di­jo, pue­den po­ner­le uñas y dien­tes al INAI, obli­gar a que se trans­pa­ren­te, que to­do sal­ga en los por­ta­les, pues ese ins­ti­tu­to es gi­gan­tes­co, pe­ro no da los re­sul­ta­dos que se es­pe­ran de él. “Te­ne­mos que ser cru­dos, des­car­na­dos, au­da­ces, ima­gi­na­ti­vos”, afirmó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.