ASE­SI­NAN A VO­CA­LIS­TA DE CUISILLOS

El má­na­ger de Cuisillos: la muer­te del vo­ca­lis­ta no tu­vo que ver con el gé­ne­ro gru­pe­ro; Fis­ca­lía: fue ata­que di­rec­to

El Universal - - PORTADA - HUMBERTO MON­TO­YA Y JA­NET MÉRIDA —es­pec­tácu­los@elu­ni­ver­sal.com.mx

Re­pre­sen­tan­te de la ban­da ase­gu­ra que fue un he­cho ais­la­do; la Fis­ca­lía, que se tra­tó de un ata­que di­rec­to.

Fran­cis­co Ernesto Ruiz, uno de los vo­ca­lis­tas de la Ban­da Cuisillos, fue ase­si­na­do ayer a ba­la­zos en su do­mi­ci­lio. Las ver­sio­nes en torno a su ho­mi­ci­dio no son cla­ras.

La Fis­ca­lía de Ja­lis­co des­car­tó la hi­pó­te­sis del in­ten­to de ro­bo. En un co­mu­ni­ca­do, la de­pen­den­cia pre­ci­só que los he­chos ocu­rrie­ron en la ca­lle Sa­muel Ra­mos al cru­ce con Mon­te Oli­vet­ti.

“De acuer­do con las pri­me­ras pes­qui­sas, se ha po­di­do es­ta­ble­cer que el hom­bre fue ata­ca­do a ba­la­zos de for­ma di­rec­ta por va­rios su­je­tos que arri­ba­ron al do­mi­ci­lio y lo agre­die­ron con ar­mas de fue­go y se die­ron a la fu­ga. En la es­ce­na se en­con­tra­ron cas­qui­llos de ar­ma de fue­go”, de­ta­lló la Fis­ca­lía.

Aun cuan­do se si­gue in­ves­ti­gan­do las ra­zo­nes, Hu­go León, re­pre­sen­tan­te del gru­po ja­lis­cien­se, con­si­de­ró que es­te he­cho no tie­ne que ver con el gé­ne­ro gru­pe­ro.

En en­tre­vis­ta con EL UNI­VER­SAL, di­jo des­co­no­cer cuál fue la ra­zón de su muer­te.

“Fue en su ca­sa, es­ta­ba des­can­san­do, es­ta­ba con su fa­mi­lia. Es un he­cho ais­la­do, le to­có a un gru­pe­ro pe­ro es ais­la­do, le to­có una ma­la suer­te”, ex­pli­có vía te­le­fó­ni­ca.

“Es­tu­vi­mos ahí en el lu­gar de los he­chos, re­co­gie­ron el cuer­po, se lo lle­va­ron y pues lo úni­co que de­cía la es­po­sa fue que ella di­jo que ha­bía si­do un asal­to, la ver­dad yo des­co­noz­co y yo no qui­se pre­gun­tar­le por res­pe­to a la fa­mi­lia. Yo fui co­mo un ami­go a apo­yar mo­ral­ment qué fue lo que pa­só. Es­ta­ba con su fa­mi­lia en su ca­sa”, de­ta­lló.

Ruiz, quien lle­va­ba dos años con el gru­po lue­go de ha­ber per­te­ne­ci­do a la ban­da Fres­ni­to, per­dió la vi­da mien­tras des­can­sa­ba lue­go de una se­rie de pre­sen­ta­cio­nes. Su re­pre­sen­tan­te ase­gu­ró des­co­no­cer la lí­nea de in­ves­ti­ga­ción, pues só­lo ha po­di­do ha­blar con su es­po­sa y los pa­dres del can­tan­te.

“Ha­blé con ella muy po­co por­que es­ta­ba muy mal. Es­ta­ba prác­ti­ca­men­te a ocho o diez días de ha­ber­se cam­bia­do a esa ca­sa, en­ton­ces yo no sa­bía en dón­de vi­vía. Fue muy po­qui­to lo que ha­blé con ella. Tu­ve la opor­tu­ni­dad de pla­ti­car con los pa­pás de Ernesto y es­tán muy cons­ter­na­dos”.

León di­jo que los in­te­gran­tes se en­con­tra­ban des­can­sa­do lue­go de los shows que ha­bían te­ni­do el fin de se­ma­na pa­sa­do y que, in­clu­so, los pla­nes pa­ra sus pró­xi­mos shows si­guen en pie.

“Nos ofre­cie­ron que si que­ría­mos can­ce­lar o al­go, pe­ro pues son mu­chas co­sas y por res­pe­to tam­bién a la gen­te,a los em­pre­sa­rios y la gen­te es­tá con no­so­tros; di­je­ron: ‘lo que us­te­des de­ci­dan’ y la ver­dad es que así es es­to, el show de­be de con­ti­nuar”, se­ña­ló.

La úl­ti­ma vez que el re­pre­sen­tan­te tu­vo co­mu­ni­ca­ción con Ruiz fue el lu­nes. Ne­gó que él o cual­quier otro in­te­gran­te del gru­po tu­vie­ra pro­ble­mas con al­guien.

“La ver­dad es que era un cha­vo muy sano. Se lle­va­ba sú­per bien y ad­mi­ra­ba que se lle­va­ra así con su es­po­sa, era una fa­mi­lia y un ma­tri­mo­nio muy jo­ven. Lle­gó a lle­var a su es­po­sa, lo que muy po­cos ar­tis­tas ha­cen, a las gra­ba­cio­nes de los vi­deos, era un gran ti­po”.

Se cons­ter­na el me­dio gru­pe­ro. El can­tan­te Ju­lión Ál­va­rez man­dó sus con­do­len­cias a la fa­mi­lia del can­tan­te. Sin ahon­dar en de­ta­lles, di­jo que la si­tua­ción del país no es la idó­nea, por lo que re­gre­sar a ca­sa es una ben­di­ción.

“Te­ne­mos 10 años de ca­rre­ra y ha ha­bi­do tiem­pos di­fí­ci­les en nues­tro país y yo di­go, qué ti­po de pro­tec­ción o de cui­da­do ten­dría, es im­po­si­ble. Dios nos per­mi­te tra­ba­jar y re­gre­sar a ca­sa siem­pre”.

El can­tau­tor Te­mo Már­quez no qui­so vin­cu­lar el ho­mi­ci­dio el gé­ne­ro gru­pe­ro, sino co­mo pro­duc­to de la de­lin­cuen­cia.

“Nues­tro país tris­te­men­te es­tá pa­san­do por una ola de vio­len­cia y un montón de co­sas que me ha­cen creer que ya se es­tá aca­ban­do el mun­do; no pue­de ser que ha­ya tan­tas co­sas, tan se­gui­do, y no so­la­men­te en el gé­ne­ro gru­pe­ro

“La gen­te sa­le a la ca­lle y no sa­be si te van a asal­tar o qué. Aquí fue to­da­vía peor, por­que fue den­tro de su ca­sa. Co­mo que nues­tras au­to­ri­da­des es mo­men­to de que ha­gan al­go sí o sí. Ya es de­ma­sia­do”, la­men­tó.

Mi­mo­so, ex in­te­gran­te del Re­co­do, se mos­tró cons­ter­na­do: “Al­do —in­te­gran­te de su ban­da que fue ase­si­na­do en 2014— no me­re­cía que na­die le qui­ta­ra la vi­da, que sea por vo­lun­tad de Dios”.

Los in­te­gran­tes de la ex­plo­si­va Ban­da del Ma­za la­men­ta­ron el ase­si­na­to y pi­die­ron al gre­mio se­guir tra­ba­jan­do: “No nos da mie­do, pa­ra na­da, la gen­te, no­so­tros lo que que­re­mos es ha­cer mú­si­ca re­gio­nal”.

“Fue en su ca­sa, es­ta­ba des­can­san­do, es­ta­ba con su fa­mi­lia. Es un he­cho ais­la­do de lo gru­pe­ro” HU­GO LEÓN Re­pre­sen­tan­te de la ban­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.